Biografía de don Estanislao Velasco y Coello

Posted By on 31 mayo, 2015

 

Teniente general de la Real Armada Española.

Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, pensionada.

Vino al mundo en Madrid en 1737, siendo sus padres don Matías de Velasco y Cabeza de la Vega, y doña Casilda Coello y Zarzalejos.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 28 de diciembre de 1752.

Aprobados los exámenes teóricos se le ordenó el 17 de diciembre de 1754 pasar embarcado al navío Aquilón, realizando cruceros sobre los cabos de Santa María y San Vicente, permaneciendo hasta el 31 de enero de 1755, el 1 de febrero junto a diecinueve compañeros pasó por tierra al Departamento de Cartagena, donde fue destinado a bordo del jabeque Gavilán, perteneciente a la división del capitán de fragata don José de la Flor comisionados al corso, en uno de sus cruceros el 16 de marzo combatió contra otra división argelina al mando de Aggi-Musa, conocido jefe corsario, quien falleció en el enfrentamiento resultando hundidas todas sus velas, al arribar de uno de sus cruceros se le comunicó su ascenso a alférez de fragata producido el 29 de octubre seguido, con la orden de desembarcar.

Pasó un tiempo a los Batallones de Infantería de Marina, recibiendo la orden del 17 de agosto de 1756 de embarcar en el navío Soberano, perteneciente junto a otros cuatro a la escuadra del general don Pedro Stuart, realizando una campaña en corso sobre el Mediterráneo, al arribar quedó desembarcado en el propio Arsenal, siendo destinado a servicios.

Por orden superior del 5 de abril de 1757 pasó a embarcar en el jabeque Catalán, permaneciendo hasta junio por trasbordar al navío Triunfante, realizando dos campaña de corso, en una de ellas en aguas de Barcelona apresaron un pingue argelino, arribando a Cartagena donde desembarcó por pasar a desarme el buque.

El 22 de marzo de 1758 embarcó en la fragata Astrea, zarpando en conserva del navío América trasportaron tropas a los presidios norteafricanos, así como a otros puntos del Mediterráneo, sin dejar de practicar el corso, permaneciendo hasta diciembre seguido por quedar desembarcado.

Se le ordenó el 20 de marzo de 1859 embarcar en el navío Galicia, perteneciente a la escuadra del general don Pedro Stuart en comisión de corso, hasta zarpar para unirse a la escuadra del general don Juan José Navarro, arribando a Nápoles donde embarcó la Real familia del nuevo rey don Carlos III, desembarcando en la ciudad de Barcelona, regresando a Cartagena el 15 de diciembre, recibiendo la orden de trasbordar a la fragata Astrea, dando la vela en corso para vigilar las costas del noroeste e islas Baleares, al regresar se le entregó la Real orden del 12 de abril de 1760 con su ascenso al grado de alférez de navío, trasbordó al Terrible realizando una campaña de noventa y cinco días sobre las costas de Argel, a su regreso a Cartagena se le ordenó pasar al Galicia, zarpando en comisión de corso, regresando a Cartagena para zarpar seguido con rumbo a Cádiz, donde se le ordenó desembarcar.

Recibió la orden del 1 de febrero de 1761 de embarcar en el navío Asia, perteneciente a la escuadra del marqués del Real Transporte, zarpando con rumbo a la Habana donde desembarcó para formar parte de la guarnición de la plaza, asistiendo a la defensa de ella cuando fue atacada por los británicos entre el 6 de junio y el 12 de agosto de 1762, participando en los combates del Morro, Puntas y sus baluartes, siendo herido, a pesar de ello continuó en la refriega, quedando como muy distinguido, siendo hecho prisionero y junto a los demás transportado a la bahía de Cádiz donde desembarcó el 31 de octubre seguido, pasando a su casa a recuperarse de su herida.

Al presentarse se le destinó a Cartagena, donde embarcó sucesivamente en los jabeques Vigilante, Ibicenco y Andaluz, realizando constantes cruceros en comisión de corso a las órdenes de don Antonio Barceló, estando embarcado en el último recibió la orden junto al Aventurero de pasar a Cádiz, donde al arribar sus comandante se les ordenó proseguir viaje al estrecho de Magallanes, de donde regresaron a Montevideo después de cuatro meses de trabajos en lugar tan inhóspito, al arribar trasbordo a la fragata Rosa, realizando tres viajes a las islas Malvinas para a su vez levantar sus cartas náuticas.

Permaneció en aquel apostadero, recibiendo la Real orden del 15 de enero de 1766 con su ascenso al grado de teniente de fragata, más tarde recibió otra del 15 de junio de 1769 comunicándole su ascenso al grado de teniente de navío, el 12 de septiembre de 1770 embarcó de transporte en su fragata el capitán general don Francisco Bucarely, al arribar a la bahía de Cádiz se le dio la orden de desembarcar, para embarcar de transporte en el navío San José desembarcando en Ferrol.

