Navío Velasco 1764

Posted By on 20 enero, 2012

Construido en el arsenal de Cartagena por el sistema de Jorge Juan, bajo la dirección de Eduardo Bryant. Pertenece a la segunda serie de navíos construidos bajo este sistema. Se le puso la quilla el 21 de mayo de 1762 y el 11 de diciembre de ese año se le puso ese nombre por orden del rey Carlos III para honrar la memoria del capitán de navío don Luis de Velasco, muerto el 31 de julio de 1762 en la defensa del castillo del Morro de la Habana. Su nombre religioso era el de San Luis Obispo.

Su construcción se vio retrasada por la falta de madera, teniendo que recurrir a una partida llegada de Rumanía para terminarlo, siendo botado el 18 de agosto de 1764. Con sus planos se construyó el San Genaro en el mismo arsenal, resultando buques casi gemelos, pero con algunas diferencias. Costó 175.000 pesos. Tenía las siguientes dimensiones: 175 pies de eslora (50,29 metros), 151 pies de quilla y 6 pulgadas (43,53 metros), 47 pies y 10 pulgadas de manga (13,75 metros), 23 pies y 2 pulgadas de puntal (6,66 metros), 24,5 pies de calado (7,02 metros), 24 pies y 5 pulgadas de plan (7,02 metros), 25 pies de calado a popa (7,18 metros), 22 pies de calado a proa (6,32 metros). Llevaba 9.000 quintales (414 toneladas) de lastre, desplazada 1.683 toneladas de arqueo (1.555,64 metros cúbicos) y 2.550 toneladas de desplazamiento. Entre 1764 y 1776 su armamento consistía en 72 cañones, veintiocho de a 24 libras en la primera batería, treinta de a 18 en la segunda batería, ocho de a 8 en el alcázar y dos de 2 en el castillo, además de cuatro pedreros. Su dotación en ese último año era de 568 hombres.

El 19 de octubre de 1764 embarcó en este navío la dotación del navío Atlante para realizar su primera navegación. Entre el 6 y el 22 de noviembre de 1764 realizó sus pruebas de mar al mando del marqués de Casa Tilly, dando unos resultados excelentes. El 14 de enero de 1765 desembarcó el comandante Tilly y se encargó su mando al capitán de navío don Pedro González de Castejón y Salazar para realizar misiones de corso en el Mediterráneo, regresando a Cartagena el 18 de febrero. El 21 de marzo zarpó de nuevo para llevar a Nápoles al embajador de Portugal en aquella corte, regresando a Cartagena el 1 de junio. Al mando del capitán de navío González de Castejón, se unió en Cartagena a la escuadra del marqués de la Victoria que llevó a Génova a la infanta María Luisa de España y trae a la península a la princesa María Luisa de Parma. Disuelta esta escuadra, regresa a Cartagena el 11 de agosto, donde queda desarmado.

El capitán de navío González de Castejón dejó el mando en marzo de 1766, comenzando las obras de carena del navío hasta el 3 de julio siguiente, quedando en Cartagena desarmado. En 1769 realizó varios cruceros de corso al mando del capitán de navío don Alejo Gutiérrez Rubalcaba. El 18 de septiembre de ese año toma su mando el capitán de navío don Adrián Caudrón de Cantín, cesando en el mando el 26 de octubre de 1770. Entre el 21 de marzo de 1770 y el 13 de agosto de 1771 entró en el dique en Cartagena para ser carenado en firme y forrado de nuevo. A causa de una vía de agua entró de nuevo en el dique el 19 de noviembre de 1774 y salió reparado el 24 de diciembre.

En mayo de 1775 se reúnen en Cartagena tres divisiones para la expedición a Argel. Del departamento de Ferrol salen, en el mes de abril, los buques al mando del brigadier don Juan Antonio Cordero hacia Cádiz, donde se reúnen con la división del jefe de escuadra don Antonio de Arce, segundo comandante de la escuadra, con insignia en el San Francisco de Paula. Salen el 7 de mayo rumbo a Cartagena, donde también llega la división salida el 9 de mayo de Barcelona. La escuadra, al mando del teniente general don Pedro González de Castejón y Salazar, sale de Cartagena el 23 de junio compuesta por los navíos Velasco, al mando del capitán de navío don Alfonso de Alburquerque e insignia de Castejón, San Francisco de Paula, Oriente, San Rafael, Diligente y San José, 12 fragatas, 5 urcas, 9 jabeques, 3 paquebotes, 4 bombardas, 7 galeotas y 230 transportes con 21.000 hombres del Ejército.

