Navío Montañés 1794

Posted By on 26 octubre, 2011

Navío de 74 cañones construido en Ferrol por el ingeniero don Julián Martín de Retamosa, sucesor de don José Romero Fernández de Landa, siguiendo los planos del navío San Ildefonso. Estaba bajo la advocación de Santo Toribio de Mongrobejo. El dinero, 85.912 pesos, fue aportado en una suscripción popular por los santanderinos con la mediación del capitán de navío don José de Bustamante y Guerra. Botado el 14 de mayo de 1794.

Dimensiones, en pie de Burgos: eslora de 190 pies, quilla de 169 pies y ½, 51 pies de manga, 25 pies de puntal, 28 pies de plan, 24 pies y 7 pulgadas de calado a popa, 23 pies y 3 pulgadas de calado a proa.

Entregado a la Armada, es puesto al mando del capitán de navío don Casimiro Vigodet y estuvo en la campaña del Cantábrico en 1794 para dirigirse después al golfo de León a finales de año. A finales de septiembre de 1794 estaba basado en la escuadra del Océano y pertenecía a la escuadra de don José de Córdoba. Estaba al mando del capitán de navío don Casimiro Vigodet. Con el navío Monarca realizó varias pruebas comparativas los días 20 y 23 de septiembre, 29 de octubre, 2 y 4 al 9 de noviembre.

A finales de 1794, estando en la bahía de Rosas con la escuadra mandada por el teniente general don Juan de Lángara, se dio su mando al capitán de navío don Antonio de Escaño, llegado a Rosas en la fragata Venganza, aunque no llegó a tomar el mando efectivo del navío al ser nombrado Escaño mayor general de la escuadra del Océano.

El 17 de enero de 1795 capturó con la colaboración del navío Reina Luisa a la fragata francesa de 34 cañones Iphigenia. El 15 de mayo, los prisioneros franceses de la fragata capturada son llevados a Mahón y desembarcados del Montañés.

Al mando del capitán de navío don José Jordan y Maltés, su segundo era el capitán de fragata don Bernardo Muñoz, sostuvo un combate el 30 de marzo de 1795 durante dos horas y media contra una división francesa de ocho ó nueve buques de guerra bajo las baterías costeras de San Feliú de Guixols. Apoyado por las baterías costeras sólo tuvo dos muertos y varios heridos.

El 16 de junio de 1795 es destinado a la escuadra del Océano, mandada por el teniente general don José de Mazarredo, llegando a Cádiz desde Mahón el 27 de julio, al mando del capitán do navío don Isidoro García de Postigo, arbolando la insignia de don Ignacio María de Álava Sainz de Navarrete.

El 22 de noviembre de 1795 zarpa de Cádiz con la división del jefe de escuadra don Ignacio María de Álava estando al mando del capitán de navío don Fernando Valcárcel. Su destino era el archipiélago filipino, para defender aquellas aguas de los ataques británicos en la futura guerra que se avecinaba entre las dos naciones. Llegan a Manila el 25 de diciembre de de 1796, entrando en Cavite el 8 de enero de 1797 para ser reparado tras la larga travesía.

En 1798 es enviado a las costas de China con las fragatas Santa María de la Cabeza y Santa Lucía para interceptar el comercio británico en aquellas costas. Encontrándose en Acapulco, es puesto al mando a primeros de 1802 del capitán de navío don Juan Elizalde y Uztariz con el pasó a Manila. Desembarcó este comandante para mandar la nao Acapulco.

Acabada la guerra con Gran Bretaña, se decide su regreso a la península. Al mando del capitán de navío don Isidoro García de Postigo e insignia de Álava, zarpa de Manila el 11 de enero de 1803 con las fragatas Santa Lucía, Nuestra Señora del Pilar, Fama y la urca Aurora. Realizando la travesía por la ruta del cabo de Buena Esperanza entran en Cádiz el 15 de mayo de 1803. El brigadier Álava arrió su insignia de este navío el 1º de junio. En el arsenal de La Carraca es reparado y se aumenta su artillería a 80 cañones.

El 1º de junio de 1803 se le da su mando al capitán de navío don Francisco de Bustillo, con el que pasó a Ferrol, dejando el mando el 10 de agosto de ese año. En 1805 se encontraba desarmado y asignado al departamento de Ferrol. En 1805 se encontraba todavía en el departamento de Ferrol.

El 24 de junio de ese año es puesto al mando del capitán de navío don Francisco de Alcedo y Bustamante, estando en la escuadra mandada por el teniente general don Domingo Pérez de Grandallana. El 8 de agosto salió de Ferrol con la escuadra de Grandallana para unirse a la escuadra combinada de Villeneuve y Gravina. El 10 de agosto de 1805 llega con la escuadra a la rada de Ares. No pudiendo fondear con la escuadra, lo hizo a las diez de la noche en la rada exterior de La Coruña.

