Canalejas 1924

Posted By on 12 noviembre, 2013

Foto del cañonero Canalejas. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto del cañonero Canalejas. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Los tres cañoneros de la clase Cánovas fueron proyectados en la Ley de Escuadra del 17 de enero de 1915, con un presupuesto de tres millones de pesetas cada uno. Fueron construidos en Cartagena por la Sociedad Española de Construcciones Navales.

Como era habitual en muchos proyectos de la época, se realizó con excesiva lentitud. Al año siguiente, el 29 de enero de 1916 se aprobó el contrato con la SECN. Hasta cuatro años después, por un Real decreto de 14 de enero de 1920, no se autorizó el gasto de 14 millones y medio de pesetas para su construcción.

La quilla del Canalejas se colocó el 29 de julio de 1921, botado el 1º de diciembre de 1922 y se entregó a la Armada el 13 de septiembre de 1924.

Desplazaba 1.335 toneladas. Medía 77 metros de eslora, 10,23 de manga y 3,42 de calado. Tripulado por 140 hombres.

Disponía de dos turbinas alternativas de tipo Parson, dos calderas Yarrow, y dos hélices. Alcanzaba los 1.700 caballos de potencia a tiro forzado y una velocidad de 15 nudos. Con una capacidad de almacenar 324 toneladas de carbón, tenía una autonomía de 3.600 millas a consumo económico de 10 nudos.

Armado con 4 cañones Vickers de 101 mm, dos a proa y dos en la popa dispuestos axialmente, dos antiaéreos Vickers de 47 mm y dos ametralladoras de 7 mm.

Comenzó sus servicios en las Fuerzas Navales del Norte de África. El 20 de octubre de 1924 se incorporó en Ceuta a las fuerzas navales destinadas en la costa africana. Llegó de Alicante, donde recibió la bandera de combate, regalada por suscripción popular.

En mayo de 1925 participó en la ocupación de Alcazaseguer. Por la noche embarcaron en Ceuta las tropas del general Souza. En tres barcazas embarcaron la 4ª y 6ª bandera del tercio al mando del coronel Franco. En otras tres barcazas embarcaron el grupo de regulares de Ceuta, al mando del teniente coronel Álvarez Arenas. Iban remolcadas por los guardacostas Traga, Xauen, Wad-Ras, Arcila, Uad Kert, Uad Lucus y Tetuán, escoltados por los cañoneros Cánovas, Canalejas y Laya y dos torpederos. En el vapor Vicente de Roda embarcó un regimiento de Ceuta y pertrechos. Tomaban también parte de la expedición el crucero Reina Victoria Eugenia, el buque hospital Barceló y varios remolcadores. En el crucero estaban embarcados el almirante jefe de las fuerzas navales del protectorado, Guerra, y varios generales. Llegaron a la una de la madrugada a la playa y desembarcaron las tropas al amanecer. El avance de las tropas son apoyadas por dos escuadrillas de aeroplanos. Los objetivos se consiguieron ese mismo día.

Durante el desembarco de Alhucemas, en el que también participó el cañonero Cánovas, realizó una operación de distracción bombardeando las posiciones enemigas en Uad Lau el 11 de septiembre. Sobre el 20 de octubre de 1925 llegó a Cartagena para ser reparado tras la campaña de Alhucemas. Se aprovechó su estancia en puerto para instalar una estación radiotelegráfica.

La tarde del 23 de mayo de 1927 llegó a Barcelona procedente de Cartagena. Llevó a bordo al comandante general del departamento de Cartagena, el contraalmirante don Juan Bautista Aznar y Cabanas. El cañonero estaba al mando del capitán de fragata don Antonio García Berdoy. Su segundo al mando era el capitán de corbeta don Augusto Chereguini y Buitrago. Regresó a Cartagena a mediados del mes de junio.

El 21 de octubre de 1927 regresó a Barcelona. De nuevo llevó a bordo al capitán general del departamento, señor Aznar, con motivo de la visita de los Reyes a Barcelona. Salió de Barcelona para su regreso a Cartagena el 30 de octubre.

En enero de 1928 se propuso para el mando del cañonero al capitán de fragata don Ramón de Navia Ossorio y Castropol. El ministro de Marina embarcó en Alicante en el cañonero, desde donde se desplazó a Santa Pola para reunirse con la escuadra que se encuentra de maniobras. Procedente de Santa Pola, fondeó en Cartagena el 20 de octubre de 1928. Dos días después fondeó en Palma de Mallorca, desde donde continuó las maniobras.

A partir de 1928 fue destinado a la colonia de Guinea Ecuatorial, a los territorios de Fernando Poo y Río Muni, alternándose en este destino con sus gemelos.