La escuadra llega el día 30 frente a Argel, desembarcando las tropas el 8 de julio. La expedición fue un fracaso, reembarcando las tropas al día siguiente con graves pérdidas. Para esta campaña el navío Velasco tenía embarcados 390 tripulantes y 182 infantes de marina. Fue el mayor desastre militar del reinado de Carlos III con la pérdida de 5.000 bajas de un total de 18.400 hombres desembarcados. La escuadra fondeó en Alicante entre el 14 y el 19 de julio.

A primeros de 1776 pasa a Cádiz desde Cartagena al mando del capitán de navío don Manuel González Guiral, incorporándose en el mes de marzo a la escuadra del jefe de escuadra don Miguel José Gastón de Iriarte y Elizacoechea, compuesta de otros cinco navíos, San Eugenio, San Francisco de Paula, Oriente, San Joaquín, las fragatas Santa Catalina y Santa Gertrudis, el chambequín Andaluz y los paquebotes Marte y Guarnizo, para realizar varias pruebas comparativas entre los diferentes tipos de navíos y servicios de instrucción de los oficiales en la práctica de las evoluciones navales. Una de estas salidas se produjo a la altura del cabo de San Vicente entre el 20 de mayo y el 22 de julio.

Una nueva salida de Cádiz fue efectuada el 15 de agosto, reducida la escuadra a tres navíos, Velasco, San Eugenio, San Francisco de Paula y Oriente, y las fragatas Santa Catalina y Santa Gertrudis. El primer destino de esta escuadra era el puerto de Lisboa, donde fondearon para mostrar pabellón, con el pretexto de hacer aguada. Gastón comunicó al gobierno portugués el armamento que se estaba realizando en Cádiz con destino a las costas del Brasil para reclamar el cese de hostilidades de los portugueses en aquella zona, sin duda con ánimo de disuadir a los portugueses de sus ambiciones territoriales. El ministro portugués marqués de Pombal, disimulando su inquietud, agasajó a los oficiales españoles, que fueron recibidos por la propia reina de Portugal. También patrullaron al oeste de las islas Canarias para reconocimiento de las embarcaciones que encontrasen y detención de las que lleven pertrechos sin facturar. La división fondeó en la isla de La Palma y regresó a Cádiz el 11 de noviembre.

Desde finales del año 1776 hasta mediados de 1777 permaneció armado en Cádiz, zarpando después rumbo a Ferrol, donde en el mes de noviembre de 1777 dio la banda. El 23 de junio de 1779, al día siguiente de declarar la guerra a Gran Bretaña, sale de Cádiz al mando del capitán de navío don Santiago Muñoz de Velasco con la escuadra del teniente general don Luis de Córdoba con rumbo norte, donde efectuará la primera campaña del Canal de la Mancha, donde el Velasco queda integrado en la escuadra de observación a cargo de propio Córdoba. Tras finalizar la campaña, la escuadra entra en Brest el 13 de septiembre, decidiendo en junta celebrada el 20 de octubre el regreso de la escuadra de Córdoba a Cádiz.

En el puerto francés de Brest quedó una escuadra española al mando del teniente general don Miguel Gastón, compuesta por veinte navíos españoles, entre ellos estaba el Velasco, cuatro franceses y varias fragatas. Esta escuadra zarpa de Brest el 13 de enero de 1780 y la escuadra llega a Cádiz dispersada por los temporales, entrando el Velasco el 3 de febrero.

El 28 de abril de 1780, al mando del capitán de navío Muñoz de Velasco, zarpa de Cádiz con la escuadra al mando de don José Solano Bote. Tras dejar tropas en Puerto Rico, llegó a la Habana el 4 de agosto. El 17 de septiembre de 1780 realizó una salida de la Habana con la escuadra de Solano en busca de una escuadra británica, regresando a puerto el 26 de septiembre. A mediados de octubre de 1780 realiza una nueva salida con la escuadra de Solano, fracasando en el intento de desembarco en Pensacola a causa de los temporales. En abril y mayo de 1781 participa en la ocupación de Pensacola en la escuadra mandada por Solano.

