Descubierta 1955

Posted By on 16 diciembre, 2013

Foto de la corbeta Descubierta. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Foto de la corbeta Descubierta. Colección Todoavante. Casaú. Cartagena.

Las seis corbetas de la clase Descubierta fueron diseñadas para la escolta de convoyes y construidas por la Empresa Nacional Bazán en Cartagena. Se autorizó su construcción en marzo de 1946.

La construcción de las dos primeras corbetas comenzó en junio de 1950. El 10 de enero de 1951 se autorizó la propuesta de Bazán de construir las dos últimas corbetas en La Carraca, para así distribuir el trabajo de sus factorías.

El 7 de febrero de 1951 se les asignó los nombres de Descubierta, Atrevida, Princesa, Diana, Nautilus y Favorita.

Tenía un desplazamiento de 905 toneladas estándar, 990 a media carga y 1.100 a plena carga. Medía 75,50 metros de eslora, 10,20 metros de manga, 2,80 de calado estándar y 5,20 de puntal. Su dotación era de 113 hombres.

Disponía de dos motores diesel Sulzer-Bazán y dos hélices. Alcanzaba los 3.200 caballos de potencia y una velocidad de 17 nudos. Tenía capacidad para embarcar 107 toneladas de gasóleo, que le daba una autonomía de 3.450 millas a 18 nudos y 8.000 millas a velocidad económica de 12 nudos.

Armado con un cañón de 105 mm, 4 cañones antiaéreos de 40 mm, en montajes dobles, 4 ametralladoras antiaéreas de 20 mm, 2 morteros para lanzar cargas de profundidad y 2 varaderos.

Se colocó su quilla en Cartagena el 26 de junio de 1950. Botada el 9 de junio de 1952, se entregó a la Armada el 19 de agosto de 1954. Fue su primer comandante el capitán de corbeta don Mauricio Hermida Guerra.

Resultaron unos buques excelentes para la Armada española. El principal problema que se encontraron los constructores fue la baja calidad de los aceros suministrados. Al emplear la soldadura, se abrían muchas grietas por las muchas impurezas del acero, teniendo que recurrir al remachado. La calidad del acero mejoró en las cuatro últimas corbetas, y se volvió al sistema de soldadura, aunque aumentó el coste.

A comienzos del mes de junio de 1955 salió de Cartagena rumbo a Hamilton, Bermudas, escoltando a los yates de la regata internacional Habana-San Sebastián.

A comienzos del mes de octubre de 1955 permaneció en Barcelona por unos días el jefe del Estado general Franco. El día 4 de octubre llegó al puerto la escuadra al mando del almirante Abárzuza, con insignia en el crucero Canarias. La escuadra llevaba haciendo maniobras en el Mediterráneo desde el 20 de septiembre. Completaban la escuadra los cruceros Almirante Cervera, insignia del jefe de la 1ª división de la Flota, Miguel de Cervantes, insignia del jefe de la 2ª división de la Flota, y Galicia, insignia del jefe de la 3ª división de la Flota. También estaba presente el crucero Méndez Núñez, doce destructores, los torpederos Audaz y Osado, las corbetas Descubierta y Atrevida, los dragaminas Nalón, Llobregat, el transporte Almirante Lobo, el calarredes CR-1 y el remolcador de altura RA-1. La escuadra llegó a Barcelona la mañana del 4 de octubre. El 8 de octubre embarcó Franco en el crucero Canarias, desde donde presenció las maniobras de la escuadra. Salió de puerto la noche del 8 de octubre y puso rumbo a las islas Baleares, seguido del resto de la escuadra.

La tarde del 10 de diciembre de 1955 llegó a Las Palmas de Gran Canarias con el vicealmirante don Pascual Cervera y Cervera, nuevo comandante general de la base naval.

En 1957 interviene en las operaciones del África Occidental Española (AOE). Desde 1956 se encontraba destinada en las islas Canarias con la corbeta Atrevida y el minador Neptuno y dependía del comandante general de la base naval de Las Palmas, junto a los remolcadores de altura RA-1 y RA-2 y las barcazas de desembarco K-1 y K-2. El minador y las corbetas vigilaban el litoral para evitar el contrabando de armas.

En 1958 se le instaló en la base naval de Las Palmas un radar e navegación Decca 12, una de las pocas mejoras que recibió.

En 1959 es destinada a la colonia de Guinea Ecuatorial, sustituyendo al cañonero Cánovas del Castillo.

En enero de 1961 se implantaron nuevos numerales en los buques de la Armada. A pesar de seguir siendo clasificadas como corbetas, recibieron la letra “F” de fragatas. La única no modernizada, la Descubierta, quedó encuadrada en la serie 50, recibiendo el numeral F-51, mientras que las corbetas modernizadas recibieron numerales de la serie 60, F-61 a F-65.

Durante la entrega de la bandera de combate a la corbeta Villa de Bilbao en agosto de 1961, se encontraban en el puerto de Bilbao la corbeta Atrevida, el minador Neptuno y otros buques menores. El 27 de agosto de 1961 estuvo en el puerto de Santander con la corbeta Villa de Bilbao durante el acto de la entrega de la bandera de combate a la corbeta Atrevida, ofrecida por el ayuntamiento. Finalizados estos actos protocolarios, se desplazó a la colonia de Guinea.

En octubre de 1968 se concedió la independencia a Guinea, permaneciendo la corbeta en aquellas aguas para garantizar la defensa de los intereses españoles, hasta que en 1969 regresó a la península en la operación “Ecuador”, el traslado del material y la población civil que quisiera abandonar el país. De Las Palmas zarparon el 3 de marzo de 1969 el crucero Canarias, los transportes de ataque Aragón y Castilla y el petrolero Teide. Se unieron en Santa Isabel al cañonero Pizarro y a la corbeta Descubierta. Los buques estaban al mando del vicealmirante Romero Manso. El crucero llevaba a bordo una compañía reforzada de Infantería de Marina y un helicóptero Bell 47 del Arma Aérea de la Armada. Participaron en la evacuación los mercantes Villa de Bilbao, Ernesto Anastasio, Ciudad de Toledo y Río Francolí, surtos en Fernando Poo y Río Muni. Permaneció en la zona los meses de marzo y abril. El 5 de abril zarparon rumbo a las islas Canarias, evacuando a 280 hombres, 230 vehículos, dos aviones y un helicóptero.

Fue dada de baja el 2 de agosto de 1970, siendo desguazada en el arsenal de La Carraca.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Blanco Núñez, José María. La construcción naval en Ferrol, 1726-2011. Navantia, 2011.

Coello Lillo, Juan Luis.: Buques de la Armada española. Los años de posguerra. Aqualarga. Madrid, 2000.

Diarios ABC, La Vanguardia.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.