Navío Rey don Francisco de Asís

Posted By on 17 febrero, 2012

Se aprobó su construcción en 1850 en Ferrol, junto al navío Reina doña Isabel II, en La Carraca. Las obras comenzaron en 1851 en los astilleros de Esteiro, Ferrol, en la Grada de los Leones. Botado el 18 de septiembre de 1853. Su diseño seguía los planos del navío Soberano y su coste ascendió a 3.396.662,29 pesetas.

Sus dimensiones eran de 218 pies de eslora entre perpendiculares, 58 pies de manga, 27 de puntal, 27 de calaba a popa 27, 26 de calado a proa 26, desplazaba 3.841 toneladas (4.250 toneladas, según Bordejé y Morencos).

Navío Rey Don Francisco de Asís. Colección de don José Lledó Calabuig.

Armamento inicial: 18 bomberos de a 68 libras, 66 cañones de a 32, 4 carronadas de a 12, 2 obuses de 5 pulgadas de calibre. Armamento en 1861: 16 bomberos de a 68, 66 cañones de a 32, 4 carronadas de a 12. Entró en servicio en septiembre de 1853, quedando asignado al departamento de Ferrol.

Por Real orden de 24 de octubre de 1855 se ordenó su transformación a navío de hélice, entrando en el dique en el mes de marzo para instalarle las máquinas, pero esta reforma fue suspendida el 21 de junio de 1856.

El navío Rey don Francisco de Asís participo en la revista naval de Alicante y en el viaje que la reina Isabel II hizo de Alicante a Valencia el veinticinco de mayo del año de 1858, que acompañaba una escuadra al mando del ministro de marina, general don José María de Quesada y compuesta por los buques siguientes: navío Rey don Francisco de Asís, al mando del brigadier don Ramón María Pery, fragatas Perla, Isabel II, fragata de hélice Petronila, paquebote Corzo, vapores Isabel la Católica, Pizarro, Lepanto, Santa Isabel, Castilla, Liniers, Piles y el falucho Lince. También estaban presentes en la revista que precedió al embarque de la Familia Real, la fragata de guerra francesa Impetueuse y la británica Curlew.

Meses después, la reina llegó a Ferrol, procedente de Vigo, el 1º de septiembre de 1858, de nuevo a bordo del navío Rey Francisco de Asís, al que daban escolta las fragatas Perla, Petronila, corbeta Mazarredo, vapores Ulloa, Pizarro, María Isabel, Isabel la Católica y Santa Teresa.

En 1760, al final de las operaciones de la guerra de África se unió a la escuadra de operaciones junto a la fragata Bailén y el bergantín Gravina.

En ese mismo año de 1860, la Reina quiso visitar las islas Baleares. Esta vez también fue Alicante la ciudad escogida para la reunión de la escuadra, que estaba al mando del capitán general de Cartagena, el brigadier don José Montojo. La reina Isabel II embarcó en la fragata de hélice Princesa de Asturias, escoltada por la escuadra formada por el navío Rey don Francisco de Asís, corbeta Mazarredo, los vapores Lepanto, Liniers, Isabel II, los transportes de hélice San Quintín, Álava, San Francisco de Borja y la goleta de hélice Edetana. A la escuadra se unió la fragata francesa Gomer.

El 16 de septiembre, con la familia real a bordo de la escuadra, partieron rumbo a las islas Baleares. Al llegar a Mahón, la familia real puso rumbo a Barcelona en la fragata Princesa de Asturias, llegando a puerto el 21 de septiembre.

En 1862 se formó en el navío una escuela de música, que al año siguiente pasó al navío Isabel II. En 1863 el navío Rey don Francisco de Asís servía como escuela de quintos, al mando del capitán de fragata don Juan Topete y Carballo.

Dado de baja en La Carraca el 19 de octubre de 1866.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Fernández Duro, Cesáreo.: Viajes regios por mar en el transcurso de quinientos años: narración cronológica. Madrid, 1893.

González Echegaray, Rafael.: La fragata Asturias. Revista General de Marina. Marzo 1976.

Lledó Calabuig, José.: Buques de vapor de la Armada española. Del vapor de ruedas a la fragata acorazada, 1834-1885. Aqualarga Editores. Madrid, 1997.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.