Vasco Núñez de Balboa 1895

Posted By on 4 marzo, 2013

Cañonero Vasco Núñez de Balboa. Colección de don Alfredo Aguilera.

Cañonero Vasco Núñez de Balboa. Colección de don Alfredo Aguilera.

Cañonero de 1ª clase del tipo Pizarro, encargados por el ministro de Marina, almirante Beranguer, a los astilleros británicos de Clydebank, en Glasgow. Los otros dos cañoneros eran los llamados Pizarro y Hernán Cortés.

Se colocó su quilla el 1º de agosto de 1895, fue botado el 12 de septiembre y entregado el 28 del mismo mes y año.

Desplazaba 300 toneladas. Medía 47,43 metros de eslora, 6,58 de manga, 3,35 de puntal y 1,90 de calado. Tripulado por 50 hombres.

Tenía una máquina de 352 caballos, una hélice, alcanzando una velocidad de 13 nudos. Autonomía de 2.700 millas a marcha económica. Capacidad para embarcar 67 toneladas de carbón.

Armado con 2 cañones Maxim-Nordenfelt de 75 mm, sustituidos por dos Nordenfelt de 57 mm antes de comenzar la guerra de 1898, y 2 ametralladoras Maxim de 7 mm.

En septiembre de 1895 salió rumbo a Gran Bretaña el crucero Marqués de la Ensenada, para acompañar a los cañoneros construidos en Glasgow y escoltarlos hasta Cádiz. Regresó a la bahía gaditana la mañana del 15 de octubre con los tres cañoneros. En el mes de diciembre de 1895 zarparon de Cádiz rumbo a Cuba los tres cañoneros y el transporte Legazpi, escoltado por el crucero Marqués de la Ensenada. Quedó destinado en el apostadero de la Habana.

A finales de abril de 1896 salvó a la barca Gran Canaria, varada en los arrecifes de Cayo Confitos, cuando se dirigía a Miami desde Las Palmas. Logró ponerla a flote y remolcarla al puerto de Nuevitas.

En 1896 y 1897 combatió a los insurgentes cubanos en varias operaciones, como el apoyo naval al desembarco del 10 de mayo de 1896 en Baracoa, formando división con el cañonero Pinzón y los cruceros Jorge Juan y Marqués de la Ensenada.

El 15 de octubre de 1896 zarpó de Cienfuegos con una sección de infantería de Marina, una compañía del batallón Talavera y dos mil raciones a bordo, poniendo rumbo a Guajinaco y Río San Juan, al igual que el vapor Gloria, con 600 infantes de Marina, un remolcador y el cañonero Lince, que se les unió en su regreso a Cienfuegos, tras las operaciones de desembarco.

Al año siguiente, el 1º de marzo de 1897, al mando del teniente de navío don José Acosta recuperó el vapor Julia, que había sido apresado el entrar en Baracoa.

El 30 de abril de 1897 apoyó el Ejército en las operaciones en torno a Banos. Formaba división con el crucero Reina Mercedes, los cañoneros Galicia, Nueva España, Magallanes y Ligera, mandados por el comandante general del apostadero. Forzaron el puerto y capturaron 10 embarcaciones, mientras las fuerzas del general de división Helguín se apoderaban de 59 prisioneros y diverso pertrechos de guerra.

Cuando comenzó la guerra con los Estados Unidos, en 1898, se encontraba en Cienfuegos, al mando del teniente de navío de 1ª Izquierdo, al igual que el cañonero-torpedero Galicia, el cañonero Diego Velázquez y Alsedo, más las lanchas cañoneras Cometa, Satélite, Lince, Gaviota y otros buques.

Regresó a Cádiz al finalizar la guerra de 1898, formando convoy con otros buques, entre ellos el de su mismo tipo Hernán Cortés. Fue destinado a servicios de vigilancia costera en las rías bajas gallegas.

En 1900 es destinado a visitar varios puertos del mar Cantábrico llevando a bordo a la familia real. En enero de 1904, en aguas de Vigo, tuvo lugar a bordo del Balboa una entrevista entre el rey Alfonso XIII y el emperador alemán Guillermo III, llegado a bordo del crucero Friedrich Karl.

A partir de 1909 es destinado a las costas del norte de África, combatiendo a los insurrectos rifeños, realizando numerosas patrullas de vigilancia en la costa y en los peñones de Alhucemas, Chafarinas y Vélez de la Gomera. Capturó numerosas embarcaciones que transportaban armas y pertrechos a los rifeños.

Dado de baja en el mes de noviembre de 1926. Desguazado en Vigo algunos años después.

Bibliografía:

Aguilera, Alfredo y Elías, Vicente.: Buques de guerra españoles, 1885-1971. Editorial San Martín. Madrid, 1980.

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1868-1898. Tomo II. Ministerio de Defensa. Madrid, 1995.

Coello Lillo, José Luis, Rodríguez González, Agustín Ramón.: Buques de la Armada española a través de la fotografía (1849-1900). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Aqualarga. Madrid, 2001.

Franco Castañón, Hermenegildo.: Los apostaderos y estaciones navales españolas en Ultramar. Empresa Nacional Bazán, 1998.

Rodríguez González, Agustín Ramón.: “Operaciones menores en Cuba, 1898”. Revista de Historia Naval. Año 1985, nº 9.

VV.AA.: El Buque en la Armada española. Editorial Sílex. Madrid, 1999.

Compilada por Santiago Gómez.

© Todoavante

About the author

Comments

Comments are closed.