Biografía de don José Rudesindo Malcampo y Monge

Posted By on 16 noviembre, 2014

José Rudesindo Malcampo y Monge.

José Rudesindo Malcampo y Monge.

Contralmirante de la Real Armada Española.

III Marqués de San Rafael.

I Conde de Joló y I Vizconde de Mindanao.

Nació en la población de Sanlúcar de Barrameda, provincia de Cádiz, en 1828.

En 1824 se refundieron las tres compañías de Guardiamarinas en un Colegio, el cual debía de establecerse en la población de Puerto Real, pero se decidió trasladarlo a La Carraca, a pesar de ser un establecimiento de la Armada no se pudo poner en marcha. En 1828 se suprimió el Colegio y se dio libertad de enseñanza aplicando la Constitución de 1812, por ello ya no era necesario ser hijodalgo ni pasar las pruebas de limpieza de sangre, al estar preparado se pasaba un examen presidido por una Junta de Jefes de la Armada, quienes al dar el Vº Bº se producía el ingreso en la Corporación. No era fácil superarlo, porque en los exámenes las exigencias eran las justas y conformes a los requerimientos de la profesión, fue una época muy dura pues ante la libertad de estudio los jueces de las pruebas eran implacables en su aplicación, no perdonando ningún error por nimio que fuera.

Pasando de esta forma veintiún años en los cuales no hubo academia, ni colegio, ni compañía de guardiamarinas, siendo libre la preparación de todos los aspirantes, viviendo en «casas de confianza» e ingresando al aprobar el examen de la Junta de Jefes, hasta llegar a 1845 cuando por fin se abrió la Escuela Naval Militar en San Carlos. Por esta razón no hay expedientes de estos años.

Ingresó en la Armada en julio de 1844.

Entre los años 1846 y 1848 de guardiamarina navegó en el navío Soberano, en 1849 como guardiamarina de 1ª navegó en la fragata Isabel II.

El 6 de junio de 1850 se le ascendió a alférez de navío.

En los empleos de subalterno navegó por todos los mares, circundante de la península, así como por el seno mejicano y las Filipinas.

Por Real orden del 4 de marzo de 1857 se le ascendió al grado de teniente de navío.

En 1861 era segundo comandante de la goleta Constancia, en la que el capitán de fragata Méndez Núñez arbolaba su insignia cuando llevo a efecto el famoso ataque a la cota de Pagalungan y su fuerte en la  isla de Mindanao en las Filipinas. Siendo herido mortalmente, pero el destino quiso saliese de aquel gran golpe sufrido en ésta acción, hubo quien lo creyó un milagro.

Por Real orden de 1861 se le ascendió al grado de capitán de fragata.

Por Real orden del 3 de abril de 1862 se le ascendió al grado de capitán de navío.

Por Real orden del 25 de noviembre de 1868 fue ascendido al grado de brigadier.

Por efecto de la revolución de 1868, por Real orden del 14 de septiembre de 1869 se le otorgó el grado de contralmirante, por tomar parte muy activa en ella.

Siendo a forma de recompensa por estar dotado de un gran valor, casi temerario y ser su carácter impregnado de una ambición sin límites.

Desde 1868 se convirtió en uno de los más firmes defensores del partido democrático.

Se le destinó a la Habana y a su apostadero, ocupando este puesto realizó una activa guerra a los filibusteros y con su energía, cortó de raíz no pocas intervenciones norteamericanas en auxilio de los independentistas cubanos.

En 1871 estando en el trono de España don Amadeo I de Saboya, fue nombrado presidente del Gobierno, pero conservando además las carteras de Estado y Marina tomando el cargo el 5 de octubre de 1871, permaneciendo hasta el 26 de mayo de 1872, siendo sucedido en la presidencia por don Ruiz Zorrilla.

Cuando cayó este Gobierno, se le nombró capitán general de las islas Filipinas, tomando posesión del mando el 18 de junio de 1774 de nuevo se dedico con su acostumbrado ahínco, a la persecución del contrabando y de los piratas de la isla de Joló.

