Biografía de don Sebastián Ruíz de Apodaca y Eliza

Posted By on 23 octubre, 2013

 

Teniente General de la Real Armada Española.

Caballero cruzado de la Militar Orden de Calatrava.

Nació en la ciudad Cádiz el día 21 de julio del año 1747, hermano de Juan Ruíz de Apodaca, fueron sus padres, don Tomás Ruíz de Apodaca y López de Letona y doña Eusebia de Eliza y Lasqueti.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el día 2 de enero del año 1760. Expediente N.º 903.

Embarcó por primera vez en el mes de agosto del año 1761.

Embarcó en 1765 en el navío Rayo, insignia de la escuadra al mando del Marqués de la Victoria, zarpando de Cádiz, para embarcar en Cartagena a la Infanta de España doña María Luisa, y ser transportada a Génova para contraer matrimonio con don Leopoldo el Gran duque de Toscana, posterior Emperador, zarpando con rumbo a Liorna, donde embarcó la Princesa María Luisa de Parma, para trasportarla a Cartagena donde fondeó el día 11 de agosto y viajar a la Villa y Corte, donde contraería nupcias con el Príncipe de Asturias, futuro Carlos IV, pasando a su regreso a realizar el corso contra las regencias norteafricanas.

Por Real orden del día 10 de octubre del año 1767, habiendo pasado los exámenes se le asciende al primer grado de oficial, alférez de fragata, prosiguiendo en su comisión anterior tanto en aguas del Mediterráneo como del Atlántico.

Por Real orden del día 15 de junio del año 1769 se le comunica su ascenso al grado de alférez de navío, con este grado cruzó por primera vez el Océano con rumbo a Tierra Firme.

Por Real orden del día 11 de enero del año 1773, se le asciende al grado de teniente de fragata.

Por Real orden del día 28 de abril del año 1774 se le asciende al grado de teniente de navío, con éste se le otorga su primer mando de buque, siendo el paquebote Guarnizo, participando entre otras acciones en la del año 1776 al formarse la expedición a la Colonia de Sacramento con la escuadra del marqués de Casa Tilly, protegiendo al ejército del general Cevallos.

Por Real orden del día 18 de octubre del año 1777, se le asciende al grado de capitán de fragata, pasando al principio como Segundo de varios navíos y posteriormente se le otorgó el mando de una de grado.

Por Real orden del día 3 de febrero del año 1780, se le asciende al grado de capitán de navío, entre los meses julio y septiembre del año 1781 estaba al mando del Firme en la segunda campaña del canal de la Mancha con la escuadra combinada del general don Luis de Córdova y conde d’Estaing, en la que fue apresado un convoy británico de veinticuatro buques, a la altura de las islas Sorlingas, arribaron primero al Arsenal de Brest, donde se separaron las escuadras, la española volvió a zarpar con rumbo a Cádiz donde arribó el día 23 de septiembre del año de 1781.

El día 13 de septiembre del año 1783 se le ordenó tomar el mando del Triunfante, formando parte de la división al mando del brigadier don Gabriel de Aristizábal, se hizo a la vela en viaje diplomático a la capital de la Sublime Puerta, Constantinopla.

Por Real orden del día 14 de junio del año 1785, se le asciende al grado de brigadier. Posteriormente se le otorgó el mandó del navío Santísima Trinidad.

En el año 1790, estaba al mando del navío San Carlos, insignia del jefe de escuadra don Francisco Morales de los Ríos, incorporado a la escuadra del teniente general don José Solano, siendo armada por el incidente de Nutka y la posible guerra con el Reino Unido, permaneciendo cruzando sobre el cabo de Finisterre hasta ser firmada la paz.

En el año 1793 estaba incorporado su buque el Conde de Regla a la escuadra de don Francisco de Borja, compuesta por veinticuatro navíos y nueve fragatas, zarpó el día 26 de febrero del año de 1793 del puerto de Cartagena, al declararse la guerra contra la república francesa.

Con rumbo al golfo de Parma en la isla de Cerdeña, en el trayecto las fragatas Perla y Santa Casilda, divisaron una vela a la que dieron caza, apresando a la fragata de la república francesa Hèléne, del porte de 34 cañones, pasando a incorporarse a la escuadra española con el nombre de Sirena.

Arribaron al golfo de noche, su entrada no era fácil, pero la pericia de los mandos suplió la falta de luz y señales, fondeando para desembarcar a las tropas, que se unieron a las de los corsos que aún resistían, revisaron la isla de San Antíoco y los enemigos ya no estaban, regresando a embarcar las tropas, para saltar a la de San Pedro, donde encontraron alguna resistencia y a la fragata Richmond, atracada a un muelle, a la que le ofrecieron rendición, pero su capitán decidió darle fuego.

