Biografía de don Antonio María Vacaro y Valenciano

Posted By on 25 abril, 2015

 

Jefe de escuadra de la Real Armada Española.

Vino al mundo en Madrid en 1723, siendo sus padres don Antonio Vacaro y Guirandengo, y doña Bernabe Valenciano y de Arce.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 9 de abril de 1738. Expediente N.º 244.

Al aprobar los exámenes teóricos fue ascendió el 19 de diciembre de 1740 a alférez de fragata, pasando a embarcar en el mismo mes al navío Santa Teresa, realizando tres campañas de corso por el océano, a la arribada de la última se comisionó a su comandante a un tornaviaje a Tolón, a su regreso se le ordenó trasbordar a la fragata Javiera.

Por orden del 2 de febrero de 1741 trasbordó al navío Halcón, incorporado a la escuadra del general don Juan José Navarro, realizando toda la campaña del Mediterráneo, permaneciendo dos años encerrados por el bloqueo británico en la base francesa de Tolón, estando en ella se le comunicó su ascenso con fecha del 30 de julio de 1741 al grado de alférez de navío, zarparon el 22 de febrero de 1744, librándose el combate de cabo Sicié contra la escuadra del almirante británico Sir Th. Matthews, en el que a pesar de la superioridad numérica del enemigo, quedó dueño del mar el general español, regresando a Cartagena el 9 de marzo siguiente.

Pasó a la escuadra de don Ignacio Dauteville realizando salidas por el océano regresando a la bahía de Cádiz, se le dio la orden del 10 de octubre de 1748 de trasbordar al navío León, cargado con azogue en un tornaviaje con destino a Veracruz, a su regreso se le dio la orden de trasbordar al Tigre, zarpando en nueve cruceros sobre el océano, siéndole entregada la Real orden del 20 de noviembre de 1749 con su ascenso al grado de teniente de fragata, continuando en sus cruceros por ambos mares, hasta recibir la Real orden del 28 de octubre de 1751 siendo ascendió al grado de teniente de navío.

Permaneció desembarcado hasta entregarle la Real orden del 10 de noviembre de 1753, otorgándole el mando del jabeque Mallorquín, realizando cinco cruceros sobre las aguas norteafricanas en comisión de corso, por orden del 17 de diciembre de 1755 trasbordó al mando del Catalán, continuando en la misma comisión, al regreso de uno de sus cruceros su buque pasó a desarme, otorgándole el Vigilante, regresando a la misma comisión, el 11 de abril de 1757 se encontraba entre las islas de Mallorca e Ibiza encontrándose con cuatro jabeques moros, estos lograron abordarle pero fueron rechazados en dos ocasiones, decidiendo abandonar la empresa a causa de las pérdidas sufridas, al arribar se le ordenó desembarcar por orden del 28 de octubre siguiente.

Pasado un tiempo embarcó en el navío Septentrión, realizando un viaje a las islas Afortunadas y un crucero de protección del tráfico marítimo hasta las islas Terceras, permaneciendo a su bordo hasta el 5 de septiembre de 1759 por serle otorgado el mando del jabeque Ibicenco realizando tres campañas en corso, en uno de ellos al E., de la isla Carbonera entabló combate contra una galeota argelina, a la que venció capturando sesenta moros y turcos.

El 10 de mayo de 1760 trasbordó al mando del jabeque Vigilante, continuando en la comisión de corso, permaneciendo hasta el 26 de junio de 1763, por serle otorgado el mando de la fragata Dorada, zarpando con rumbo a Veracruz, pasando a la Habana, haciéndose a la mar comisionado en dos ocasiones para repartir el situado entre las Antillas menores.

Por orden del 1 de septiembre de 1766 trasbordó para tomar el mando de la fragata Flora, siendo cargado con pertrechos para reparar al navío Dragón, el cual se encontraba desarbolado en Veracruz, regresando a la Habana donde le fue entregada la Real orden del 6 de agosto de 1767 comunicándole su ascenso al grado de capitán de fragata, permaneciendo al mando de la suya hasta el 17 de septiembre siguiente por serle otorgado el mando de la urca San Julián, zarpando con rumbo a la bahía de Cádiz donde fondeó, continuando a su mando hasta el 8 de marzo de 1768.

Por Real orden del 3 de octubre seguido le fue otorgado el mando del navío San Vicente Ferrer recién incorporado a la Armada, zarpando de la bahía de Cádiz con destino a Argel, para un intercambio de prisioneros, permaneciendo a su mando hasta el 2 de diciembre de 1769 por pasar a desarme el buque.

El 21 de abril de 1772 se le otorgó el mando de una división de jabeques, siendo su insignia el Pilar, realizando diferentes comisiones por el Mediterráneo, sobre todo practicando el corso hasta el 9 de mayo de 1773, encontrándose desembarcado se le entregó la Real orden del 21 de abril de 1774 con su ascenso al grado de capitán de navío.

Participó en la expedición contra Argel al mando del general don Pedro Castejón en 1775, destacando por sus conocimientos y valor, tanto en el desembarco de la tropa, como en el forzado reembarque de ésta.

En 1780 pasó a la escuadra del general don Luis de Córdova, participando en el apresamiento sobre el cabo de Santa María el 9 de agosto del gran convoy británico compuesto por cincuenta y cinco velas, de ellas solo se salvaron tres de ser capturadas, regresando a la bahía de Cádiz con las presas, encontrándose en la ciudad se le entregó la Real orden del 19 de junio de 1781 con el ascenso al grado de brigadier.

Pasó a la escuadra del general don Ventura Moreno participando en la reconquista de Mahón, regresando a la bahía el 9 de marzo de 1782, quedando incorporado en la escuadra del general don Luis de Córdova, participando el 20 de octubre en el combate naval del cabo Espartel, contra la escuadra británica del almirante Howe, en la que él mismo admiró: «…el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias» El combate tuvo una duración de cinco largas horas.

Por Real orden del 21 de diciembre de 1782 ascendió al grado de jefe de escuadra, continuando en servicios de su grado en el Departamento de Cartagena, hasta su fallecimiento en 1789 cuando contaba con sesenta y siete años de edad, de ellos cincuenta y uno de honrosos servicios a España.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Vargas y Ponce, Josef de.: Vida de D. Juan Josef Navarro, primer marqués de la Victoria. Colección de Varones ilustres de la Marina Española. Imprenta Real. Madrid, 1808.

VV. AA.: Dos Expediciones españolas contra Argel, 1541 y 1775. Servicio Histórico Militar. Madrid, 1946.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.