Ceuta 1937

Posted By on 26 septiembre, 2013

Foto del destructor Ceuta. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto del destructor Ceuta. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Los destructores Ceuta y Melilla eran dos unidades compradas a Italia por la Marina nacionalista ante la escasez de buques de este tipo para hacer frente a la escuadra republicana.

Eran de la clase Aquila, modernos exploradores ligeros construidos en Nápoles entre 1916 y 1919 para la Marina rumana. Con el comienzo de la primera guerra mundial entraron en servicio con la Marina italiana. Finalizada la guerra, sólo dos de ellos entraron en servicio en la Marina rumana. Los otros dos, el Aquila y Falco, quedaron en servicio en la marina italiana. Cuando fueron comprados por la Marina nacionalista, eran buques viejos y anticuados, que sólo servían como escoltas.

Al destructor Aquila se le colocó su quilla el 11 de enero de 1914. Fue botado el 27 de julio de 1916. Su transferencia oficial a la Armada nacional se produjo el 8 de noviembre de 1937.

Tenía un desplazamiento de 1.400 toneladas con carga normal, 1.800 a plena carga. Medían 94,70 metros de eslora, 9,50 metros de manga y 3,35 de calado medio. Su tripulación era de 160 hombres.

La planta propulsora estaba formada por cuatro calderas tipo Thornycroft, conectadas a dos grupos de turbinas Tosi, alcanzando una potencia de 38.000 caballos que accionaban dos ejes y dos hélices. Alcanzaba una velocidad de 34 nudos. Con 260 toneladas de combustible, tenían una autonomía de 1.700 millas a 15 nudos.

Armado con 4 cañones de 120 mm en montajes dobles, 2 cañones antiaéreos de 76 mm, 4 ametralladoras antiaéreas de 20 mm, 4 ametralladoras de 6,5 mm, cuatro tubos lanzatorpedos de 450 mm y un dispositivo (varadero) para fondear 20 minas.

Después de arduas negociaciones sobre las unidades a entregar, la mayoría eran buques al final de su vida activa y su precio excesivo, además de exigir Mussolini que el pago fuera al contado en divisas. Los dos primeros, Aquila y Falco, son enviados al astillero de Castellammare di Stabia para ser sometidos a varias reformas y modificar su aspecto para hacerlos pasar por el destructor Velasco, añadiendo una cuarta chimenea falsa. Se denominaron Velasco C y Velasco M. Después de ser entregados, se denominaros Velasco Ceuta y Velasco Melilla.

Los nuevos comandantes y otros oficiales españoles fueron al astillero para hacerse cargo de los buques, mientras que las tripulaciones embarcaron en dos mercantes y viajaron hasta Puerto Conte (Cerdeña) para hacerse cargo de los buques entre el 7 y el 9 de octubre de 1937.

Partieron del puerto italiano en el mes de octubre con destino a las islas Baleares. Los dos destructores gemelos, al igual que los otros dos italianos Huesca y Teruel quedaron basados en Palma de Mallorca, para realizar patrullas y escolta de mercantes. Junto al Velasco, las cinco unidades formaron una flotilla de destructores, puesta al mando el 5 de diciembre de 1937 del capitán de fragata don Francisco Regalado Rodríguez, sustituido en 1938 por el del mismo empleo don Arturo Génova Torruella. El Velasco Ceuta quedó al mando del capitán de corbeta don Pedro Fernández Martín hasta el 18 de septiembre de 1938.

El 4 de noviembre de 1937 salió de Palma escoltando un mercante que se dirigía a Ceuta. La noche del 5 al 6 de noviembre se desplazó a Valencia con el crucero Canarias y varias lanchas para fondear varias minas, regresando el mismo día a Palma. Dos días más tarde puso otro campo de minas en la zona de Castellón.

El 7 de enero de 1938 zarparon de Palma con el crucero Canarias para encontrarse con el mercante SAC-5, cuyos oficiales querían entregarse a los nacionalistas, pero que no encontraron. El 17 de enero colaboró en la captura del mercante Ziryanín, capturado por el minador Vulcano.

