Biografía de don José Manuel de Villena y de Palma

Posted By on 20 octubre, 2013

 

Teniente general de la Armada Española.

II Marqués del Real Tesoro.

Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III, pensionada.

Vino al mundo en la Habana en el año 1745, fueron sus padres don Juan Manuel de Villena y de Guadalfajara, I Marqués del Real Tesoro y doña Nicolasa de Palma y de Palma.

El día 30 de abril del año 1760, sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz. Expediente N.º 864.

En los primeros grados, realizó muchas navegaciones, parte de ellas en buques destinados al corso, sobre todo por el mar Mediterráneo, así como otras aunque menos, por el océano Atlántico.

En una de ellas, en el año 1762 yendo embarcado en el chambequín Andalúz, su comandante no dudo un instante en enfrentarse a una fragata británica que, estaba intentando capturar a unos jabeques al mando de don Carlos Pignately quien había comenzado el combate frente a la bahía de Cádiz, su actuación tan decisoria se convirtió en un acicate de las dotaciones de los buques acosados, quienes al verse libres al dejar de ser hostilizados por el buque enemigo, por tener que fijar su atención en el chambequín, aprovecharon los jabeques para comenzar a batir al enemigo, quien al verse tan acosado y a pesar de ser mucho más poderoso, su capitán decidió ponerse en franca huída.

Realizando la misma misión en el buque por nombre Correo de Orán, se enfrentó a un jabeque de la regencia de Argel, resultando el enemigo apresado al conseguir poder ser abordado, pasando una dotación de presa siendo marinado a Cartagena.

Al mando de una lancha armada, se enfrentó a un jabeque argelino, para liberar a una embarcación de Valencia, que a su vez había sido apresada por el buque moro.

En el año 1771 pidió una licencia siéndole concedida con fecha del día 3 de octubre y el grado de alférez de navío, a pesar de no estar en activo por rigurosa antigüedad se le fue ascendiendo, por ello con fecha del día 19 de abril del año 1783, se le ascendió a teniente de fragata reformado sin sueldo, el día 7 de enero del año 1784 ascendió a capitán de fragata en las mismas condiciones, y el día 21 de enero del año 1789, se le ascendió a capitán de navío, con cuyo grado se incorporó de nuevo a la Armada el día 10 de febrero del año 1795.

Participó en varias campañas, al principio como Segundo de fragatas y navíos, siendo estos últimos los San Justo, Montañés y San Francisco de Asís, el cual por pasar a desarme quedó desembarcado, pasado un tiempo fue comisionado para comprobar el corte de madera en el apostadero de la Habana, poco tiempo más tarde se le nombró Comandante Subinspector del mismo Apostadero.

Se le otorgó el mando del navío Atlante, desembarcando el día 1 de mayo del año 1800, por haber recibido la orden del día 25 de abril anterior de incorporarse a su nuevo destino, como comandante del Tercio Naval de Sevilla, encontrándose en este mando se le entregó la Real orden del día 5 de octubre del año 1802, siendo ascendido al grado de brigadier.

Permaneció en su destino hasta el día 13 de abril del año 1804, por serle otorgada una licencia para pasar a la Habana a solucionar problemas personales, pasó de transporte en la urca Polonia, al cumplirse el plazo se presentó continuando en su anterior mando.

Continuó en su destino hasta recibir la Real orden del día 22 de junio del año 1808, emitida por la Junta Suprema de Sevilla, notificándole haberle sido otorgado el mando del navío San Justo, zarpó el día 24 siguiente con rumbo a Veracruz, de donde se hizo a la vela con rumbo a la Habana, zarpando y fondeando en el bahía de Cádiz el día 1 de febrero del año 1809.

Por este servicio especial, se le entregó la Real orden del día 23 siguiente, con su ascenso al grado de jefe de escuadra, siéndole a su vez concedida la Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III, pensionada.

Por Real orden del día 26 de enero del año 1810, la Junta le nombró Gobernador Militar de la ciudad de Sevilla, pero el rápido avance de los ejércitos napoleónicos, le impidió por falta de tiempo preparar una eficaz defensa, viéndose obligado a abandonar la ciudad como la mayor parte de las tropas.

En su huída de los enemigos y a pesar de ellos pudo llegar a la ciudad de Cádiz, pero al haber abandonado su destino sin permiso, la Junta quiso averiguar las razones exactas de su actuación, así por Real orden del día 22 de julio siguiente se le autorizaba a vestir de paisano y sin mando, por las circunstancias de la guerra no se pudo juzgar su comportamiento, hasta el día 8 de abril del año 1813, del que salió totalmente rehabilitado.

Por Real orden del día 4 de diciembre siguiente se le nombró vocal de la Junta de Asistencia de la Dirección General, al irse retirando los napoleónicos y ya libre Madrid, la Junta se traslado a la capital, quedándose el ya marqués en la ciudad de Sevilla fijando su residencia en ella, por no tener destino en el Departamento de Cádiz.

Al ser creada en 1815 la Real y Militar Orden San Hermenegildo, le fue concedida en su grado de Cruz, por no tener el tiempo de servicio reglamentado en la misma como general, no se le concedió la Gran Cruz.

El día 1 de septiembre del año 1822, se le nombró Comandante General del Departamento de Cartagena, arribando de transporte en la corbeta María Isabel, tomando posesión de su cargo, permaneciendo hasta el día 5 de febrero del año de 1823, por firmar el Rey su dimisión por su mal estado de salud, viajando hasta su residencia en la ciudad de Sevilla.

A pesar de ello, por Real orden del día 14 de junio del año 1825, se le notificó su ascenso al grado de teniente general y como gracia Real, le fueron añadidos como servicio activo los veinticuatro años que había estado separado de él, recibiendo como consecuencia por Real cédula del día 13 de junio del año 1827 la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Falleció de muerte natural en la ciudad de Sevilla, el día 25 de agosto del año 1835, cuando contaba con noventa y un años de edad.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.