En enero de 1929 se propuso para su mando al capitán de fragata don Luis Pascual de Povil. El 5 de agosto de 1929 salió de Ferrol el cañonero Dato rumbo a Valencia, donde sustituyó al cañonero Canalejas, que debía alistarse para asistir a las próximas maniobras.

La mañana del 26 de septiembre de 1929 llegó a Barcelona con el capitán general del departamento de Cartagena, el almirante don José Rivera y Álvarez de Castro. Participó en las maniobras generales de la escuadra en otoño de 1929. El 20 de septiembre de 1929 se nombró comandante del cañonero al capitán de fragata don Rafael Estrada y Arnáiz.

En la primera semana de noviembre de 1929 salió de Cartagena rumbo a las islas Canarias. La noche del 11 de noviembre de 1929 llegó a Las Palmas el cañonero Canalejas para relevar al Cánovas. El 5 de diciembre salió de La Palmas rumbo a Río de Oro. Para sustituirlo en las comisiones que realiza en la costa del Sáhara, llegó a Las Palmas a mediados de diciembre el cañonero Bonifaz.

La tarde del 19 de enero de 1930 llegó a Barcelona, procedente de Cartagena, en viaje de instrucción.

En marzo de 1930 es de nuevo destinado a las islas Canarias. A finales de mayo de 1930 es destinado a Cabo Juby, quedando a las órdenes del delegado del alto comisario de España en aquel territorio, el teniente coronel Laspeñas.

En el mes de octubre de 1930 se encontraba de nuevo en la península. En febrero de 1931 se puso al mando del capitán de fragata don Joaquín García del Valle. En la primera semana del mes de agosto de 1931 asistió en Huelva a las fiestas colombinas, con el cañonero Lauria y el guardacostas Larache.

El 26 de agosto de 1932 llegó a Cádiz, donde debía custodiar al vapor España nº 5, con deportados a bordo, en su travesía hasta Villa Cisneros. Salieron los dos buques la noche del 22 de septiembre de 1932. El vapor regresó a Cádiz el 4 de octubre y el cañonero se quedó en Villa Cisneros.

Regresó a finales de año a Cádiz y, después de varias comisiones en la costa norteafricana, es de nuevo destinado a Villa Cisneros a mediados de marzo de 1933. El 19 de marzo de 1933 llegaron varios deportados a La Palmas desde Villa Cisneros a bordo del cañonero y del vapor Fuenterrabía. Regresó a Cádiz el 13 de julio de 1933.

El 31 de julio de 1933 llegaron a Huelva para asistir a las fiestas colombinas los cañoneros Canalejas y Lauria y el guardacostas Larache.

El 3 de agosto de 1933 salió de Cádiz rumbo a las islas Canarias. En la primera semana de abril de 1934, junto al cañonero Dato, realizó una expedición a Santa Cruz de Mar Pequeña, ocupando las tropas del coronel Capaz el territorio de Sidi-Ifni. Los días siguientes realizó varias travesías de Las Palmas a Ifni para llevar tropas, víveres y suministros, participando en las mismas operaciones el cañonero Dato y el vapor España nº 5. El 11 de abril de 1935 salió de Las Palmas rumbo a Cádiz, sustituido en las misiones que realizaba en las islas Canarias por el guardacostas Xauen.

En el verano de 1935 es de nuevo destinado a las islas Canarias. Cuando comenzó la guerra civil, en julio de 1936 se encontraba destinado en Las Palmas de Gran Canaria, al mando del capitán de corbeta don Fernando Meléndez Bojart. Se encargaba de la vigilancia del archipiélago canario y en trabajos hidrográficos.

El 15 de julio se hallaba limpiando fondos en el varadero del puerto de La Luz. El 17 de julio, su comandante, que era partidario del alzamiento, preparó el traslado del general Franco a la península. Los meses siguientes colaboró en aplastar los focos de resistencia en las islas y en la vigilancia de las costas. En el mes de septiembre se desmontó una de sus piezas de 101 mm para armar al mercante Ciudad de Mahón, destinado a Fernando Poo.

Poco después se trasladó el cañonero de Ceuta, su nueva base. En enero de 1937, al mando del capitán de corbeta don Fernando Meléndez, tomó parte en las operaciones contra Málaga, apoyando el avante de las tropas. Tras la ocupación de la ciudad, entró en el puerto el 8 de febrero junto al cañonero Cánovas.