En 1876 prestó a su patria uno de los más señalados servicios, contaba con muy pocos medios, pero ordenó se pusieran todos en servicio y con ellos llevo a cabo una atrevida campaña en la isla de Joló, dando el resultado del sometimiento del sultán Jamalul Kiram de aquellos isleños, de haber fracasado las cosas para España se hubiesen puesto muy mal, sobre todo por el descrédito que hubiera conllevado.

Solicitó ser relevado por motivos de salud, pues el inhóspito clima de aquellas islas le era perjudicial, más las heridas sufridas en los combates anteriores de las que se resintió el resto de su vida, el escrito está fechado el 20 de diciembre de 1876, llegando su relevo y entregando el mando el 28 de febrero de 1877, regresando más tarde a la península.

Falleciendo el 23 de mayo de 1880 en su ciudad natal y enterrado en el cementerio de la misma población, Sanlúcar de Barrameda.

El gobierno decretó el 12 de enero de 1886 el traslado de sus restos, pero corriendo con los gastos del mausoleo la familia, quedando terminado a finales de 1888.

Otra Real orden del 12 de abril de 1889, disponía que la familia debía sufragar también los gastos del traslado, por razones desconocidas no se llegó a efectuar, por ello el sarcófago sigue vacío a fecha de hoy (2013), aunque hay dudas de si en algún momento fueron trasladados sin conocimiento oficial, pues documento que lo acredite razonablemente no existe.

No obstante en él figura una inscripción que dice:

Aquí yacen los restos mortales

del Contralmirante D. José Malcampo y Monge

Marqués de San Rafael, Conde de Joló, Vizconde

de Mindanao, Senador del Reino, Presidente del

Consejo de Ministros, con cartera de Estado y

Marina, en 1871, Capitán General Gobernador de

las Islas Filipinas en 1874, Conquistador de Joló

en 1876.

Falleció en Sanlúcar de Barrameda el 23 de

Mayo de 1880, a los 52 años de edad.

R. I. P.

—En una corona—

A  mi  inolvidable  y  querido  esposo.

Mausoleo de don José Rudesindo Malcampo y Monge.

Mausoleo de don José Rudesindo Malcampo y Monge.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1800-1868 (Tomo I) Editorial Naval. Madrid, 1993.

Bordejé y Morencos, F. Fernando de.: Crónica de la Marina Española en el siglo XIX, 1868-1898 (Tomo II) Editorial Naval. Madrid, 1995.

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1957. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Cervera y Jácome, Juan. El Panteón de Marinos Ilustres. Ministerio de Marina. Madrid. 1926.

Cervera Pery, José.: El Panteón de Marinos Ilustres, trayectoria histórica, reseña biográfica. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Estado General de la Armada para el año de 1846.

Estado General de la Armada para el año de 1847.

Estado General de la Armada para el año de 1848.

Estado General de la Armada para el año de 1849.

Estado General de la Armada para el año de 1856.

Estado General de la Armada para el año de 1861.

Estado General de la Armada para el año de 1864.

Estado General de la Armada para el año de 1869.

Estado General de la Armada para el año de 1870.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Mendivil, Manuel de.: Méndez Núñez, su Marina y la Marina de hoy. Ministerio de Marina. Madrid, 1924.

Montero y Vidal, José.: Historia General de Filipinas desde el descubrimiento hasta nuestros días. Tomo 3. Est. Tip. de la viuda é hijos de Tello. Madrid, 1895. Facsímil.

Risco, S. J. Alberto.: Apuntes biográficos del Excmo. Sr. Almirante D. Pascual Cervera y Topete. Imp. Sebastián Rodríguez. Toledo, 1920.

VV.AA.: Méndez Núñez, El Marino y sus buques (1840-1869). Recopilación de libros (fotocopias) y artículos de la Revista General de Marina, así como de la Revista de Historia y Cultura Naval, en originales y ordenados por don José Lledó Calabuig. Encuadernados en un tomo. Obra que suponemos única sobre éste marino.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.