Constancia 1859

Posted By on 6 junio, 2014

Foto de la goleta Constancia. Colección don José Lledó Calabuig.

Foto de la goleta Constancia. Colección don José Lledó Calabuig.

Construcción:

Goleta de hélice de con casco de hierro. Eran sus gemelas las goletas llamadas Animosa, Santa Filomena y Valiente.

En 1857 el ministro de Marina don José Mac-Crohon y Blake propuso la compra en Inglaterra de varias goletas de hélice con casco de hierro para el servicio en las Filipinas. Se autorizó su construcción, para el servicio en las Filipinas, el 12 de marzo de 1859.

Construida por la empresa Samuda Brothers, de Londres, fue botada el 8 de diciembre de 1859, puesta en servicio en abril de 1860.

Su casco de hierro desplazaba 510 toneladas, medía 45,82 metros de eslora, 8 de manga y 2,44 de calado.

Sus máquinas, construidas por la firma Penn, daban 100 caballos nominales con los que alcanzaba una velocidad de 8 nudos.

Armada con dos cañones lisos de 68 libras (20 cm), cambiados después por dos cañones rayados de 32 libras (16 cm) y uno rayado de 12 cm. Su dotación era de 82 hombres.

Historial:

Tomó parte en la intervención española en la Conchinchina, que había comenzado en 1857. Dos compañías de tropas españolas llegaron a Saigón el 1º de abril de 1861 a bordo de la goleta Constancia. Las tropas se mantendrían allí destacadas hasta el 1 de abril de 1863.

Tomó parte en las operaciones que se realizaron contra los piratas de Mindanao en 1861. El 15 de noviembre de ese año salieron de Cottabato los buques al mando del alférez de navío don Juan Moreno Guerra, los transportes San Vicente, Scipión y Soledad, escoltados por las falúas 13, 36 y 37. Esa noche salió el cañonero Luzón para protegerlos. Al día siguiente salió el resto de la expedición, los cañoneros Arayat y Pampanga, la goleta Constancia, mandada por el teniente de navío don Zoilo Sánchez Ocaña, remolcando la falúa 14, la goleta Valiente con la falúa 11 y el cañonero Taal con la falúa 1. Se añadieron tres mercantes fletados y un buque hospital y depósito. Estaban al mando del capitán de fragata don Casto Méndez Núñez, comandante de la división de las fuerzas sutiles del sur de las Visayas. Las tropas comprendían seis compañías de infantería, una sección de obreros y cuatro cañones de montaña, mandabas por el gobernador militar de Zamboanga y de la isla de Mindanao, el coronel José Ferrater.

Llegados a la cota de Pagalungan, desembarcaron tropas para hacer un reconocimiento del terreno. Méndez Núñez salió con varios botes para hacer un reconocimiento por la parte del río, observando la disposición de las defensas. El terreno era fangoso y apenas podían moverse. Fueron rechazados varios ataques y el coronel Ferrater pensó en retirarse, a lo que Méndez Núñez dijo: “La Marina no se retira”, ordenando a las goletas que embistiesen el fuerte el 17 de noviembre. Como no se podía hacer un desembarco en tierra al estar rodeado de cenagales, el capitán de fragata don Casto Méndez Núñez, embiste el fuerte con la goleta Valiente, metiendo el bauprés, por donde abordan el fuerte, mientras los cañoneros disparan a quemarropa. Uno de los más distinguidos en los combates fue el alférez de navío don Pascual Cervera Topete, otro fue el alférez de navío de la Constancia don Patricio Montojo. Cervera obtuvo el mando del cañonero Taal, por enfermedad de su comandante, con el que pronto se distinguió en combate con los piratas.

En diciembre de 1871 participó en una operación de desembarco en Parang con las fuerzas navales al mando del contraalmirante Mac-Crohon, compuestas por la fragata Berenguela, las corbetas Vencedora, Wad-Ras y Santa Lucía, las goletas Circe y Valiente y siete cañoneros, bombardeando Joló el 25 de diciembre.

Participó en otros encuentros con los piratas, como la expedición a Joló de 1876, quedando la isla definitivamente ocupada. La goleta Constancia estaba al mando del teniente de navío don José de Iraola y Rivero. También participaron la goleta Santa Filomena y los cañoneros Mindanao 2, Filipino, Paragua 2, Calamianes 2, Albay 2 y Prueba, dirigidos por el contraalmirante don José Malcampo y Monge, comandante general del apostadero.

Fue dada de baja y desguazada en 1884.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Martínez Valverde, Carlos.: “Intervenciones españolas en los conflictos exteriores (1848-1898). Cuaderno monográfico nº 5. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 1989, página 78.

Martínez-Valverde, Carlos.: “Don Pascual Cervera en Filipinas”. Revista de Historia Naval. Año 1996, nº 53, páginas 17-19.

Robert, Juan B.: “La evolución del buque en el siglo XIX y su repercusión en la Marina militar de España”. Revista de Historia Naval. Año 1984, nº 5, página 16.

Rolandi Sánchez-Solís, Manuel.: “La actuación de la Marina en la algarada de Cavite de enero de 1872”. Revista de Historia Naval. Año 2010, nº 108, páginas 14-15.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.