Vicente Yáñez Pinzón 1949

Posted By on 10 diciembre, 2013

Foto del cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto del cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Los ocho cañoneros de la clase Pizarro fueron proyectados por la Dirección General de Construcciones e Industrias Navales Militares (DIC). Inspirados en los cañoneros antiaéreos británicos clase Bittern, Egret y Black Swan, fueron construidos en Ferrol en dos series.

La primera serie estaba formada por cuatro cañoneros y se ordenó su construcción el 2 de septiembre de 1941. La segunda serie, ordenada el 26 de octubre de 1943, estaba formada por otros cuatro buques, llamados Magallanes, Sarmiento de Gamboa, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi. Costaron unos cincuenta millones de pesetas cada uno.

Tenía un desplazamiento de 1.754 toneladas estándar, 2.194 a plena carga. Medía 95,21 metros de eslora, 12,15 metros de manga y 3,78 de calado. Su dotación era de 251 hombres.

Disponía de dos grupos de turbinas de tipo Parson, dos calderas Yarrow, y dos hélices. Alcanzaba los 6.000 caballos de potencia a tiro forzado y una velocidad de 19 nudos a plena carga, aunque en pruebas alcanzaron los 20 nudos. Tenía capacidad para embarcar 386 toneladas de fuel. Tenía una autonomía de 2.800 millas a 20 nudos, 6.000 millas a velocidad económica de 14 nudos.

Armado con 6 cañones antiaéreos de 120 mm, en montajes dobles axiales, dos a popa y uno a proa, 8 cañones antiaéreos de 37 mm, en montajes dobles, 4 ametralladoras antiaéreas de 20 mm, 4 morteros y un varadero para cargas de profundidad. Podía embarcar 30 minas desmontando los morteros.

A los cuatro cañoneros de la segunda serie se les colocó la quilla el mismo día, el 3 de agosto de 1944, y fueron botados el 8 de agosto de 1945. Asistió a la botadura múltiple el jefe del Estado, general Franco. El Vicente Yáñez Pinzón entró en servicio el 5 de agosto de 1949, siendo destinado a la base de Ferrol. Tomó posesión de su mando el capitán de corbeta don José Poblaciones García.

Para ser identificados a distancia, los cañoneros de la segunda serie llevaban pintados unos zunchos de color verde en la chimenea, uno el Magallanes, dos el Vicente Yáñez Pinzón, tres el Sarmiento de Gamboa y cuatro el Legazpi.

Al entrar en servicio llevaba sólo tres cañones de 120 mm procedentes del crucero Navarra.

A mediados de abril de 1950 se desplazó a San Sebastián para asistir a los actos del octavo centenario de la ciudad y homenaje al almirante don Antonio de Oquendo.

El 16 de agosto de 1950 fondearon en la bahía de Santander varios buques de la Armada, el crucero Almirante Cervera, el destructor Jorge Juan, el cañonero Vicente Yáñez Pinzón y el minador Tritón.

En el mes de octubre de 1950 participó en unas maniobras generales que realizó la escuadra en el Atlántico, entre Cádiz y las islas Canarias, mandada por el almirante don Alfonso Arriaga Adam, a bordo del crucero Canarias. Finalizadas las maniobras, llegaron a Cádiz el 17 de octubre de 1950, entre los que se encontraba el cañonero Vicente Yáñez Pinzón.

El 20 de agosto de 1952 se nombró comandante del cañonero al capitán de fragata don Francisco Marcos. El 20 de septiembre de 1952 entró en La Coruña la 1º división de la Flota, mandada por el contraalmirante don Santiago Antón Rozas y formada por el crucero Almirante Cervera, cuatro destructores, dos minadores y los cañoneros Hernán Cortés y Vicente Yáñez Pinzón.

Después de realizar maniobras en las rías bajas durante en un mes en las rías bajas, el 11 de junio de 1953 regresó a Ferrol, procedente de La Coruña, la escuadra al mando del vicealmirante don Guillermo Díaz del Río, con insignia en el crucero Canarias. Esta 1ª división estaba al mando del contraalmirante don Santiago Antón Rozas y compuesta por el crucero Méndez Núñez, seis destructores, dos minadores, dos dragaminas y los cañoneros Hernán Cortés y Vicente Yáñez Pinzón.

