Transporte de situado a Argel y de Embajador a Turquía 1786

Posted By on 15 febrero, 2021

En octubre siguiente por Real orden se le otorgó a don Baltasar de Sesma el mando del navío Miño, destinado en principio a trasladar a Constantinopla al Embajador de Marruecos, por ello se acondicionó el buque para esta comisión especial, pero una Real orden le enviaba primero a transportar un millón doscientos mil pesos fuertes, para el encargado de negocios español Conde de Espilly en Argel, cargado el buque no pudo zarpar por los vientos contrarios hasta el 26 de enero de 1786, arribando a su destino el 10 de febrero, desembarcando el situado en tres días a pesar de la mala mar, zarpando el 13 arribando el 17 seguido a pasar la cuarentena.

Como no era posible esperar, por otra Real orden le fue comunicado que el Embajador seguía esperando, para darle un poco más de tiempo se envío a la fragata Santa Águeda, en ella embarcó la comitiva trasladándola a Cartagena donde embarcó en el navío, estando compuesta por el Embajador, cuatro magnates y ciento cinco sirvientes, fue embarcado para manutención y gastos diversos de la comitiva medio millón de pesos fuertes, todos acomodados zarpó el 20 de mayo, el 18 de junio siguiente fondeó en Siracusa en la isla de Sicilia para aprovisionarse de víveres frescos y rellenar la aguada, dando la vela el 1 de julio fondeando en varios puertos a causa de los vientos contrarios antes de poder entrar en los Dardanelos, repitiendo el fondeo a pesar de estar muy cerca de Constantinopla, al fin llegó a su destino y desembarcó el Embajador y su servidumbre.

Cumplida la comisión zarpó de nuevo el 31 siguiente, arribando a Mahón el 18 de agosto, pero otra vez los vientos no le dejaron entrar hasta el seguido 23 de septiembre, pasando directamente todos al Lazareto a pasar la cuarentena, al cumplir el plazo regresó la dotación al buque, tiempo aprovechando para rehabilitarlo, intento hacerse a la mar pero le fue imposible hasta el 27 de noviembre con rumbo a Cádiz, por la persistencia de los vientos contrario se vio obligado a realizar entradas en Alicante y Cartagena, hasta que el 1 de enero de 1787 logró fondear en la bahía de Cádiz, al poco tiempo se le dio la orden de desembarcar por pasar a desarme el buque.

Comunicado al Rey el buen servicio prestado a la corona y satisfecho, le concedió la encomienda de Villoria en la Orden de Santiago.

Como este caso cientos, para evitar ser repetitivo lo narramos una vez y como ejemplo, de lo muy complicado que era intentar entrar en puerto cuando solo se navegaba a vela.

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Transporte_de_situado_a_Argel_y_de_Embajador_a_Turqu%C3%ADa_1786

About the author

Comments

Comments are closed.