El 9 de febrero de 1937 se desplazó al estrecho de Gibraltar para impedir el paso del destructor Almirante Antequera. El 1º de marzo apresó en el estrecho al mercante Mina Piquera y lo llevó a Ceuta. Siguió destacado en operaciones de patrulla y escolta en el estrecho durante los meses de marzo hasta agosto de 1937. En el mes de mayo sirvió de buque nodriza de las lanchas torpederas. El 9 de julio apresó al mercante soviético Sevest Kianefft, aunque lo dejó marchar.

En agosto de 1937 entró en Cádiz para reparar, aprovechando su estancia para ser modificado, al igual que sus dos gemelos. Entró de nuevo en servicio a comienzos del año 1938, siendo destinado a la base de Palma de Mallorca. Los días 11 y 12 de febrero, al mando del capitán de corbeta don Juan Cano, escoltó un convoy entre las islas Habidas y Palma.

Desde el 3 de marzo de 1938 se encontraba dando escolta, con los destructores Velasco, Huesca y Teruel y el cañonero Cánovas, a los mercantes Umbe Mendi y Aizkorri Mendi procedentes de Italia y con destino Cádiz. A las cinco y media de la tarde del 5 de marzo se encontraron al sur de Ibiza con la división de cruceros salida de Palma de Mallorca. Aunque estaba previsto que la escolta continuara acompañando al convoy, con la llegada de los cruceros, los cañoneros se retiraron a Ibiza y los destructores a Palma. Por esa razón no se encontraron en el combate de cabo de Palos, donde fue hundido el crucero Baleares.

El 15 de marzo fue atacado por varios aviones enemigos en la isla de Ibiza. El 25 de marzo, al haber llegado las tropas nacionales al mar en Vinaroz, llegó a ese puerto con una escuadra. Desde este puerto, vigiló las costas de levante con su gemelo Cánovas y el minador Vulcano. Los tres buques regresaron a Palma el 1º de mayo.

El 31 de mayo de 1938 se desplazó a Vinaroz para participar en la revista naval realizada en sus aguas, presidida por el general Franco.

El 11 de julio de desplazó a Castellón. Quedó destinado en el puerto a las órdenes del jefe del Sector Naval del Mediterráneo para realizar patrullas de vigilancia. El 22 de julio salió de Castellón rumbo a la zona de Tortosa. Volvió a zarpar con otros buques el día 27 de julio con otros buques para apoyar a las tropas con su fuego.

El 4 de octubre salió de Palma para patrullar la zona de Cabo Bon. Regresó a Palma el día 9 en compañía del cañonero Dato. Volvió a patrullar la misma zona entre los días 14 y 21 de octubre. El 27 de octubre salió de Palma y llegó a Cádiz el 1º de noviembre. En la factoría de Matagorda, de la SECN, se le realizó un recorrido de su maquinaria. En el mes de enero de 1939 regresó a Palma, realizando ejercicios de tiro el día 3.

El 17 de enero de 1939 salió de Palma con los cañoneros Cánovas y Dato rumbo a la costa de Tarragona, donde relevaron a los minadores. El 23 de enero se puso al mando del capitán de corbeta don Ricardo Calvar González-Aller, continuando las patrullas en la costa de Tarragona. El 21 de febrero participó en el desfile naval en aguas de Salou, Tarragona.

El 1º de marzo realizaron los tres cañoneros ejercicios de tiro cerca de Mallorca. Patrulló la costa de Oropesa con el cañonero Cánovas del Castillo los días 7 y 8 de marzo. El 9 de marzo se trasladó a Ibiza con dotaciones de buques escapados de Cartagena. El 15 de marzo llegó a Málaga. Después de repostar, llegó a la altura de Cartagena el 20 de marzo, patrullando la zona los tres días siguientes. El día 30 escoltó varios transportes hasta Almería.

Finalizada la guerra, entró en Cádiz para ser reparado y comenzó nuevos servicios de guardacostas durante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente fue destinado a la colonia de Guinea Ecuatorial.

Fue el primero de la clase en ser dado de baja, el 17 de septiembre de 1951.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Cervera Pery, José.: La guerra naval española (1936-39). Editorial San Martín. Madrid, 1988.

Diarios ABC, La Correspondencia Militar, La Vanguardia.

Fullana Martorell, Jeroni F., Cota López, Daniel, Connolly de Pernas, Eduardo J.: El crucero Baleares (1936-1938). Lleonard Muntaner, Editor S.L. Palma de Mallorca, 2000.

Martín Tornero, Antonio.: “El desembarco de Alhucemas. Organización, ejecución y consecuencias”. Revista de Historia militar. Año XXV, nº 70. Madrid. Servicio Histórico Militar, 1991.

Semanario Vida Marítima.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.