Azor 1887

Posted By on 10 agosto, 2013

Foto del torpedero Azor. Colección de don Alfredo Aguilera.

Foto del torpedero Azor. Colección de don Alfredo Aguilera.

La construcción de los dos torpederos Azor y Halcón fue autorizada en 1886, llamados así por Real orden de 9 de abril de ese año. Fueron contratados a la empresa británica Yarrow. Eran de la clase británica Falke.

La quilla de Azor se colocó el 25 de agosto de 1886, botándose el 10 de febrero de 1887. Efectuó sus pruebas de mar en el mes de julio y se terminó el 6 de septiembre de 1887. Entregado a la Armada en 1887.

Desplazaba 127 toneladas. Medía 41,36 metros de eslora, 4,26 de manga, 2,72 de puntal y 1,65 de calado máximo. Tripulado por 18 a 27 hombres.

Su máquina era de triple expansión y generaba 1.600 caballos indicados. Dio en pruebas los 23,66 nudos de velocidad y 21 en servicio.

Armado con dos tubos lanzatorpedos y dos o tres cañones de tiro rápido Nordenfelt de 42 mm.

En noviembre de 1887 zarpó de Plymouth al mando del teniente de navío don Antonio Barroso. Llegó a puerto español sin tocar en puerto francés y a una velocidad sostenida de 15 nudos.

El 5 de abril de 1888 zarpó de Ferrol rumbo a Cartagena, con el cazatorpedero Destructor y los torpederos Halcón, Ariete, Rayo y Habana. Debían reunirse en Cartagena con otros torpederos y realizar varios ejercicios.

En el mes de abril de 1888 participó en unas maniobras navales en aguas de Barcelona con presencia de la Reina Regente, formando una escuadrilla de torpederos, mandados por el entonces capitán de navío don Segismundo Bermejo, con el supuesto de defender el puerto de Barcelona ante el ataque de una escuadra, formada por las fragatas acorazadas Numancia y Vitoria, los cruceros de madera Navarra, Castilla, el cazatorpedero Destructor y las fragatas escuela Gerona y Carmen.

A comienzos del mes de octubre de 1895 se constituyeron tres divisiones de torpederos, basadas en las islas Baleares, Cartagena y Cádiz, quedando el Azor estacionado en las islas Baleares junto a los torpederos Ariete, Orión y Ordóñez.

A finales del mes de febrero de 1896 se reunió en Ferrol con la Escuadra de Instrucción. Con el acorazado Pelayo, los cruceros Almirante Oquendo, Infanta María Teresa y Vizcaya, y el torpedero Halcón, realizó varios ejercicios en la ría de Arosa.

Entre el 27 de noviembre y el 22 de diciembre de 1897 se programaron varias maniobras de la Escuadra de Instrucción, mandada por don Pascual Cervera, para adiestrar a las dotaciones y probar los cañones. Unidos los tres cazatorpederos Destructor, Terror y Furor, salidos de Cádiz, y a los torpederos Ariete, Azor y Rayo, salidos de Cartagena, se programaron varios ejercicios, destacando los ataques nocturnos de los torpederos. Finalizadas las maniobras, la escuadra entró en Alicante el 23 de diciembre, y pocos días después llegó a Cartagena.

En febrero de 1898 fue nombrado comandante del torpedero, el teniente de navío don Claudio Alvar-González. El 24 de febrero de 1898 fondeó en Cádiz junto a los torpederos Ariete y Rayo, formando la 1ª división al mando de don Fernando Villaamil, junto a los cazatorpederos Furor, Terror y Plutón.

En 1898 formó parte de la división de torpederos puesta al mando del capitán de navío don Fernando Villaamil que zarpó de Cádiz rumbo a la Habana. La división estaba compuesta por tres destructores y tres torpederos, escoltados por el vapor armado Ciudad de Cádiz, de la Compañía Trasatlántica, donde embarcó Villaamil. Zarparon de Las Palmas el 23 de marzo de 1898. Tras varios días de mala mar, el Azor se averió y fue tomado a remolque por el vapor hasta San Vicente de Cabo Verde. Allí se ordenó que regresase a España con los otros dos torpederos, el vapor Ciudad de Cádiz y el carbonero San Francisco, quedando estacionados en Canarias, ante el temor de que los norteamericanos atacaras las islas.

El 17 de agosto de 1898 salieron de Las Palmas los torpederos Ariete, Rayo y Azor para ejercitarse en los disparos de tiro rápido con el trasatlántico artillado Joaquín de Piélago.

El 14 de junio de 1899 salieron de Santa Cruz rumbo a la isla de Lanzarote los cruceros Carlos V y Lepanto, el cañonero Eulalia y los torpederos Ariete y Azor, mientras el crucero Alfonso XIII quedó en Santa Cruz reparando la avería en una máquina.

Regresaron a Cádiz los tres torpederos, Ariete, Azor y Rayo, el día 15 de septiembre de 1902 a remolque del crucero Infanta Isabel. Habían salido de Santa Cruz de Tenerife el 4 de septiembre, llevando el crucero a remolque al torpedero Azor. Ese mismo día tuvo que ser remolcado el Ariete por tener averías. El día 6 de septiembre llegaron a Lanzarote, donde se aprovechó para reparar las averías. Llegaron a Mogador el día 10, donde embarcaron agua y víveres y volvieron a zarpar el día 12. Cuando se encontraban a unas 80 millas de Cádiz, se destacaron los torpederos Azor y Rayo, llegando después el Ariete, remolcado por el crucero Infanta Isabel. Al día siguiente entraron todos los buques en el arsenal de La Carraca para reparar averías.

En 1905 se le cambió su nombre, al igual que al resto de torpederos, por el de Nº 5 y clasificado como torpedero de primera clase.

El 8 de abril de 1911 se perdió por colisión con el torpedero Nº 11, el ex Orión, durante unos ejercicios en la bahía de Cádiz. Murió un fogonero y otro resultó herido.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Anca Alamillo, Alejandro.: El acorazado Pelayo. Perfiles Navales. Quirón Ediciones.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Diario La Vanguardia.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 17. Madrid, 1º de enero de 1898, página 2.

El Mundo Naval Ilustrado. Año II, nº 21. Madrid, 1º de marzo de 1898, página 107.

Risco, Alberto. La escuadra del almirante Cervera. Madrid, 1920.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.