Conquistada la isla, esperaron al día siguiente a que llegaran sus propietarios a quienes se les entregó, arriando la bandera de España, zarparon de nuevo con rumbo a Barcelona donde arribo el día 4 de junio desembarcando a los prisioneros y repuso víveres, más pertrechos de guerra zarpando el día 7 siguiente rumbo a Génova y posteriormente a Córcega, de acuerdo con los ejércitos napolitano y piamontés, fueron apoyándoles con su fuegos en su avance por las riberas del Var, prosiguiendo hasta Niza y Villafranca, pero encontrándose aquí se produjo una epidemia por el mal estado de los alimentos embarcados, obligando al general don Francisco de Borja, a poner rumbo a Cartagena donde arribó entre los días 8 y 9 de agosto, donde fueron desembarcados más de tres mil hombres de las dotaciones.

Dejó el mando del navío al recibir la Real orden del día 6 de febrero del año 1794, comunicándole su ascenso al grado de jefe de escuadra, quedando como segundo de la escuadra del general don Juan de Lángara. Con esta escuadra formada por diez navíos y cuatro fragatas, al mando del mismo general pasó a Liorna a embarcar al Príncipe heredero de Parma, para traerlo a la península y contraer nupcias con la Infanta María Luisa, desembarcando en Cartagena el día 10 de mayo, siendo abastecido el buque para hacerse de nuevo a la mar en la consabida lucha contra los corsarios de la regencia de Argel.

Por Real orden del día 5 de mayo del año 1795 se le concede el mando de las tres compañías de Guardiamarinas hasta el mes de septiembre, pues a propia petición se le devolvió el mando de mar, incorporado como general subalterno en la escuadra del general don José de Mazarredo.

El día 4 de agosto del año 1796 zarpa de Cádiz con la escuadra del marqués de Socorro rumbo al seno mejicano con base en la Habana.

Tres días después, ya en la mar y por orden superior se abrieron unos pliegos secretos, por ellos se le dio la orden de separarse de la escuadra y dirigirse con tres navíos, más el de su insignia y tres fragatas a Chaguaramas en la isla de Trinidad de Barlovento, donde se recibe la noticia de la nueva declaración de guerra con el Reino Unido, habiendo sido dictada el día 5 de octubre del año 1796, atacaron los británicos la isla siendo conquistar el día 18 de febrero del año 1797.

Al quedar bloqueados sus buques, por fuerzas muy superiores y después de celebrar un consejo de guerra con sus subordinados, en la madrugada del día 17 de febrero del año 1797 ordena incendiar la totalidad de su escuadra, compuesta por los navíos; San Vicente Ferrer, de 80 cañones, San Dámaso, Arrogante y Gallardo, de 74, más la fragata Santa Cecilia, de 34.

Lo que demuestra el Estado de Fuerzas de Mar y Tierra que fue repartido entre los miembros del tribunal, estando compuesta la escuadra enemiga por; navíos: Príncipe de Gales, de 100 cañones; Belona, Venganza, Alfredo e Invencible, de 74; Dictador y Scipion, de 68; Socrates, de 58 y Ulises, de 50; fragatas: Aretusa, de 44 y Alarma y Anna, de 40, una bombarda; corbetas: Fhorn, Zebra, Favorita, Zefiro y Pelicano, de 20, más el bergantín Victorino, de 16. Montando un total de 1.292 cañones. Por parte del ejército, desembarcaron los Regimientos, 2, 3, 24, 38, 53 y 60 con 4.050 hombres. Artillería; 500 hombres y regimientos de extranjeros nombrados, Campeche, Lobastain, Cazadores de Soler, más la gente de fajina naturales de la zona, con 2.200 hombres, sumando un total de 6.750 efectivos.

Al capitular el Gobernador de la isla el brigadier de la Real Armada don José María Chacón, quedaron Apodaca y sus fuerzas como prisioneros de guerra, siendo trasladado por los británicos a Cádiz donde fue arrestado y encarcelado en el Fuerte Luis, frente a Puntales.

Se le formó Consejo de Guerra, presidido por el conde de Cumbre Hermosa, a la sazón era el Capitán General de Andalucía, quedando absuelto y con todos su cargos; el consejo falló que « Apodaca era digno de la gracia del Rey » haciéndose pública dicha sentencia en la orden general para el Ejército y la Armada, produciéndose este hecho en el mes de mayo del año 1798.

Dos meses después se le arresta de nuevo, por una providencia posterior se le encerró en el año 1801 en el castillo de San Sebastián de Cádiz, en espera de un nuevo proceso en cuanto llegasen los oficiales de la guarnición de la isla Trinidad, pero se dilató tanto en el tiempo que, sobrevino el alzamiento nacional del día 2 de mayo del año 1808 contra el invasor napoleónico, pasando el general don Antonio de Escaño a ocupar la cartera de Marina y entonces se le hizo justicia, pues por orden del Ministro se le puso en libertad, ordenando se le abonasen los tercios de sueldos que se le habían suprimido arbitrariamente la segunda vez que fue encarcelado.

En el mes de julio del año 1809 se le confirma en el empleo de jefe de escuadra con todos los pronunciamientos favorables, siendo ascendido a teniente general por Real orden del día 14 de octubre del año 1814, después de once años en prisión.

Retirado a la Isla de León, San Fernando, falleció el día 5 de abril del año 1818, contando con setenta años, tres meses y dieciséis días de edad, de ellos cincuenta y ocho de servicios a España.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.