Biografía de don Bonifacio de Tosta y Sánchez Montaño

Posted By on 20 agosto, 2015

 

Teniente de navío de la Real Armada Española.

Vino al mundo en Guatemala en 1783, siendo sus padres don Pedro José de Tosta y de Hierro, y doña María Josefa Sánchez Montaño y Tamariz.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía del Departamento de Cádiz el 28 de septiembre de 1797. Expediente N.º 2.111.

Al aprobar el examen teóricos se le ordenó embarcar el 11 de octubre de 1797 en la fragata Gertrudis realizando un crucero, a su regreso el 2 de diciembre trasbordó por orden al navío San Pablo, incorporado a la escuadra del océano del general don José de Mazarredo, la cual se hallaba bloqueada en la bahía de Cádiz, el 5 de febrero de 1798 cesó a causa de un fuerte temporal el bloqueo por la escuadra británica al mando del contralmirante Nelson, momento aprovechado por el general al mando de la española compuesta por veintidós navíos y dos fragatas, para perseguirla pero sin poderle dar alcance, decidiendo regresar a la bahía, fondeando el 13 siguiente.

El 13 de mayo de 1799 zarpó la escuadra rumbo a Cartagena para unirse a la francesa del almirante Eustache Bruix, en el viaje de ida la española sufrió un temporal, pasando por ello varios buques a reparar, al estar listos zarparon con rumbo a la bahía de Cádiz, donde descansaron unos días, para levar anclas y hacerse a la mar dirigiéndose al puerto de Brest, donde fondearon ambas escuadra el 8 de agosto seguido, trasbordando el 19 de diciembre siguiente al navío Príncipe de Asturias, encontrándose en este Arsenal se le notificó su ascenso del 9 de junio de 1800 a alférez de fragata, donde permaneció hasta el regresó de la escuadra al mando del general don Antonio de Córdova a la bahía de Cádiz el 13 de marzo de 1802.

Por orden del 25 de mayo seguido trasbordó al Argonauta, zarpando el 21 de junio consecutivo con rumbo a Cartagena, donde quedó incorporado a la escuadra del general don Domingo Nava para transportar a los reyes de Etruria, regresando a Cartagena el 1 de febrero de 1803, pasando a Cádiz donde fondeó el 1 de marzo seguido, recibiendo la orden de desembarcar el 4 siguiente por ser destinado a los Batallones de Infantería de Marina.

El 9 de marzo de 1804 se le otorgó el mando de la barca Águila con base en Estepona, realizando varios cruceros y comisiones por el Mediterráneo, al arribar a Cartagena se le otorgó el mando de la lancha Luisa, saliendo para dar escolta a un convoy con destino a Algeciras donde quedó asignado, realizando cruceros en protección del tráfico marítimo siempre interrumpido por buques británicos, permaneciendo hasta el 30 de enero de 1806, trasladándose a Cádiz el 17 de marzo siguiente, pasando destinado a los Batallones de Infantería de Marina.

Permaneció poco tiempo pues recibió la orden del 26 de junio seguido de embarcar en el navío San Fulgencio, a las órdenes del general don Juan Ruiz de Apodaca, participando en los combates de los días 9 á 14 de junio de 1808 contra la escuadra francesa del almirante Rosilly siendo rendida, lográndose la primera victoria sobre las armas napoleónicas, zarpando el 1 de octubre seguido con destino al Callao con pliegos con la noticia de la invasión de la península, regresando a la bahía el 17 de agosto de 1809, al llegar se le entregó la Real orden de 23 de febrero próximo pasado con su ascenso al grado de alférez de navío.

Durante su tiempo libre se interesó por el sistema de telegrafía para los buques, por lo importante de mantener las comunicaciones entre los barcos en la extensa mar, siempre se considero de suma importancia poder contar con este medio, no en balde, el primer sistema de banderas para comunicación fue puesto en práctica por el general don Juan José Navarro, durante el traslado desde Nápoles del nuevo rey don Carlos III a Barcelona en 1759, quien ordenó su puesta en práctica.

El telégrafo marino fue inventado por Mr. Home Popham capitán de marina británica quien alcanzó el grado de almirante y fue publicado en 1803, el cual fue adoptado por todas las marinas, la Armada fue una de las primeras, pero Tosta realizó un ensayo de su sistema en 1808, siendo tan eficiente que S. M., ordenó su impresión para conocimiento de toda la Corporación. Titulado. «Telégrafo marítimo para uso de los buques de Su Majestad. Imprenta Real, Sevilla, 1810.» Basado en el mismo sistema de su inventor, pero muy mejorado y ampliadas sus capacidades, siendo a su vez superado por el publicado posteriormente por don Antonio Martínez y Tacón.

A su regreso con el San Fulgencio le fue reconocido el mérito, desembarcando el 29 de agosto de 1809, con la orden de pasar a Sevilla para probar su sistema primero en tierra, al terminar las pruebas se presentó en el Departamento de Cádiz el 31 de enero de 1810.

Recibiendo la orden del 4 de febrero siguiente de embarcar en el navío Santa Ana, trasbordando el seguido 12 de marzo al Príncipe de Asturias, de nuevo por orden del 7 de junio consecutivo pasó a la fragata Atocha, zarpando el 12 de julio con rumbo a Veracruz y Habana, donde desembarcó quedando a las órdenes del capitán de navío don Rosendo Porlier en el apostadero de la ciudad, donde le fue entregada la Real orden del 22 de julio de 1810 con su ascenso al grado de teniente de fragata.

Participó prácticamente en todos los combates que se dieron en la zona, tanto en la mar como en tierra o en apoyo de estos, entregándole la Real orden del 5 de junio de 1815 con su ascenso al grafo de teniente de navío.

Fue enviado a principios de 1822 a Jalapa para ver la posibilidad de instalar el telégrafo, pero los avances y retrocesos de las líneas de frente se lo hicieron imposible, regresando a Veracruz el 22 de julio siguiente siendo nombrado capitán del puerto.

Al parecer al final se pasó a los insurgentes, pues por Real orden del 16 de abril fue dado de baja en la Corporación, al enterarse se escapó de Veracruz. Solo podemos añadir que al concluir la guerra civil, se estableció en Veracruz donde al parecer falleció en torno a 1830.

Bibliografía:

Aragón Fontela, Miguel.: La Rendición de la Escuadra Francesa de Rosilly (14 de junio de 1808) Cuaderno Monográfico del Instituto de Historia y Cultura Naval, N.º 55. Madrid, 2007. Págs. 67 a 90.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808.

Carlan, J. M.: Navíos en Secuestro. La escuadra Española del Océano en Brest (1799-1802). Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1951.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.