Al finalizar las maniobras generales del año 1953, la escuadra realizó un desfile zarpando de Cádiz la tarde del 14 de octubre de 1953 rumbo al cabo de San Vicente. En el buque insignia de la escuadra, el crucero Canarias, embarcaron el jefe del Estado, el general Franco, el jefe del Estado Mayor de la Flota, el almirante Pastor y varios ministros.

En el mes de abril de 1954 se creó en Ferrol un tercer grupo de reserva, formados por el los cañoneros Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón y Magallanes y el minador Neptuno.

Por una Orden Ministerial del año 1955, los cañoneros de la clase Pizarro fueron clasificados como fragatas, a pesar de su escasa velocidad y de no disponer de un potente armamento antisubmarino. Recibió el numeral F-37 a comienzos de 1961.

En 1953 se firmaron unos convenios con EE.UU. que preveía la mejora del material, emprendiendo varios proyectos de modernización. El proyecto de modernización se firmó el 30 de abril de 1955 y preveía la modernización de los 8 cañoneros. Diversos problemas acabaron por limitar la modernización a sólo dos cañoneros, el Vicente Yáñez Pinzón y el Legazpi.

Con un proyecto elaborado por la Empresa Nacional Bazán y después de varias modificaciones, el Estado Mayor de la Armada aprobó el proyecto en enero de 1958. Los dos cañoneros quedaron en primera situación el 1º de febrero, comenzando las obras en Ferrol el 15 de abril de 1958 en el Legazpi y el 15 de junio en el Vicente Yáñez Pinzón.

 

Después de casi dos años de trabajos se entregó el 25 de marzo de 1960, recibiendo el numeral F-41. Quedó al mando del capitán de fragata don Miguel Romero Moreno. El casco quedó casi intacto, mientras que el puente quedó totalmente reconstruido, albergando el Centro de Información de Combate (CIC), la Central Antisubmarina y otras dependencias.

Las nuevas características son las siguientes: Desplazamiento de 1.685 toneladas estándar, 2.123 a plena carga. Su dotación pasó a ser de 255 hombres. Podía embarcar 375 toneladas de fuel. Tenía una autonomía de 2.748 millas a 20 nudos, 5.890 millas a velocidad económica de 14 nudos. El nuevo armamento era de 2 cañones antiaéreos de 127 mm, en montajes sencillos, 4 cañones Bofors de 40 mm, en montajes dobles, 2 canastas para torpedos, 8 morteros, 2 erizos y dos varaderos para cargas de profundidad. Se le instaló un radar de superficie, uno de exploración aérea, un sonar y dos direcciones de tiro, uno de ellos con radar.

A comienzos de los años 60 los dos cañoneros modernizados fueron destinados a Ferrol y se unieron a los dos minadores modernizados, Júpiter y Vulcano, formando una escuadrilla de fragatas antisubmarinas, la 41ª. Tenían un valor reducido, dada la escasa velocidad de los cuatro buques y el armamento antisubmarino de escaso valor ante los nuevos tipos de submarinos modernos. Sirvieron de excelentes plataformas de adiestramiento en las nuevas tácticas y medios navales.

El 29 de junio de 1961 llegó a Ferrol la Agrupación Naval del Norte, formada por el crucero Almirante Cervera, los destructores Escaño y Ulloa, las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón y el minador Júpiter.

El 18 de mayo de 1962 finalizó una operación anfibia “Gastador-IV”, realizada por alumnos de la Escuela Naval en la ría de Arosa. Tomaron parte los destructores Almirante Antequera, Gravina y Escaño, las fragatas Júpiter, Vulcano, Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón, dos patrulleros y varias lanchas LSM.

La tarde del 21 de noviembre de 1963 salieron de Ferrol las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón, Júpiter y Vulcano y el submarino S-31 Almirante García de los Reyes. Llegaron a Brest la mañana del 23 de noviembre para tomar parte en unas maniobras conjuntas con buques franceses llamadas “Finisterex-2”. Finalizadas las maniobras a primeros de diciembre, los buques españoles regresaron a Ferrol.

