Biografía de don Pedro de Montemayor y Conesa

Posted By on 8 diciembre, 2013

 

Teniente general de la Real Armada Española.

Vino al mundo el 4 de noviembre de 1653 y bautizado en la parroquia de Santa María de Cartagena el 6 siguiente, siendo sus padres don Ambrosio Francisco de Montemayor y Pareja, y doña María Conesa y Díaz.

Por su año de nacimiento fue de los que comenzaron su vida militar como marinero, ascendiendo grados a fuerza de pisar cubiertas y participando en combates, comenzando a saber de él en 1696 cuando al mando de una galera en las costas del noroeste peninsular apresó a veinticinco bajeles mercantes y a dos galeras francesas.

Al llegar don Felipe V le juró lealtad, siéndole encomendadas por S. M. varias comisiones privadas, regresando unos años después al mando de su galera, navegando con ella en el año 1709 en el bloqueo de la ciudad de Barcelona (partidaria del pretendiente de la casa de Austria) apresó sobre el cabo Bagú a una saetía corsaria y una fragata a remos barcelonesas.

En el mes de marzo del año 1710 estando de crucero sobre las aguas de Almería apresó a una fragata argelina, en el mes de septiembre atacó con brío a un buque francés rindiéndolo, libertando a sus presas consistentes en tres fragatas barcelonesas, recibiendo por ello las Reales gracias.

Al año siguiente en el mismo mes apresó a la fragata Ibisenca, días después atacó a un buque de alto bordo, éste al recibir los certeros impactos picó el cable de remolque de una fragatilla mora dándose a la huida, capturando al remolque abandonado.

Continuaba la guerra de sucesión y las acciones en el mar se sucedían, así encontrándose de crucero sobre los Alfaques de Tortosa en el año 1712 capturó a dos buques mallorquines y el día 27 de julio seguido, atacó con demostrado valor a una saetía, dos pingues y una fragata de remos moros, quienes no pudieron soportar la fuerza del combate siendo todos capturados.

Fue ascendido por sus méritos al grado de Cuatralvo en el año 1712, siendo comisionado en el año 1714 para transportar al rey del Reino Unido Jorge I, primero de la dinastía de los Hannover, a bordo de su galera Patrona en conserva de la Santa Ana, saliendo de Vinaroz con derrota a Livorno capital de Liorna, donde embarcó el conde de Montemar don Francisco Carrillo de Albornoz, para incorporarse en la península al ejército de don Felipe V.

En agradecimiento a todos sus buenos servicios S. M. firmó la Real cédula que dice:

« D. Felipe por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Leon, de Aragon, etc. Por cuanto he resuelto crear tres jefes de escuadra de galeras, para que segun las antigüedades de servicios de cada uno, tengan su lugar en este grado, embarcándose estos tres Jefes siempre en la galera capitana, si no es en el preciso caso de que yo mande otra cosa, en cuya consecuencia he nombrado á vos el Coronel D. Pedro Montemayor, capitan de la galera San José, por el tercero de dichos Jefes de escuadra de dichas galeras, con el sueldo que actualmente teneis. Por tanto mando á D. José de los Rios, Gobernador de ellas, dé la órden conveniente para que se os forme asiento de dicho empleo, con el referido sueldo, y á los oficiales y gente de mar y guerra que sirvieron en dichas galeras, que os hayan y tengan por tal tercer Jefe de escuadra de ellas, guardándoos y haciendo guardar las preeminencias y exenciones que os tocan y deben ser guardadas, que tal es mi voluntad, y que de la presente se tome razon en la Secretaría del registro general  de mercedes, dentro de dos meses de su fecha, con advertencia, que de no ejecutarlo así ha de ser inválida esta, y en la Comisaría de las mismas galeras. — Dado en Buen retiro á 22 de abril de 1715. — Yo el Rey. — Yo D. Martin de Serralta, Secretario del Rey Nuestro Señor, lo hice escribir por su mandado. — Registrada en la Secretaría de la Real Cámara de Mercedes, como S. M. manda. Madrid y mayo 4 de 1715. — Cúmplase lo que S. M: manda. — José de los Rios. »

En el año 1717 salió de Cartagena al mando de dos galeras para unirse a la del mando de don Francisco Grimau, siendo las llamadas Patrona, San Felipe y San Genaro formando parte de la expedición al mando del marqués de Mary para la reconquista de la isla de Cerdeña entregada a los austriacos en virtud del Tratado de Utrech, terminada con bien regresaron a Cartagena el día 31 de enero del año 1718.

