Biografía de don Pedro Ristory y Justiniani

Posted By on 14 octubre, 2013

 

Teniente General de la Real Armada Española.

Vino al mundo en la ciudad de Nápoles en el año 1742, siendo sus padres don Lucas Ristori y Tieschi, marqués de Casaleggio de Monferrato y doña Elena Justiniani y Pallavicino.

Fue uno de los marinos nacidos en el reino de Nápoles, cuando aún reinaba en él el futuro don Carlos III de España, por ello se le permitió venir a la península a instruirse, pero fue por poco tiempo, pues sentó plaza en la Compañía el día 23 de agosto, cuando en realidad don Carlos por fallecimiento de su hermano don Fernando VI del día 10 de agosto anterior ya sabía que era Rey de España, siendo por varias razones uno de los marinos que S. M. siempre confió en él.

Por ello sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz, el día 23 de agosto del año 1759. Expediente N.º 827.

Precisamente y a pesar de ser de los más jóvenes en la Compañía, el general don Juan José Navarro lo eligió para realizar el viaje con la escuadra, que debía de regresar con el nuevo rey de España don Carlos III y su Real familia, quienes desembarcaron en Barcelona el día 16 de octubre del año 1759, regresando la escuadra a Cádiz.

En el año 1761, recibió la orden de embarcar con rumbo a Ferrol, realizando varios cruceros por la declaración de guerra con el Reino Unido, al firmarse la paz regresó en el año 1763 a Cádiz, pasando al poco tiempo a Cartagena y desde aquí, embarcó en los buques que participaron en el socorro a la plaza de Melilla asediada por los berberiscos.

En el año 1764, iba embarcado en el navío Atlante, formado parte de una escuadra con destinó a bombardear la fortaleza de Mogador, a la que se logró dejar sin defensas, a su regreso zarpó de nuevo con rumbo a Nápoles transportando caudales.

A su regreso se le destino en buques encargados de combatir el corso norteafricano, en una de sus arribadas se le ordenó desembarcar y pasar a la Compañía donde fue examinado de las materias prácticas, al aprobar se le entregaron los galones de alférez de fragata el día 13 de febrero del año 1766, regresando a la misma comisión anterior, donde por su comportamiento al regresar de uno de sus cruceros, se le entregó la Real orden del día 17 de septiembre del año 1767, con su ascenso al grado de alférez de navío.

En el año 1768, su buque recibió la orden de arribar a la plaza de Argel, para un intercambio de prisioneros acordado por el embajador español con el Sultán de la regencia.

El año 1769 estuvo con destino en Ferrol, permaneciendo un tiempo, pasando posteriormente a Santander donde continuó en los cruceros de protección al tráfico marítimo, recibió la orden de regresar a Ferrol lo que efectuó, para al año siguiente continuar en la misma comisión pero entre Vigo y la capital departamental, donde permaneció todo el año 1771, en una de sus arribadas entrado el año 1772, se le dio la orden de regresar al Departamento de Cádiz, donde por necesidades se le volvió a dar la orden de regresar a Ferrol, desde aquí continuo en los cruceros de protección, en una de sus arribadas, se le entregó la Real orden del día 11 de enero del año 1773, comunicándole su ascenso al grado de teniente de fragata, sin alteración de destino, permanecía en él siéndole entregada la Real orden del día 28 de abril del año 1774, con su ascenso al grado de teniente de navío.

Permaneció en la misma comisión hasta que en el año 1776, se le otorgó por Real orden el mando de la fragata Soledad, zarpando de Ferrol con rumbo a la Habana, permaneciendo dos años en aquellas agua en la misma comisión de guardacostas, regresando a la península en el año 1778, recibiendo la orden superior de embarcar en el navío San Francisco de Asís, pasando practicar el corso por el Mediterráneo y la protección del tráfico marítimo por estar en guerra.

De nuevo regresó a la Habana, donde se le fue entregada la Real orden del día 20 de mayo del año 1780, con su ascenso al grado de capitán de fragata. En el año 1781, como Segundo comandante del navío Guerrero, participó en el sitio, ataque y conquista de la plaza de Pensacola, regresando a la Habana donde se unió a un convoy, el cual transportaba un situado y mercancías de particulares valorado en cincuenta y tres millones de pesos, sabiendo era esperado por los buques de la marina real británica, razón por la que su general utilizó zonas poco usadas, arribando sin problemas de mención a la bahía de Cádiz entrado el año 1782.

Un tiempo más tarde transbordó, como Segundo comandante del navío África, perteneciente a la escuadra del general don Luis de Córdova, participando muy activamente en el sitio de Gibraltar y estando en él, a su vez el día 20 de octubre, se enfrentó con su buque a los de la escuadra británica del almirante Howe, en el denominado combate de cabo Espartel.