En diciembre de 1963 participó junto al crucero Almirante Cervera y la fragata Legazpi en la búsqueda infructuosa del mercante Castillo de Montjuich, desaparecido durante la travesía de Boston a La Coruña. Regresaron a Ferrol el 31 de diciembre sin haber hallado nada.

El 22 de abril de 1964 salió de Cádiz una fuerza anfibia operativa para realizar maniobras al sur de Cádiz, en la zona de Mazarrón. Los buques eran el crucero Galicia, la motonave Ciudad de Sevilla, el transporte Almirante Lobo, el petrolero Teide, tres buques de desembarco LSM, el minador Marte, el remolcador R.A.-5, escoltados por las fragatas Álava, Audaz, Meteoro, Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón y la flotilla de corbetas, con la Atrevida, Diana, Nautilus, Villa de Bilbao y Princesa.

El 30 de mayo de 1964 salió de Ferrol la Agrupación Naval del Norte con el crucero Almirante Cervera, insignia del contraalmirante don Manuel Aldereguía Amor, las fragatas Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón y el minador Júpiter. Realizaron un crucero que les llevó a los puertos de Cádiz, Málaga, Alicante, Melilla, Bilbao, Cartagena, Ceuta, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas e Ifni, para llegar a Marín el 10 de julio y a Ferrol al día siguiente.

Entre el 4 y el 24 de octubre de 1964 se realizaron en aguas del Cantábrico las maniobras “Finisterex-III”. Tomaron parte el destructor Oquendo, mandado por el capitán de navío don José Ramón Dolorea y comandante de los buques españoles, las fragatas Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón, Vulcano y Júpiter y un petrolero. Por parte francesa intervinieron cuatro destructores, dos submarinos, un petrolero y un buque nodriza.

Después de realizar unos ejercicios en el Cantábrico, regresaron a Ferrol el 16 de marzo de 1965 el crucero Canarias, insignia del vicealmirante Núñez Iglesias, comandante general de la Flota, el destructor Oquendo, insignia del contraalmirante Romero Abella, jefe de la Agrupación Naval del Norte, los destructores Alcalá Galiano, Jorge Juan y Almirante Ferrándiz y las fragatas Júpiter, Vulcano, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi.

El 21 de abril de 1965 salieron de Ferrol rumbo a Santander el destructor Oquendo y las fragatas Júpiter, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi, mandados por el contraalmirante Romero Abella, jefe de la Agrupación Naval del Norte. Realizaron, los días 24 y 25 de abril, unas maniobras llamadas “Mar Santander”. Regresaron a Ferrol el 27 de abril.

El 4 de octubre de 1965 salió de Ferrol para realizar maniobras los buques de la Agrupación Naval del Norte, mandada por el contraalmirante Romero Abella, formada por el destructor Oquendo, las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón, Júpiter y Vulcano y el submarino S-31.

La noche del 13 de octubre de 1965 salió de Ferrol una flotilla compuesta por las fragatas Júpiter y Vulcano, Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón rumbo a Brest para realizar maniobras con varios buques franceses.

En la segunda semana de junio de 1966 llegaron a Las Palmas de Gran Canarias la escuadrilla de fragatas, formada por el Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón, Júpiter y Vulcano, mandada por comandante de la Escuela Naval Militar. El 13 de junio salieron rumbo a Cádiz.

El 12 de marzo de 1966 se encontraba en Ceuta, donde se embarcaron los restos del capitán de corbeta don Jaime Janer Robinson para ser trasladados al Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando. Salió de Ceuta rumbo a Cádiz el 13 de marzo.

El 31 de mayo de 1966 entró en Lisboa una flotilla española compuesta por las fragatas Legazpi, Vicente Yáñez Pinzón, Júpiter, Vulcano y el petrolero Teide, mandados por el capitán de navío don José Fernández Cantalejo, director de la Escuela Naval. Viajaban a bordo 200 guardiamarinas. Al mismo tiempo entró el buque escuela Juan Sebastián Escaño, procedente de Dublín. Continuando con el viaje de instrucción, se hicieron a la mar con destino a Cádiz, Canarias, Cartagena y el buque escuela salió con destino Tolón.

