Habana 1887

Posted By on 8 agosto, 2013

 

Durante la crisis con Alemania por las islas Carolinas, el Casino Español de la Habana realizó una suscripción pública para la adquisición de un torpedero. Por esa razón se llamó Habana, según Real orden de 15 de agosto de 1886.

Foto del torpedero Habana. Colección de don Alfredo Aguilera.

Foto del torpedero Habana. Colección de don Alfredo Aguilera.

Se autorizó su construcción el 24 de diciembre de 1885 y se contrató el 3 de marzo de 1886 con la empresa británica Thornycroft. Se colocó su quilla el 15 de abril de 1886. Fue botado el 27 de octubre y entregado el 11 de marzo de 1887.

Su casco de acero desplazaba 60 toneladas. Medía 39 metros de eslora, 3,85 de manga, 2,4 de puntal y 1,85 de calado. Tripulado por 18 a 20 hombres.

Con los 800 caballos de potencia de su máquina vertical de doble expansión, alcanzaba los 21 nudos en pruebas.

Armado con dos tubos lanzatorpedos de 350 mm y una ametralladora Nordenfelt de 25 mm.

El 5 de abril de 1888 zarpó de Ferrol rumbo a Cartagena con el cazatorpedero Destructor y los torpederos Halcón, Ariete, Rayo y Azor. Debían reunirse en Cartagena con otros torpederos y realizar varios ejercicios. Al doblar cabo Finisterre les sorprendió un fuerte temporal y hubo una explosión en una de las calderas del torpedero Habana, matando a dos fogoneros y dos marineros. Quedó al garete y varó en cabo Toriñana. A pesar del peligro de perderse, pudo sacarlo el Destructor y llevarlo a remolque a Corcubión, pidiéndose la concesión la Cruz Laureada de San Fernando a sus comandantes, Ozamiz y Villaamil, un cabo de mar y dos marineros.

A comienzos del año 1891 estaba encuadrado en la Brigada torpedista, con los cazatorpederos Destructor, Terror, Audaz, Osado y Proserpina, los torpederos de primera clase Ariete, Rayo, Azor y Halcón, y los de segunda clase Ordóñez, Orión, Barceló, Acevedo y la lancha torpedera Aire.

A finales de agosto de 1893 se concentraron en Cartagena varios buques para realizar maniobras de simulacro de lanzamiento de torpedos en aguas de Santa Pola. Tomaron parte en las maniobras el acorazado Pelayo y otros buques de la Escuadra de Instrucción, además de los torpederos Barceló, Rigel y Habana, llegados de Cádiz.

En septiembre de 1893 se iniciaron unas maniobras de la Escuadra de Instrucción entre los cabos de Gata y San Antonio. Mandaba la escuadra el contraalmirante don Zoilo Sánchez Ocaña. La escuadra se dividió en dos agrupaciones para simular un combate en aguas de Alicante, zarpando de Cartagena el 15 de septiembre y fondeando en Santa Pola al día siguiente. A causa de unos incidentes ocurridos en Melilla, la escuadra interrumpe las maniobras y zarpa de Alicante el día 9 de octubre, fondeando el mismo día en Cartagena para cargar combustible, agua y víveres. Quedando en Cartagena los torpederos, el resto de buques zarpa rumbo sur, a la costa africana.

El día 20 de agosto de 1894 comenzaron en aguas de Santa Pola unas maniobras que debían durar un mes, hasta el 20 de septiembre, en la que participaron el cazatorpedero Destructor y los torpederos Habana, Barceló, Retamosa, Ariete, Rayo y Rigel.

El mismo año de 1894 realizó unas maniobras con el cañonero torpedero Galicia y los torpederos Rayo, Rigel y Barceló. Estaban al mando del director de la escuela de torpedos de Cartagena, don Joaquín Bustamante y Quevedo.

En el mes de octubre de 1895 se crearon tres divisiones de torpederos. El torpedero Habana fue asignado a la división de Cádiz junto al Barceló y Retamosa.

En 1898 formó parte de la segunda división de torpederos, destinada a la defensa de la costa gallega ante un posible ataque de los Estados Unidos.

En 1905 cambió su denominación por la de Nº 15 y en 1912 por la de Nº 45. El 19 de julio de 1908 zarpó de Ferrol con el torpedero Halcón rumbo a San Sebastián, Bilbao, Santander. En alta mar realizaron ejercicios de lanzamientos de torpedos. Finalizadas las maniobras, son destinados a un crucero por el Mediterráneo, llegando a Barcelona.

Fue dado de baja en 1919.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Anca Alamillo, Alejandro.: El acorazado Pelayo. Perfiles Navales. Quirón Ediciones.

Blanco Lorenzo, José Luis, y Leal Rodríguez, Jesús.: Historia del contramaestre Casado. Valor y abnegación. Visión Libros. Madrid, 2012.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

La Ilustración Española y Americana. Madrid, 22 de noviembre de 1886.

Diarios ABC, La Correspondencia de España. La Vanguardia.

Risco, Alberto. La escuadra del almirante Cervera. Madrid, 1920.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.