Salieron de nuevo de Cartagena con rumbo a Barcelona, de donde zarparon al mando en Jefe de don Francisco Grimau, como segundo Montemayor el día 19 de junio del año 1718, estaba al mando de seis galeras las bautizadas Capitana, San Felipe, San Genaro, Soledad, Santa Teresa y Colorada más una galeota, participando en el desembarco realizado en Castellmare en la isla de Sicilia, posteriormente en Palermo en el mes de agosto siguiente, siendo tomadas ambas pacíficamente.

Poco después asistió al desastroso combate naval del golfo de Araich (cabo Pájaro o Passaro), donde la escuadra española fue vencida por la artimaña utilizada por el almirante británico Bing, pero las pérdidas fueron menores gracias a la decisión guiada por la intrepidez y gran valor, pues con sus galeras se metieron en medio del combate, lanzando cables a los buques más dañados y a remolque los fueron sacando del centro del combate, evitando así su pérdida total.

Estuvo destinado durante dos años a proteger la isla donde desempeñó grandes servicios, pues la manifiesta ventaja de las galeras al ser independientes del viento les permitía salir y entrar cuando fuera necesario de puerto, aparte de poderse acercar mucho a tierra por su menor calado evitando que el fuego enemigo llegara a ellas ratificando con ello el valor militar de este milenario tipo de buques, demostrando aún se encontraban en condiciones con algo de conocimiento y astucia de prestar muy buenos servicios, y él así lo dejo palpable. Como fue el caso de apresar una saetía con ciento sesenta soldados austriacos de transporte, siendo sacada a viva fuerza del puerto de Messina a pesar de estar protegida por buques británicos. Toda una demostración de arrojo y valor.

Al finalizar la guerra con los austriacos regresaron a Cartagena, donde continúo prestando diferentes comisiones, entre ellas ahora al mando de don Miguel Reggio las galeras acudir en socorro de la ciudad de Ceuta, donde de nuevo demostraron el valor militar al poder entrar y salir del puerto con independencia del viento, facilitando a su vez el desembarco efectuado el día 15 de noviembre del año 1720 en la playa Benítez a retaguardia de las posiciones enemigas, siendo aprovechada la distracción de fuerzas para hacerles frente, con la salida efectuada desde la misma plaza, sorprendiendo a los enemigos entre dos fuegos causando la desbandada general a las montañas cercanas de todos ellos, levantando definitivamente el sitio de la plaza que lleva algo más de veinticuatro años soportando, eso sí, la duración fue posible por el constante apoyo de los británico a los moros aprovechando la guerra de sucesión en la península, algo que no se trato en el Tratado de Utrech, pues era el sueño británico, poder dominar las dos partes del estrecho.

Por su ejemplar comportamiento S. M. por Real cédula del día 4 de febrero del año 1721, le concedió la encomienda de Villa-Escusa de Llano en la Orden de Santiago.

Al mando de su galera en comisión de combatir el corso se encontró el día 25 de julio del año 1722 con una fragatilla mora con veintitrés hombres de dotación, los cuales y como era su costumbre no se dieron por vencidos, por ello Montemayor para ahorrar bajas propias la hundió al cañón, salvándose dieciséis enemigos.

Por Real cédula del día 27 de septiembre del año 1729 fue ascendido al grado de teniente general.

Continuó prestando los servicios de su alto grado en Cartagena, base de las últimas galeras de España, donde el día 22 de septiembre del año 1737 falleció de enfermedad natural cuando contaba con ochenta y cuatro años de edad, de ellos sesenta y cinco de brillantes servicios a España.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: Galeras Españolas. Del Egeo al mar de la China. Colección Bazán. Barcelona, 2007. Edición no venal.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.