Biografía de don Felipe de Villavicencio y Sarsana

Posted By on 4 septiembre, 2013

Retrato de don Felipe de Villavicencio y Sarsana. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Retrato de don Felipe de Villavicencio y Sarsana. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Jefe de escuadra de la Real Armada Española.

Nació en Medinasidonia en el año 1745, siendo sus padres, don Juan de Villavicencio y de Alfaro, y doña Juana Sarsana y Serna.

Comenzó muy joven pues recién cumplidos los trece años, sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz, siendo el día 25 de enero del año 1758. Expediente s/n, en la obra de Moreno figura con el n.º 117 y en la de Válgoma, con el 1.245.

En el año 1760, por orden superior embarcó en el navío Tigre, para realizar sus prácticas de mar siendo destinado el buque a combatir el corso, tanto por las aguas del Mediterráneo como del océano Atlántico.

En el año 1761, trasbordo al navío Soberano, perteneciente a la escuadra del marqués del Real Transporte, con el que cruzó el océano Atlántico con destino al apostadero de la Habana, donde al año siguiente se encontró en la defensa de la ciudad y fortaleza de la plaza atacada por los británicos, hasta que sus jefes firmaron la rendición.

Las fuerzas españolas fueron transportadas a la península, por dos fragatas en las que iban el gobernador de la plaza Juan de Prado y el general Hevia con sus estados mayores, en otro buque iba el conde de Superunda y don Diego Tabares, en otras nueve, las tropas del ejército, y en dieciocho más, los oficiales, tropa y marinería de la escuadra, en total eran treinta buques de transporte, repatriándose con ellos a los defensores de la Habana con destino a Cádiz, donde arribaron el día 31 de octubre del mismo año 1762.

Al firmase la paz con el Reino Unido, en el mes de octubre siguiente regresó a la Habana a bordo de la fragata Flora, permaneciendo casi un año en la isla, regresando a la bahía de Cádiz en el año 1763, a su arribada se le dio la orden superior de trasbordar al jabeque Garzota, con destino a combatir el corso sobre las costas norteafricanas del Mediterráneo.

En el año 1765, a bordo del navío Velasco, navegó a los puertos de Nápoles y Génova con situado.

Por Real orden del día 23 de febrero del año 1766, fue ascendido al grado de alférez de fragata.

Por Real orden del día 17 de septiembre del año de 1767, se le asciende al grado de alférez de navío.

En el año 1770 fue destinado a la fragata Catalina, zarpando con rumbo a Buenos Aires, de donde en dos ocasiones salió para cruzar y visitar las islas Malvinas.

Por Real orden del día 13 de enero del año 1771 se le asciende al grado de teniente de fragata, siéndole otorgado el mando del bergantín contratado San Juan Bautista, siendo cargado con pertrechos de construcción con destino al apostadero de la Habana.

Permaneció destinado en el apostadero, hasta cumplir el plazo de tres años, regresó embarcado en la fragata Lucía al puerto de Ferrol en el año 1774, encontrándose en este Arsenal le fue entregada la Real orden del día 28 de abril del año de 1774, siendo ascendido al grado de teniente de navío, aquí se le otorgó el mando de la urca Anónima, zarpando en un tornaviaje con rumbo a Buenos Aires transportando tropas del ejército.

A su regreso en el año 1776, fue destinado como Ayudante de la subinspección de pertrechos del Arsenal de La Carraca, antes de acabar el año se le ordenó embarcar en el navío Galicia, zarpando en cuatro ocasiones en cruceros para combatir la piratería de la regencia de Argel, al regreso de la última el buque fue incorporado a la escuadra del general don Luis de Córdova.

Por Real orden del día 16 de septiembre del año 1781, fue ascendido al grado de capitán de fragata, siendo destinado como Sargento Mayor de las brigadas del Departamento de Cádiz.

En el año 1782, se le otorgó el mando del jabeque Valenciano, con el que naufragó, pasando el Consejo de Guerra pertinente para aclarar las circunstancias, siendo el veredicto de absoluta casualidad de los accidentes de la mar, por ello pasó inmediatamente a disposición de sus mandos.

En el año 1787, embarcó en la fragata Cecilia, como Segundo comandante, siendo destinado a Ferrol como guardacostas, tiempo después quedó incorporado su buque a la escuadra de evoluciones, con base en el Departamento de Cartagena, y estando aquí se le comisionó para una misión secreta, con destino a Siria, la cual cumplió a plena satisfacción del mando. Al quedar desembarcado por cumplir su plazo a flote, se le destinó en tierra por dos años como Comandante de Arsenales y al dejar este destino, ocupó por tres años la Capitanía del puerto de Cádiz

Por Real orden del día 13 de enero del año 1789, se le ascendió al grado de capitán de navío, siéndole otorgado el mando de la fragata Pilar, perteneciente a la escuadra del general don Juan de Lángara, realizando misiones de corso por el Mediterráneo.

Al dejar el mando anterior se le otorgaron sucesivamente el de los navíos América y posteriormente el Firme desembarcando por pasar a desarme el día 1 de julio del año 1802, en la misma fecha tomó el mando del Concepción, zarpando en comisión de guardacostas sobre las aguas de Ferrol, a su regreso se le dió la orden de regresar a la bahía de Cádiz, por pasar a desarme el navío quedó desembarcado.

Por Real orden del día 5 de octubre del año 1802, se le ascendió al grado de brigadier.

El día 1 de agosto del año 1803, se le destinó como Comandante del Tercio Naval de Cádiz, permaneciendo en este puesto hasta recibir la Real orden del día 30 de julio del año 1813 siendo relevado, pero algo debió suceder, porque de nuevo por Real orden del 21 de octubre siguiente se le destinó a la misma comandancia, donde permaneció hasta su ascenso a general.

Por Real orden del día 12 de junio del año 1818, fue ascendido al grado de jefe de escuadra.

Siendo nombrado jefe de los Tercios Navales de Poniente, donde permaneció hasta el año 1822.

Quedando sin destino en la capital departamental de Cádiz dada su avanzada edad, donde falleció el día 18 de julio del año 1831, contando con noventa años de edad, de ellos setenta y tres de excelentes servicios a España.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Sin iníciales de identificación del autor.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

González de Canales, Fernando. Catálogo de Pinturas del Museo Naval. Ministerio de Defensa. Madrid, 2000.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.