Biografía de don Francisco Javier Salas y Rodríguez Morzo

Posted By on 13 diciembre, 2013

Don Francisco Javier Salas y Rodríguez Morzo. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Don Francisco Javier Salas y Rodríguez Morzo. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Capitán de navío de la Real Armada Española.

Comendador de número de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III.

Vino al mundo el día 21 de febrero del año 1832, en la ciudad de Jerez de la Frontera, siendo sus padres don Francisco de Paula Salas y de Roy, y doña Josefa Rodríguez Morzo y Pérez y Díaz.

Ingreso en el Colegio Naval Militar, el día 26 de marzo del año 1845, con tan solo trece años de edad. Expediente N.º 4.034.

Ascendió a guardiamarina de 2º en el año 1848, en el año 1849 se encontraba embarcado en la fragata Cortés, ascendiendo a guardiamarina de 1º, en el año 1851, en este año embarcó en el bergantín Escipión y a alférez de navío en el mes de julio del año 1853.

Durante la campaña naval de la guerra de África entre los años de 1859 y 1860, se le entregó el mando de la goleta Buenaventura, participando en los bombardeos de Arcila y Larache, durante él se desató un gran temporal del sudeste, logrando poner a salvo a su buque con toda su dotación, entrando en Puerto Mayorga donde lanzó las anclas.

En este mismo desastre meteorológico se perdieron el vapor Santa Isabel, que se hizo pedazos en la misma bahía de Algeciras, al mismo tiempo que la goleta Rosalía, se iba a pique frente a las costas de África, mientras el resto de la escuadra de apoyo y bloqueo, se mantuvo como pudo en la mar soportando el temporal.

Por ésta acción de mucho mérito y valor, a más de los impecables servicios prestados, se le concedió la Cruz de la Marina de Diadema Real.

Por Real orden del día 3 de abril del año 1860 se le asciende al grado de teniente de navío, al poco tiempo se le diagnosticó una enfermedad crónica que le impedía seguir en el servicio activo, por ello pasó a la reserva.

Al recuperarse un poco de su enfermedad, se le destinó como redactor-traductor del Depósito Hidrográfico.

Al disponer este Centro de una espléndida biblioteca y llevado por su iniciativa, se propuso hacer historia con la pluma y lo consiguió, pues escribió « Marina española de la Edad Media y Expediciones marítimas de don Pedro I de Castilla y don Pedro IV de Aragón » Imprenta Ministerio de Marina. Tomo I. Estb. Tipog. de T. Fontanet. Madrid, 1864 y « Marina Española —Memoria—. » Madrid, 1865.

Al ser publicada la primera fue reconocida como de mucho mérito, por ello por Real orden del día 18 de agosto del año 1866 se le ascendió al grado de capitán de fragata y al año siguiente se le nombró académico de número de la Real Academia de la Historia.

Entre estos acontecimientos de su vida, se le encargó realizase una obra, como refrendo de las matriculas de mar por haber sufrido un ataque en su composición en el año 1864, en forma de un libelo, lo que le llevó a publicar en el año 1865, quizás una de las mejores obras jamás escritas sobre este tema « Historia de la Matrícula de Mar y Examen de varios sistemas de Reclutamiento Marítimo.»

En el año 1870 realizó un viaje a Italia formando parte de la comisión del Almirantazgo, quien unida a otra de las Cortes, fueron a llevar la don Amadeo de Saboya la noticia de haber sido elegido como futuro rey de España. La que aceptó para su desgracia.

Al igual que a la mayoría de los componentes de esta Comisión, se le otorgó la Encomienda de San Mauricio y San Lázaro.

En el año 1872 se celebró en la ciudad de Nápoles la Exposición Marítima, acudió a ella por ser elegido para presidir la Comisión que representaba a España en este certamen.

En el año 1873 se le otorgó el grado de coronel del Real Cuerpo de Infantería de Marina.

El día 16 de julio del año 1878, se le ascendió al grado de capitán de navío.

En éste mismo año es designado por el Gobierno, como Delegado Especial, para sentar las reglas de la pesca en aguas del Algarbe portugués, pues había estallado un conflicto de intereses entre  ambos países, logrando llegar a un buen acuerdo, en el que hizo gala de ser un buen conocedor, tanto de los problemas del negocio de la pesca, como de sus dotes de negociador y diplomático, siendo por ello galardonado por el país vecino, con la Gran Cruz de Cristo y escribiendo una obra, haciendo referencia a esta comisión, titulada « Memoria sobre la legislación de pesca »

Al regreso de esta comisión, se le destinó como Comandante de Marina de la provincia, ciudad y puerto de Valencia, por Real orden del día 1 de abril del año 1887, falleciendo en esta ciudad el día 4 del mes de abril del año 1890, en el cumplimiento de sus obligaciones, cuando contaba con cincuenta y ocho años de edad.

Publicadas póstumamente: « Acciones navales modernas (1855-1900). » Imprenta Alemana. Madrid, 1903.

« Marina Española de la Edad Media. » Imprenta Ministerio de Marina. Tomo I, 1925, 2ª Edición. Tomo II, 1927.

Era Académico de número de la Real de Historia; El mismo de las Bellas Letras de Cádiz: Individuo de la Pontoniana de Nápoles y Socio de la Academia Geográfica de Lisboa. Entre otras condecoraciones mencionadas estaba en posesión de Caballero con Cruz y Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, Cruz de la Marina de Diadema Real, Caballero Cruz al Mérito Naval de 3ª clase con distintivo blanco, Comendador de número de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, Medalla de África, Benemérito de la Patria, Gran Cruz del Cristo, de Portugal y Comendador de San Benito de Avis, de Portugal.

Por Real decreto del día 2 de mayo del año 1899, se determina sean trasladados sus restos mortales al Panteón de Marinos Ilustres, donde reposan desde entonces en la capilla sexta de la izquierda o del E., bajo un túmulo que dice:

Lápida en el panteón de Marinos Ilustres de don Francisco Javier Salas y Rodríguez Morzo. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

Lápida en el panteón de Marinos Ilustres de don Francisco Javier Salas y Rodríguez Morzo. Cortesía del Museo Naval. Madrid.

F. Javier de Salas

Capitán de navío

Individuo de número

de la Real Academia de la Historia

21-2-1832                        4-4-1890

En un libro

Historia de la Matricula de Mar

Marina Española de la Edad Media.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1800-1868 (Tomo I) Editorial Naval. Madrid, 1993.

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1868-1898 (Tomo II) Editorial Naval. Madrid, 1995.

Cervera y Jácome, Juan. El Panteón de Marinos Ilustres. Ministerio de Marina. Madrid. 1926.

Cervera Pery, José.: El Panteón de Marinos Ilustres, trayectoria histórica, reseña biográfica. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Estado General de la Armada para el año de 1850.

Estado General de la Armada para el año de 1852.

Estado General de la Armada para el año de 1854.

Estado General de la Armada para el año de 1864.

Estado General de la Armada para el año de 1869.

Estado General de la Armada para el año de 1876.

Estado General de la Armada para el año de 1881.

Estado General de la Armada para el año de 1890.

González de Canales, Fernando. Catálogo de Pinturas del Museo Naval, tomo III. Ministerio de Defensa. Madrid, 2000.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.