El 5 de marzo de 1782 debía haber zarpado de la Habana con la escuadra y convoy al mando de Solano, compuesta por siete navíos, dos bergantines, dos corbetas y sesenta y dos mercantes con destino al puerto de Guarico. Llevaban a bordo 5.728 hombres para la operación de desembarco en Jamaica. Llegan a Guarico el 8 de abril, donde se unen a la división de cuatro navíos al mando del brigadier don Francisco de Borja, que habían llegado a Guarico el 10 de febrero de 1782, y varios navíos franceses. El Velasco, al mando del capitán de navío don Vicente Hezeta, que había quedado en la Habana por estar desarbolado, zarpa de la Habana el 14 de abril y llega a Guarico el 2 de mayo con las fragatas Nuestra Señora de la O, Héroe, el bergantín Cazador y otras catorce embarcaciones cargadas de tropas y pertrechos, separadas del convoy de Solano.

El 22 de abril de 1782 zarpa la escuadra de Solano para proteger la recalada de un convoy francés y de la escuadra de 19 navíos al mando de Vaudreuil, que llegaban con muchas averías tras el combate contra Rodney el 12 de abril en Los Santos. Entran en Guarico el 26 de abril. Se decide en junta suspender las operaciones de ocupación de Jamaica, zarpando la escuadra de Solano el 4 de julio y llega a la Habana el día 20.

El 27 de agosto zarpa el navío Velasco de la Habana con la fragata Santa Cecilia para recoger en Veracruz caudales, tropas y víveres en previsión de un ataque de la escuadra británica de Rodney a la Habana. Al mando del capitán de navío don Vicente Hezeta llega a la Habana con la escuadra de Solano el 20 de enero de 1783 tras una patrulla de corso. Zarpó de nuevo de la Habana el 28 de enero con el navío Dragón para realizar una patrulla de corso. Regresó a la Habana con la escuadra el 11 de febrero de 1783 dando escolta a los buques salidos de Veracruz.

El 6 de marzo de 1783 zarpa de la Habana rumbo al puerto francés de Guarico con la [[Glorioso (1755)|escuadra]] de don Francisco de Borja (ver navío Glorioso 1755). El primero de junio de 1783, acabada la guerra, zarpa de la Habana al mando del capitán de navío don Antonio de O’Carol con la escuadra y convoy de Solado y entra en Cádiz el 20 de julio.

Por orden del 22 de noviembre de 1783 quedó desarmado en Cartagena, permaneciendo en la misma situación en 1786, al mando del capitán de navío don Andrés Tacón. En 1787 se reconstruyó a flote en el arsenal de Cartagena, quedando asignado a las fuerzas del departamento, al mando sucesivo del capitán de fragata don Antonio Barrientos y del capitán de navío don Antonio Pascual.

En 1790 se encontraba asignado al departamento marítimo de Cartagena. En 1791 estaba en situación de desarme al mando del capitán de navío don Vicente Hezeta, siguiendo en la misma situación en 1793. En ese año se puso al mando del capitán de navío don José Guimbarda. Seguía en la misma situación en 1795 en el departamento de Cartagena. A principios de julio de 1796 pasa su mando al brigadier don Miguel Tacón. Por una Real Orden del 25 de octubre de 1796 se dispuso su desguace. En las listas de la Armada de 1800 figuraba como desarmado, al mando del brigadier don Pedro Antonio de Rístori. Desguazado en el mismo puerto de Cartagena en 1801.

Bibliografía:

Ballesteros y Beretta, Antonio.: Historia de España y su influencia en la historia universal. Tomo IV. Salvat, 1929.

Barbudo Duarte, Enrique.: D. José de Mazarredo. Teniente general de la Real Armada. Edición Fragata Libros Náuticos, S. L., 2008.

Blanco Núñez, José María.: La Armada española en la segunda mitad del siglo XVIII. IZAR. Construcciones Navales, S. A., 2004.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomo VI. Museo Naval. Madrid, 1973.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: Origen e identificación de algunos modelos de barcos del Museo Naval. Revista de Historia Naval. Año 2002, nº 76.

Hard, C.: La tercera jornada de Argel. Revista General de Marina. Octubre 1945.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero F. Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio Publicaciones Universidad de la Coruña, 1998.

Manera Regueyra, Enrique.: La política naval española del rey Carlos III. Revista General de Marina. Agosto 1986.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Rodríguez Crespo, Joaquín.: Navío Santísima Trinidad 1769-1805. Reconstrucción gráfica y documental. Ediciones Hobby, SL. Madrid, 2007.

VV.AA.: Modelos de arsenal del Museo Naval. Evolución de la construcción naval española, siglos XVII-XVIII. Lunwerg Editores. Colección Ciencia y Mar, 2004.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.