Biografía de don Segundo Díaz Herrera y de Serrano

Posted By on 28 diciembre, 2014

Teniente Coronel del Real Cuerpo de Infantería de Marina española.

Coronel del Ejército.

Vino al mundo en la ciudad de la Habana el 25 de febrero de 1836, por estar su padre, el general don Segundo Díaz de Herrera y Molla destinado en ella, siendo su madre doña María Isabel de Serrano.

Ingresó en la Real Armada directamente al Real Cuerpo de Infantería de Marina el 22 de septiembre de 1849.

Por Real orden del 8 de noviembre de 1854 se le ascendió al grado de teniente.

Por Real orden del 20 de octubre de 1858 se le ascendió al grado de capitán, participando en la guerra de África de 1860, estando en principio embarcado en el vapor de ruedas Vulcano, pasando posteriormente a tomar el mando de los infantes destinados en las fuerzas sutiles.

En 1862 zarpó con la escuadra que se unió a la británica y francesa, para poner fin a la guerra civil en México, allí permaneció de guarnición hasta ser nombrado el nuevo emperador de México por las maniobras del francés Napoleón III, regresando a la península la fuerza por orden del general don Juan Prim Jefe de la expedición española.

Por Real orden del 6 de mayo de 1868 se le ascendió al grado de comandante, destinado como 2º Jefe del 2º Batallón del 2º Regimiento. Al declararse la guerra en la isla de Cuba en el mismo año, llamada de los diez años, fue embarcado y pasó a reforzar a las tropas allí destacadas, participando en varios combate.

También participó en la defensa del Arsenal de La Carraca en 1873.

Por Real orden del 26 de agosto de 1873 se le ascendió al grado de teniente coronel, destinado como Jefe del 1.er Batallón del 1.er Regimiento.

Al producirse el levantamiento carlista pidió ser incorporado con su regimiento, el primero del Real Cuerpo de Infantería de Marina a la guerra civil, siendo destinado bajo el mando de las fuerzas del general Jovellar.

En esta guerra participó en el combate por Monlleó y posteriormente en la toma de la población de Cantavieja. Ésta estaba muy bien protegida y el combate fue duro, cayendo muerto a muy pocos metros de la muralla que daba protección a los carlistas, después de haber tomado una primera trinchera que a su vez protegía a la segunda, siendo el 5 de julio de 1875.

Tuvo la mala suerte de no llegar a saber su ascenso a coronel del ejército, otorgado por su extraordinario valor demostrado en la toma de Monlleó, pues la Real orden llegó al día siguiente de su fallecimiento.

Entre otras condecoraciones estaban en poder de: Cruz de la Marina de Diadema Real, Cruz del Mérito Naval con distintivo Blanco de primera clase, Cruz del Mérito Naval con distintivo Blanco de segunda clase y Medalla de África.

El mismo día de la toma de la población que le costó la vida, cayeron en manos de los realistas ciento setenta jefes y oficiales, cincuenta cadetes y mil seiscientos soldados.

Por Real orden de S. M. don Alfonso XII, se le otorgaba el privilegio para que los restos de tan insigne Infante descansaran en el Panteón de Marinos Ilustres.

Colocándose una lápida con la siguiente inscripción:

A la memoria del Coronel del ejército

Teniente coronel de Infantería de Marina

D. Segundo Díaz Herrera

Muerto gloriosamente en el asalto de la plaza

de Cantavieja en la noche del 5 de julio de 1875

Situada en la sexta capilla del Este.

Pero a fecha de hoy (2009) no están trasladados los restos al Panteón. No se sabe la razón.

Bibliografía:

Enciclopedia General del Mar. Garriga. 1968. Compilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez.

Cervera y Jácome, Juan.: El Panteón de Marinos Ilustres. Ministerio de Marina. Madrid. 1926.

Estado General de la Armada para el año de 1858.

Estado General de la Armada para el año de 1866.

Estado General de la Armada para el año de 1873.

Estado General de la Armada para el año de 1874.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.