El 13 de agosto zarpa de la rada de Ares con la escuadra combinada al mando de Villeneuve y entra en Cádiz el día 20. Combate el Trafalgar el 21 de octubre, consiguiendo regresar a Cádiz con las bajas de 20 muertos y 29 heridos al mando del teniente de navío don Alejo Gutiérrez de Rubalcaba al haber muerto en el combate su comandante Alsedo y herido de gravedad su segundo el capitán de fragata don Antonio Castaños.

Reparados los daños en el arsenal de La Carraca queda listo para el servicio el 25 de febrero de 1806, efectuando varios viajes a las islas Canarias y Baleares, al mando del capitán de navío don Ramón Herrera y Cruzat. El 19 de febrero de 1808 toma su mando el capitán de navío don José Cayetano García de Quevedo y de Chiesa, que sustituye a Herrera por enfermedad.

En julio de ese año se encontraba en Cádiz con la escuadra del teniente general don Juan Ruiz de Apodaca, participando en la rendición se la escuadra francesa del almirante Rosilly, siendo su comandante el brigadier Quevedo y su segundo el capitán de fragata don Claudio Roig. El 11 de septiembre de 1808 es desarmado. El 1º de enero de 1809 es puesto de nuevo al mando del capitán de navío García de Quevedo.

Zarpa de Cádiz el 25 de abril de 1809 con el navío San Lorenzo y otros dos navíos británicos para llevar prisioneros franceses a las islas Canarias, regresando a Cádiz el 16 de junio.

Al mando del brigadier don Diego Quevedo zarpa de Cádiz el 12 de agosto de 1809 rumbo a Vigo para llevar pertrechos y dinero a la escuadra y ejército que se encontraban en Ferrol, regresando a Cádiz el 18 de septiembre. En diciembre de 1809 recibe la orden de zarpar rumbo a Puerto Rico para llevar prisioneros y regresar con caudales, pero en marzo de 1810 se encontraba todavía a la espera de zarpar cuando la plaza de Cádiz es asediada por el ejército francés.

Estando al mando del brigadier don José Cayetano García de Quevedo hubo un fuerte temporal la noche del 6 al 7 de marzo de 1810 que arrojó a la costa a los buques que se encontraban en la bahía, quince mercantes, los navíos españoles Purísima Concepción, Montañés y San Ramón, el portugués de 74 cañones María y la fragata Nuestra Señora de la Paz. El Montañés quedó varado en la costa de Trocadero, siendo incendiado por los franceses que ocupaban esa zona de la costa. Pudo ser recuperado y se vendió en pública subasta el 12 de marzo de 1822.

Bibliografía:

A. G. I. Estado, 45, N.46. Carta de Álava al Príncipe de la Paz, Cavite, 1 de agosto de 1798.

Archivo Histórico Nacional. Junta Central Suprema Gubernativa del Reino, Estado, 25, B. Diario Marítimo Vigía de Cádiz. Cádiz, 12 de agosto de 1809.

Archivo Histórico Nacional. Junta Central Suprema Gubernativa del Reino, Estado, 25, B. Parte del capitán de puerto Diego Butrón al gobernador de la plaza. Cádiz, 19 de septiembre de 1809.

Gaceta de México, tomo V, nº 3. Martes, 7 de Febrero de 1792, pp. 22-28.

Gaceta de Madrid, nº 8, 27 de enero de 1795, página 107.

Gaceta de Madrid, nº 30, 14 de abril de 1795, páginas 404-406.

Mercurio histórico y político. Imprenta Real, Madrid, junio 1794, tomo II, pp. 273-274.

Mercurio histórico y político. Imprenta Real, Madrid, abril 1795, tomo II, pp. 397-401.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de julio de 1808. Colección Fragata. Cádiz, 1987.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VIII y IX. Museo Naval. Madrid, 1973.

Fernández Duro, Cesáreo.: Naufragios de la Armada española. Madrid, 1867.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones náuticas. Volumen V. Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 1996.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Guérin, Léon.: Histoire maritine de France. Tomo VI. Dufour el Mulat Editores. París, 1891.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero Fernández Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio publicaciones Universidad de La Coruña. Monografías. Año 1998, nº 59.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada española contra las aserciones vertidas por Mr. Thiers en su Historia del Consulado y el Imperio. Imprenta y Librería de Matute. Madrid, 1856.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

About the author

Comments

Comments are closed.