Se le dió la orden el 1 de enero de 1772 de haber sido comisionado como capitán de bandera en los Batallones de Marina de servicio en la Villa y Corte, permaneciendo en este destino hasta el 30 de septiembre de 1774 regresando a Ferrol, el 15 de noviembre seguido se le otorgó el mando de la urca Santa Amalia zarpando con rumbo a Montevideo transportando pertrechos de guerra, arribando de vuelta en junio de 1776, a su llegada se le entregó la Real orden del 17 de febrero próximo pasado con su ascenso al grado de capitán de fragata, siendo nombrado en agosto siguiente comandante del Arsenal de Ferrol, permaneciendo hasta diciembre seguido.

En abril de 1777 interinamente se hizo cargo como comandante del navío San Gabriel, estando a punto de zarpar llegó su comandante el brigadier don Alejo Gutiérrez de Rubalcava, quedando como su segundo, dando la vela rumbo a la Habana, encontrándose aquí en noviembre siguiente se le otorgó el mando de la fragata Santa Bárbara, quedando incorporado su buque a la escuadra del don Juan Bautista Bonet, zarpando con rumbo a la sonda de la Tortuga a la espera de la Flota de Nueva España al mando del general don Antonio de Ulloa, siendo ésta la última de ellas, arribando a la Habana donde recibió la orden de continuar en la misma y regresar a la península, fondeando en la bahía de Cádiz el 29 de junio de 1778.

En agosto siguiente zarpó con su buque a cruzar sobre los cabos de Santa María y San Vicente, en conserva de la fragata Rosario ambas a su mando permaneciendo durante setenta y cinco días, por arribar dando escolta a un navío particular por nombre San José y las Ánimas, quien había zarpado del Callao, no hubo descanso pues se hizo a la vela a los pocos días con los mismos buques con rumbo a cruzar sobre el cabo de Espartel y Trafalgar, pero el 6 de diciembre se desató un duro temporal de Levante obligándole a buscar refugio en el apostadero de Algeciras, quedando incorporado a la división del capitán de navío don Juan de Araoz, zarpando a cruzar sobre Gibraltar y Ceuta permaneciendo en la mar hasta su arribada a la bahía de Cádiz el 5 de enero de 1779, al llegar se le cargó con pertrechos de guerra y artillería con destino a Cartagena, regresando a la bahía.

Quedo incorporado a la división del brigadier don Juan de Lángara, formada por el navío Poderoso, insignia, Santo Domingo, San Lorenzo y las fragatas Santa Bárbara y Rosario con el paquebote San Gil de aviso, realizando una campaña de treinta días entre los cabos de Santa María y San Vicente, al arribar a Cádiz quedó incorporado a la división del brigadier don Vicente Doz, zarpando con rumbo a cruzar entre los cabos de Espartel y Trafalgar, permaneciendo noventa días, al regresar zarpó dando escolta a la polacra Santa Engracia con destino a Fernando Poo, dejándola a salvo a treinta leguas al SO. del cabo Catin, regresando al Estrecho incorporándose de nuevo a las órdenes de don Juan de Lángara, la división apresó un convoy de quince velas siendo Velasco el responsable de darles escolta a la bahía de Cádiz, volvió a hacerse a la mar, por ser otoño avanzado un nuevo temporal le obligó a buscar refugio en el apostadero de Algeciras, al amainar zarpó el 31 de diciembre para unirse a la escuadra del general don Luis de Córdova, pues daba escolta a dos buques con víveres para sus buques, encontrándose cruzando al O., del cabo Espartel, hizo entrega de los buques y regresó a la bahía de Cádiz obligado por el mal tiempo, por ello no pudo participar en el combate del 16 de enero de 1780 del cabo Espartel contra la escuadra británica del almirante Rodney.

Por sus méritos se le otorgó el mando del navío Astuto a pesar de su inferior graduación, siendo resuelta la anómala situación por Real orden del 20 de mayo de 1780 al notificarle su ascenso al grado de capitán de navío.

Quedo incorporado a la escuadra del general don Luis de Córdova, participando en cruceros sobre los cabos de Santa María y San Vicente, así como alargarlos hasta las islas Terceras, al regreso de uno de ellos se le comisionó para un tornaviaje que le llevó a tocar en los puertos de San Juan de Puerto Rico, Habana, Veracruz, Cartagena de Indias, La Guaira y Puerto Cabello, regresando a la bahía de Cádiz, permaneció en su buque hasta 1786 al quedar desembarcado por pasar a desarme.

Por Real orden del 14 de enero de 1789 se le ascendió al grado de brigadier, siendo nombrado introductor de Embajadores, no restándole para seguir ascendiendo, se le entregó la Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III, pensionada, prosiguiendo en el desempeño de su cargo hasta serle entregado un Real decreto del 29 de mayo de 1795 siendo nombrado Consejero del Supremo de la Guerra.

Por Real orden del 5 de septiembre de 1795 se le ascendió al grado de teniente general, continuando en sus altas funciones, hasta su fallecimiento el 6 de diciembre de 1806, cuando contaba con sesenta y dos años de edad, de ellos cuarenta y cuatro de muy honrosos servicios.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.