Biografía de don Gabriel Montesinos Donday

Posted By on 31 octubre, 2015

 

Médico de la Real Armada.

Vino al mundo en la ciudad de Valencia el 22 de septiembre de 1870.

Ingresó en la Armada el 25 de agosto de 1896, con el grado de médico segundo, pasando destinado al hospital de Cádiz el 28 de septiembre seguido.

Con su grado se le ordenó embarcar en el crucero acorazado Cristóbal Colón, saliendo de Cádiz el 8 de abril de 1898 con el Infanta María Teresa al mando de don Pascual Cervera con rumbo a las islas de Cabo Verde, cruzando el océano y llegando a Santiago de Cuba el 19 de mayo seguido, al pedir el general Blanco a Cervera el envío de tropas a las lomas de San Juan, fue uno de los elegidos para formar parte de ellas, pasando a El Caney donde se batieron contra los norteamericanos, cuando el almirante recibió la orden de salir, éste llamó a su hombres, embarcando don Gabriel el 2 de julio por la tarde en su buque, salieron el 3 siguiente rumbo al combate contra la muy superior escuadra norteamericana, yendo al fondo todas las unidades españolas.

Al ser rescatados pasó con el resto de marinería al Harward, con rumbo a Portsmouth, pero como iban sin oficiales, don Pascual pidió al Mr. Goodrich pasaran unos oficiales a su bordo para mantener el orden por sus propios mandos, por lo que abordaron el buque los tenientes de navío don Antonio Magaz (Vizcaya), don Fernando Bruquetas (Teresa), don Adolfo Caladria (Oquendo) y don Antonio Cal (Colón), quienes tomaron el mando de todos ellos y cada uno a los de su buque, quedando además los Primeros médicos, don Adolfo Núñez Suárez, don Salvador Guinea y don Alejandro Lallemand con el Segundo médico don Gabriel Montesinos y los capellanes don Matías Biesa y don Antonio Granero. Ocurrió el incidente del Harvard, donde resultaron asesinados cinco españoles y heridos catorce. Al serle comunicado al almirante realizó una reclamación jurídica, pero el Gobierno americano no quiso entrar en pormenores y se quedaron sin castigo los asesinos.

El 20 de agosto el contralmirante McNair, Director de la Academia Naval de Annapolis, entregó al almirante Cervera un escrito del Gobierno de los Estados Unidos pensando sería del agrado de don Pascual, pero el documento llevaba una condición: «…dar su palabra de honor de no hacer armas contra los Estados Unidos mientras durase la guerra.» el almirante indignado le espetó a su carcelero: «Excmo. Sr.: El Código penal de la Marina militar de España define como delito y pena la aceptación de la libertad bajo palabra de no hacer armas durante la guerra; por tanto, nosotros no podemos hacerlo, y tengo el honor de ponerlo en conocimiento de V. E. —  De esto doy parte a mi Gobierno. — Quedo…» Esta negativa fue comunicada al Gobierno americano, pero valorando la realidad por la que España ya no tenía buques con que hacerles la guerra y la isla se había rendido el 31 de agosto, se les comunicó la libertad incondicional el mismo día.

A partir de este momento don Pascual se mueve a gran velocidad, manda una comisión de oficiales y un médico para contratar un medio de transporte a poder ser todos juntos, unos días más tarde se contrató al trasatlántico británico City of Rome, el cual fue acondicionado sobre todo con medicamentos, pues solo dos marineros se quedaron por su gravedad en el hospital de Norfolk. El 12 de septiembre salieron del puerto de Nueva York todos a bordo formando la expedición; dos generales, Cervera y Paredes, ocho oficiales superiores, setenta oficiales y guardiamarinas, más los mil quinientos setenta y cuatro, contramaestres y marineros, más veintiún soldados, teniendo un coste el transporte por persona de seis dólares con sesenta y seis centavos. Quedaron en la isla y en sus aguas (aunque hay diferencias de las fuentes) alrededor de quinientos cuatro hombres, siendo los fallecidos en el combate naval y en las Lomas de San Juan.