Al firmase la paz se le otorgó el mando de la fragata Santa Lucia, realizando un tornaviaje a Veracruz con pliegos, regresando a la bahía de Cádiz.

Al cumplir el año de mando a flote, se le destinó a los Batallones del Real Cuerpo de Infantería de Marina, pasando posteriormente a destinos en el propio Arsenal.

Encontrándose en estos destinos le fue entregada la Real orden del día 14 de enero del año 1789, notificándole su ascenso al grado de capitán de navío, al poco tiempo se le otorgó el mando del San Joaquín, con este buque entre los años 1790 hasta mediados de 1792, participó en todas las operaciones navales que se llevaron a cabo sobre la plaza de Orán y posteriormente en la defensa de la de Ceuta, hasta dejarla libre del asedio de los moros, quienes una vez más querían conseguir la importante plaza, con la inestimable ayuda de los británicos, los cuales llevaban años queriendo conseguirla para disponer de la llave del estrecho que, junto a Gibraltar cerrarían cuando quisieran o les conviniera.

Al quedar desembarcado se le ordenó incorporarse al Departamento de Ferrol, donde se trasladó de transporte en el navío San José, al arribar a éste Departamento se le entregó el mando del Mejicano, recibiendo la orden al poco tiempo de trasbordar al Terrible y casi seguido al Oriente, permaneciendo en comisión de realizar cruceros por el mar Cantábrico.

Al declararse la guerra contra la república francesa, se le ordenó arribar a Cartagena para incorporarse a la escuadra del general don Juan de Lángara, participando en toda la campaña de Tolón hasta regresar a Cartagena.

Fue incorporado su buque a la escuadra del mando del general don Juan de Lángara, con diez navíos y cuatro fragatas, con la que se puso rumbo a Liorna donde embarcó el Príncipe heredero de Parma, para transportarlo a España y contraer matrimonio con la Infanta María Luisa, desembarcando el ilustrísimo en Cartagena el día 10 de mayo del año 1794.

Participó en la defensa de Rosas al mando de una división de lanchas cañoneras, el día 26 de mayo del año 1795 desde tierra estaban hostigando a nuestra fuerzas al mando del jefe de escuadra don Federico Gravina, se dirigió con sus lanchas para atacar a la artillería enemiga siendo apoyado por dos fragatas, logrando desmontar varias piezas enemigas, dando con ello un respiro a los defensores de la plaza.

Quedó desembarcado por pasar su buque a desarme, encontrándose en su Departamento se le entregó la Real orden del día 5 de septiembre del año 1795 con su ascenso al grado de brigadier.

Por Real orden del día 10 de enero del año 1800 se le otorgó el mando del navío de tres baterías Santa Ana, permaneciendo al mando hasta recibir la Real orden del día 20 de mayo siguiente, siendo nombrado Comandante de los Batallones de Infantería de Marina.

Por Real orden del día 11 de septiembre del año 1805, se le nombró Comandante interino de los Tercios Navales de Poniente, siéndole concedidos en propiedad en el año 1807, estando en este destino se le entregó la Real orden del día 23 de febrero del año 1809, comunicándole su ascenso al grado de jefe de escuadra, permaneciendo en el mismo mando, hasta suceder el día 31 de diciembre del año 1812, el fallecimiento del teniente general don Migue de Sousa, capitán general del Departamento de Cádiz, pasando Ristory a tomar el mando interinamente.

Continuó en el mando hasta el día 8 de enero del año 1813, por haber llegado el propietario, prosiguiendo en destinos de su alto grado, donde se le entregó la Real orden del día 14 de octubre del año 1814, siéndole comunicado su ascenso al grado de teniente general, por ello quedó relevado del mando de los Batallones de los que aún seguía siendo su jefe directo.

En el año 1820 se proclamo el Gobierno Revolucionario de Quiroga en San Fernando, negándose a reconocerlo, por ello se vió obligado a huir, por temor a la ira de quienes le perseguían, a pesar de su avanzada edad pasando grandes penalidades logró llegar y presentarse a las autoridades gubernamentales en la ciudad de Cádiz.

Por Real orden del día 12 de septiembre del año 1822, fue nombrado Capitán General del Departamento de Cádiz.

Falleció el día 23 de enero del año 1823, estando en el desempeño de su alto cargo, contaba con setenta años de edad, de ellos cincuenta y cuatro de continuados excelentes servicios a España.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez Valverde.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Terrón Ponce. José L.: El Gran Ataque a Gibraltar de 1782 (Análisis militar, político y diplomático). Ministerio de Defensa. Madrid, 2000. Premio Ejército 1999.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.