1776 – Flota de Nueva España

Posted By on 26 julio, 2014

Mando:

Jefe de escuadra don Antonio de Ulloa.

Salida:

Zarpa de Cádiz el 8 de mayo de 1776. Fue la última flota que zarpó rumbo a Nueva España. Eran 2 de guerra y 15 mercantes.

Llega a Veracruz la tarde del 25 y la mañana del 26 de julio de 1776.

Escolta:

Capitana. Navío: España, alias Santiago la España. 64 cañones. 560 hombres. Capitán de navío don José de Urrutia. Capitán de fragata don Antonio Partearroyo. Maestre don Felipe de la Maza.

Almiranta. Navío: Dragón. 64 cañones. 560 hombres. Brigadier don Juan Antonio Cordero. Maestre don Antonio de Vicuña.

Mercantes:

Navío: Nuestra Señora de Begoña. Maestre don Juan Miguel Tellechea.

Fragata: Nuestra Señora del Carmen y San José, alias Portobeleña. 268 toneladas. Construida en Francia. Dueño M. Sáenz de Tejada. Maestre don Jerónimo Fontdevila.

Navío: San Carlos. Maestre don Juan Bilbao.

Navío: Nuestra Señora del Rosario. Maestre don Bernabé Antonio Elías.

Navío Nuestra Señora del Buen Consejo, alias Pláceres. 490 toneladas. Construido en Portugal. Dueño don José Villanueva Picó. Maestre don Domingo Marroquín.

Navío: Nuestra Señora del Carmen. Maestre don Agustín Javier Beristáin.

Navío: San Pablo. Maestre don Manuel Jesús Fernández.

Navío: Dichoso. Maestre don Juan José Zuloaga.

Navío: Nuestra Señora del Buen Consejo. Maestre don Juan Bazterra.

Navío: San Francisco de Paula, alias Matamoros. 531 toneladas. Construido en Génova. Propiedad de la Compañía de San Fernando de Sevilla. Maestre don Manuel Prieto García.

Fragata: Nuestra Señora del Carmen, alias La Galga. 257 toneladas. Dueño don Pedro Garaicoechea. Maestre don Rafael Beyens.

Navío: San Juan Evangelista. Maestre don Juan Esteban Tellechea.

Navío: Nuestra Señora del Rosario. Maestre don Manuel Sanz Berro.

Navío: San Francisco de Paula. Maestre don Mariano de Frías.

Fragata: Nuestra Señora del Carmen, alias Pájaro. 316 toneladas. Construcción francesa. Dueño don Juan Pujol. Maestre don José López Martínez.

Regreso:

Debido a la guerra que España había iniciado con Portugal y a la guerra que Gran Bretaña sostenía en Norteamérica, el regreso de la Flota corría el peligro de ser atacada. Como ya era habitual, los diferentes mercantes zarparon rumbo a Cádiz con caudales y mercancías en diferentes fechas, según las necesidades.

Aprovechando la llegada a Veracruz del navío de línea San Julián, el 23 de junio de 1777, se pensó en que realizara su regreso con la Flota de Ulloa. Debido al retraso en la salida, este navío zarpó de Veracruz en septiembre y llegó a la Habana el 2 de octubre. Zarpó de la Habana el 10 de noviembre en conserva de la urca Santa Amalia y llegó a Cádiz el 10 de enero de 1778, llevando a bordo cinco millones de pesos, de los cuales un millón correspondía al comercio.

La Flota de Ulloa salió finalmente de Veracruz rumbo a Cádiz el 16 de enero de 1778, compuesta por la capitana, la almiranta y los mercantes San Cristóbal y Victoria. El comandante general de la escuadra de la Habana, el jefe de escuadra don Juan Bautista Bonet tenía previsto hacerse a la vela con seis navíos y cuatro fragatas para esperar a la Flota en la Sonda de la Tortuga y darla escolta hasta la Habana, saliendo él mismo a bordo del navío Magnánimo. A última hora Bonet canceló la salida de la escuadra, optando por enviar a los navíos Magnánimo, San Lorenzo, San Ramón y Ángel de la Guarda y a las fragatas Santa Cecilia y Santa Bárbara, reuniéndose ambas formaciones el 8 de febrero. El 13 de febrero entraron en la Habana.

El 9 de marzo de 1778 zarpó de la Habana la Flota de Ulloa, ahora convertida en escuadra, pues contaba con los navíos España, Dragón, San Lorenzo, Ángel de la Guarda y las fragatas Santa Cecilia y Santa Bárbara. Los caudales se embarcaron entre los cuatro navíos de guerra para repartir el riesgo, mientras las dos fragatas no llevaban carga alguna para servir de escolta y tener más movilidad. También zarparon los mercantes San Cristóbal y la fragata Nuestra Señora del Carmen, alias Pájaro, que relevaba a la fragata Victoria.

Fondearon en Santa Cruz de Tenerife el 21 de mayo, 74 días después de salir de la Habana, un retraso considerable a causa de la derrota desusada y las excesivas calmas encontradas. Después de abastecerse de agua y víveres, zarpan de Tenerife el 31 de mayo.

Entraron en Cádiz la tarde del 29 de junio de 1778. El valor de lo llevado, en caudales, cobre, grana y otros productos, ascendió a 21.960.002 pesos.

Bibliografía:

Cabrero, Leoncio (Coord.).: Hispanoamérica hacia 1776. CSIC. Instituto de Cooperación Iberoamericana. Madrid, 1980.

García-Baquero González, Antonio.: Cádiz y el Atlántico (1717-1778). Tomo I. Diputación Provincial de Cádiz. Cádiz, 1988.

Lerdo de Tejada, Miguel.: Comercio exterior de México desde la conquista hasta hoy. México, 1853. Documentos nº 9 y 10.

Orte Lledó, Alberto.: El jefe de escuadra don Antonio de Ulloa y la Flota de Nueva España 1776-1778. Fundación Alvargonzález. Gijón, 2006.

Solano Pérez-Lila, Francisco de.: La pasión de reformar. Antonio de Ulloa, marino y científico. 1716-1795. Escuela de estudios hispano-americanos. CSIC. Sevilla, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.