Concordia 1857

Posted By on 13 junio, 2014

Construcción:

Goleta de hélice, de una clase de 9 unidades, construidas en astilleros españoles. El ministro de Marina Mariano Roca de Togores, marqués de Molins, impulsó la renovación de la Marina, formuló un plan de escuadra a la que pertenecían estas goletas.

Fueron los primeros buques de guerra a hélice construidos en astilleros españoles. La goleta Concordia fue botada en La Carraca, Cádiz, en 1857.

Desplazaba 553 toneladas. Medía 43 metros de eslora, 7 de manga y 3,30 de puntal.

Con una máquina de 80 caballos nominales de potencia y 160 indicados, alcanzaba una velocidad de 6 a 7 nudos.

Armada con dos cañones lisos de 68 libras (20 cm), montados en colisa. Su dotación era de 81 hombres.

Historial:

En 1862 se incorporó a la Escuadra de Instrucción. Estaba al mando del teniente de navío don Gabriel del Campo. Fue disuelta la escuadra el 12 de junio de 1862, quedando destinada en la base de Cartagena para atender a servicios de guardacostas. Seguía al mando del teniente de navío Campo.

El 18 de septiembre de 1868 se sublevaron en Cádiz el brigadier don Juan Bautista Topete y el general don Juan Prim contra el reinado de Isabel II. Allí se encontraba la goleta Concordia, mandada por el teniente de navío don Manuel Vial y Funes.

Destinada a la estación naval del golfo de Guinea, el 21 de octubre de 1868 zarpa de Cádiz y llega el día 25 a Santa Cruz de Tenerife, de donde vuelve a zarpar tres días después y llega a Santa Isabel de Fernando Poo el 27 de noviembre.

Finalizado su servicio en Guinea, el 13 de septiembre de 1870 salió con rumbo a Santa Cruz de Tenerife llegando el 26. Salió el 27 para Cádiz en donde fondeo el 4 de octubre. El 11 de octubre salió para el puerto de Mahón en cuyo lazareto limpio y fondeo el 20. Finalizada la cuarentena, el 8 de noviembre salió para la bahía de Alcudia a la que llego el mismo día. El 9 salió para Tarragona entrando de arribada en Alcudia el 10 por el mal tiempo. El 14 salió para Cartagena a donde fondeo el 17.

Durante la revolución cantonal de 1873 se encontraba la goleta en el arsenal de La Carraca. El 23 de julio de ese año salió del arsenal con tropas de infantería de Marina a bordo, que lograron tomar Puerto Real a los revolucionarios.

En enero de 1874 se crearon las Fuerzas Navales del Norte, incorporándose a ellas la goleta al mando del teniente de navío de primera don José García de Quesada. Tomó parte en las operaciones del sitio de Bilbao, ocupado por los carlistas. El 21 de febrero de 1874 bombardea Portugalete y Las Arenas con los vapores de ruedas Ciudad de Cádiz, Gaditano y Ferrolano, la corbeta Consuelo y la goleta Ligera. Al día siguiente bombardea Las Arenas en solitario. El 24 de febrero bombardea las posiciones carlistas de Somorrostro con los vapores Ciudad de Cádiz y Gaditano, operación que repite al día siguiente.

El 25 de marzo de 1874 bombardea Santurce, Algorta y las posiciones carlistas de San Pedro Abanto con la fragata de hélice Blanca, la corbeta Consuelo, las goletas Ligera y Buenaventura y los vapores Ciudad de Cádiz, Gaditano y Ferrolano. La mañana del 26 de marzo bombardea las posiciones carlistas de Punta Lucero con la goleta Buenaventura. El 27 de marzo bombardea Somorrostro con la goleta Buenaventura y el vapor Gaditano. El 30 de marzo ataca Santurce con la goleta Ligera y el vapor Ciudad de Cádiz. A primeros de mayo de 1874 fue ocupada la ría del Nervión a los carlistas. El 21 de julio de 1875 bombardeó Lequeitio con el aviso Fernando el Católico.

En 1876 estaba al mando del teniente de navío de primera don Pedro de la Puente y Olea.

En 1880 formó parte de la Escuadra de Instrucción del mando del contraalmirante don José Polo de Bernabé. La goleta estaba al mando del teniente de navío de primera don Dionisio Sola.

En el año 1881 pasó a servir en el Servicio de Guardacostas, patrullando las aguas del Cantábrico. El 7 de agosto de 1881 embarcaron los Reyes en Santander en el cañonero Tajo que los llevó a la isla Magro. Allí transbordaron a la corbeta Tornado, que los llevó a Ferrol escoltados por las goletas Concordia y Ligera y el vapor de ruedas Ferrolano.

Después de presidir unas maniobras de la escuadra y la botadura y puesta en quilla de varias unidades en Ferrol, los reyes Alfonso XII y María Cristina embarcaron el 13 de agosto de 1881 en la fragata Sagunto, realizando varias travesías con dicha escuadra hasta finales de agosto, cuando los Reyes regresan a Santander. La escuadra estaba formada por las fragatas Sagunto, insignia del contraalmirante don José Polo de Bernabé, Zaragoza, las fragatas de hélice Villa de Madrid, Carmen, Almansa, la corbeta Tornado, la goleta Concordia y el cañonero Pelícano.

En 1885 se encontraba al mando del teniente de navío de primera don José Morgado PitaVeiga.

Fue dada de baja en Ferrol en 1888. Vendida para su desguace en 1897.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

El Mundo Naval Ilustrado. Año 1, nº 1. Madrid, 1º de mayo de 1897, página 6.

Pardo San Gil, Juan.: “La Marina en la última guerra carlista (1872-1876)”. Revista Ristre. Julio-agosto 2.003, nº 9, página 34.

Pardo San Gil, Juan.: “Las operaciones navales en las Guerras Carlistas”. Itsas Memoria. Revista de Estudios Marítimos del País Vasco. Año 2006, nº 5. Museo Naval. Donostia-San Sebastián, página 448.

Rodríguez González, Agustín Ramón y Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales, S.A. 2003.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999, página 292.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.