Estando en la mar recibió don Pascual un telegrama del Gobierno, para evitar entrar en un puerto militar, así la población no se alarmaría al ver descender a tantos heridos, por eso dio la orden al capitán del buque para que lo hiciera sobre el puerto de Santander, en vez de hacerlo sobre Ferrol. (Una más de los políticos que en estas cuestiones parecen más infantiles que personas adultas y a forma de avestruces, esconden la cabeza y se les queda el culo al aire. Pero ellos son así, ¡siempre políticamente correctos! Tratando de ocultar al pueblo la verdad) Llegaron el 19 a Santander pero por ser casi de noche fondeó a la entrada, realizando el atraque al día siguiente nada más amanecer; al atracar desembarcó el almirante y puso un telegrama al Ministro Auñón: «La travesía se ha efectuado con un tiempo hermoso, y todo el mundo ha ganado extraordinariamente, en especial los enfermos, cuyo número, que eran más de 300 cuando yo llegué a Portsmouth, se ha reducido a 180, y los que quedan están mejor en general.»

Como todos los participantes en el combate anterior al regresar se le dio licencia para recuperarse después de una temporada en el hospital de San Carlos, al incorporarse se le destino a Cartagena, en la Escuela de Torpedos teniendo consulta en el casco del crucero Navarra, el cual permanecía de pontón en el Arsenal, hasta el 1 de enero de 1899 que fue dado de baja. Pero no terminaba de recuperarse y por ello en 1900 consta como excedente voluntario en Alicante, el mismo año se le dio de baja en la Armada a petición propia.

Poco más tarde se presentó a examen y aprobándolo pasó a estar colegiado, en 1903 se incorporó al recién creado Instituto de Reformas Sociales, incorporándose en las filas del partido Liberal-Conservador presidido por Maura, fue ocupando puestos, entre ellos el de director del Hospital Provincial de Alicante, durante la dictadura de don Miguel Primo de Rivera fue concejal del Ayuntamiento, creando la sanidad municipal con sus Casas de Socorro, fue su último cargo político, desde hacía años siempre insistía en la higiene en sus pacientes, el resto lo ponía él, pero debían ayudarle de lo contrario muy poco o nada se adelantaría.

Siempre puso sus ideas en práctica, pues en su casa pasaba consulta sin cobrar, lo que al correrse la voz fue aumentando el trabajo pero no le importaba, al producirse el levantamiento de África y llegarle noticias de estar buscado, logro escapar a casa de su hijo en Valencia, donde prácticamente estuvo escondido durante toda la triste guerra, al terminar regresó a Alicante reencontrándose con su mujer, quien le dio la noticia de haber sido asesinado su otro hijo, esto le llevó a decidir no volver ni a oír hablar de política.

Le sobrevino el fallecimiento el 24 de julio de 1957 en Alicante.

Desde 1913 fue médico de la Cruz Roja. Caballero custodio de la Santa Faz. Fue de los primeros en ayudar económicamente a la construcción de las primera hoguera de San Juan en 1928, la de Alfonso XII. Presidente de la Cámara de la Propiedad Rústica. Vicepresidente del Tribunal Tutelar de Menores. Su hija mayor fue conocida como Madre Gabriela María, llegando a ser nombrada por la Madre superiora segunda al mando, viajando a Roma donde se le dio pasaporte del Vaticano, fue la encargada de promover los papeles y pruebas de Caudine Thévenet (1774-1837) Madre María de San Ignacio fundadora de la Congregación de Jesús-María para la educación de los niños abandonados, beatificada en 1981 y santificada por Juan Pablo II el 21 de marzo de 1993, gracias al trabajo realizado por ella durante gran parte de su vida; falleció en 1989.

Condecoraciones: Medalla de oro por el grado de licenciado, obtenido por oposición como premio extraordinario. Cruz al Mérito Naval de 1ª clase con distintivo Rojo.

Bibliografía:

Cervera Topete, Pascual.: Colección de documentos referentes a la Escuadra de Operaciones de las Antillas. Editorial Naval. Madrid, 1986.

Estado General de la Armada para el año 1897.

Estado General de la Armada para el año 1900.

Hemeroteca Las Provincias.

Hemeroteca Diario Información.

Risco, S. J. Alberto.: Apuntes biográficos del Excmo. Sr. Almirante D. Pascual Cervera y Topete. Imp. Sebastián Rodríguez. Toledo, 1920.

Compilada por Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.