El 22 de enero se unen a los cruceros Canarias y Cervera en las Columbretes para dirigirse después a Valencia. Mientras los cruceros realizan un bombardeo, los destructores les daban protección antisubmarina. En la costa catalana, captura el Ceuta al mercante francés Prado a unas cuatro millas y media de Palamós. La vigilancia de la presa la transfiere al destructor Melilla.

Zarpa de Mallorca el 31 de enero con los cruceros Canarias, Baleares, Cervera y el cañonero Dato para dar escolta hasta Cádiz a un convoy compuesto por los petroleros Campas y Nantucket Chief, petrolero norteamericano capturado, y los mercantes Ferrolano, Mar Negro y Uribitarte.

El 3 de febrero entró en Cádiz, permaneciendo en el arsenal reparando sus calderas hasta el día 27, que salió para Ceuta y después a Palma. Al cortarse en dos la zona republicana a finales de abril de 1938, comenzaron los dos destructores a patrullar y escoltar el tráfico mercante entre Palma de Mallorca y Vinaroz.

Los dos destructores, ya sin la cuarta chimenea, estuvieron presentes en la revista naval de Vinaroz el 31 de mayo de 1938. Posteriormente tomaron parte en la ocupación de las islas Columbretes.

Los dos destructores son enviados a Ferrol en julio de 1938 para reentubar sus calderas, zarpando de Palma el 3 de julio. Salidos del dique, salen de Ferrol el 21 de agosto rumbo a Cádiz.

A finales de agosto de 1938 se apostaron en el estrecho para evitar que llegara al Mediterráneo el destructor José Luis Díez. A la una y cuarto de la madrugada del 27 de agosto se avistan mutuamente los dos destructores Ceuta y José Luis Díez. Se cañonearon desde unos dos kilómetros sin mucho efecto hasta que una de sus granadas incendia la pólvora de uno de los cañones del destructor republicano, matando a sus sirvientes. Los cañonazos alertan al crucero Canarias, que averió gravemente al destructor hasta que se refugió en Gibraltar.

El 6 de septiembre entra en Palma. A primeros de octubre de 1938 quedan los dos destructores basados en Cádiz. El Ceuta pasa a ser mandado el 4 de octubre por el capitán de corbeta don Juan González González. En el arsenal de La Carraca se le hace un recorrido a sus máquinas.

El 29 de diciembre zarpa el Ceuta de Palma con parte de la escuadra nacional rumbo a Motril para evitar un anunciado desembarco republicano. El 9 de febrero de 1939 zarpan de Palma los dos destructores gemelos para apoyar la sublevación de la guarnición de Ciudadela, Menorca. El 12 de febrero entra en Mahón con los destructores Huesca y Teruel.

El 22 de febrero de 1939 desfilan ante el general Franco en la costa de Tarragona, en Salou, durante la revista naval. Comenzado el mes de marzo, el destructor Ceuta se encuentra de nuevo en reparaciones en Cádiz. El 29 de marzo zarpa de Palma para vigilar los accesos al puerto de Cartagena. Sería su última misión de guerra.

El 6 de marzo de 1939 recibieron oficialmente los nombres de Ceuta y Melilla, aunque ya antes se les conocía como tales. Al finalizar la guerra, quedaron basados en la base naval de Mahón.

Aunque fueron reformados en 1942, sus escasas cualidades marineras y militares los relegaron a misiones de instrucción, afectos a la Escuela Naval. En junio de 1939 se puso al mando del teniente de navío don Ángel Bona.

Fue dado de baja en 1949.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Cervera Pery, José.: La guerra naval española (1936-39). Editorial San Martín. Madrid, 1988.

Mortera Pérez, Artemio.: “Los destructores Velasco Ceuta y Velasco Melilla”. Revista de Historia Militar. Quirón Ediciones. Enero-febrero 2.000, nº 1.

Diario La Vanguardia.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.