La primera semana del mes de julio de 1966 se encontraba en el puerto de Barcelona para asistir a la Semana Naval. Llegó el 28 de junio con la escuadrilla de fragatas formada por la Vicente Yáñez Pinzón, Legazpi, Júpiter y Vulcano, los minadores Marte y Neptuno, afectos a la Escuela Naval y el buque escuela Juan Sebastián Elcano. Realizaron diversos ejercicios y un desfile naval.

En septiembre y octubre de 1968 se realizaron en las rías bajas los ejercicios hispano-franceses “Finisterrex-VII”. La escuadra estaba al mando del contraalmirante Vázquez Reyes y tomaron parte la 51ª Escuadrilla de fragatas, compuesta por la Vulcano, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi, los destructores Álava y Liniers y el remolcador RA-1. Los franceses tomaron parte con cuatro destructores, un submarino, un buque nodriza y un petrolero.

En febrero de 1970 se realizaron las maniobras hispano-francesas “Finisterex-VIII” en aguas gallegas. Los diez buques españoles que participaron en las mismas estaban al mando del contraalmirante Pery Junquera y la formada el portahelicópteros Dédalo, las fragatas Liniers, Vicente Yáñez Pinzón, Legazpi, Júpiter y Vulcano, el petrolero Teide y el remolcados RA-1. Los franceses, mandados por el contraalmirante Postec, contaban con cuatro destructores, dos fragatas, dos submarinos y un buque nodriza. Finalizadas las maniobras, recalaron en Vigo el 26 de febrero.

En el mes de junio de 1970 se realizaron las maniobras “Canarex-70”. Los buques salieron de Cádiz el 10 de junio al mando del almirante don Juan Cervera y Cervera, jefe de la Flota. La escuadra estaba compuesta por el crucero Canarias, buque insignia, cinco destructores, las fragatas Liniers, Vicente Yáñez Pinzón, Legazpi, Júpiter y Vulcano, cuatro corbetas, el submarino S-31, el submarino portugués Delfin, el petrolero Teide y otros buques auxiliares.

La mañana del 6 de julio de 1970 llegaron al puerto de Ceuta las fragatas Júpiter, Vulcano, Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi. Estos buques pertenecían a la 51ª escuadrilla de fragatas con base en Ferrol y llevan a bordo alumnos de la Escuela Naval en viaje de prácticas.

A partir de mediados de la década de los 70, con la baja de los compañeros de escuadrilla Júpiter y Vulcano, las dos fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón fueron destinados al adiestramiento de los alumnos de la Escuela Naval Militar.

Entre el 1º de junio y el 10 de julio de 1973 realizaron un viaje de instrucción los alumnos del último curso de la Escuela Naval Militar, a bordo de las fragatas Vicente Yáñez Pinzón y Legazpi y en los buques de desembarco Velasco y Martín Álvarez.

El 5 de junio de 1776 llegaron a Santa Cruz de Tenerife los destructores Álava y Liniers y las fragatas Legazpi y Vicente Yáñez Pinzón. Llevaban a bordo 193 caballeros alumnos de la Escuela Naval de Marín.

A primeros del mes de julio de 1979 se encontraba en el puerto de Pasajes, donde a bordo de la fragata se realizó un homenaje a la Guardia Civil.

La mañana del 19 de junio de 1980 la fragata apresó, a unas 70 millas de la costa de Vigo, y llevó a Ferrol al buque ecologista Rainbow Warrior, cuando trataba de impedir la captura de una ballena por el ballenero español Ibea 3.

En septiembre de 1980 fue reclasificado como patrullero de altura, recibiendo el numeral PA-41.

Tras el atentado de ETA en el puerto de Santander contra el destructor Marqués de la Ensenada el 3 de octubre de 1981, llegaron a puerto la fragata Baleares y los destructores Lángara y Churruca. El mismo día de la explosión salió de Ferrol la fragata Vicente Yáñez Pinzón para relevar al destructor en sus tareas de de vigilancia mientras era reparado en Ferrol.

Dado de baja el 24 de enero de 1983.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Blanco Núñez, José María. La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia, 2011.

Coello Lillo, Juan Luis.: Buques de la Armada española. Los años de posguerra. Aqualarga. Madrid, 2000.

Diarios ABC, La Vanguardia.

Rodríguez González, Agustín Ramón, Coello Lillo, Juan Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAE. Construcciones Navales, S.A., 2003.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.