Manila viaje y observaciones astronómicas 1772

Posted By on 29 diciembre, 2020

Al ser ascendido al grado de teniente de fragata don José de Mazarredo se le destinó como Ayudante de la Mayoría General del Departamento de Cartagena, por ocupar este cargo supo de la preparación de un largo viaje, por ello queriendo mejorar sus conocimientos e incrementar su práctica, pidió embarcar en la fragata Venus, siendo su comandante don Juan de Lángara quien debía zarpar con rumbo a las islas Filipinas, se le concedió y embarcó, durante la navegación ayudaba a su comandante llevando un prolijo diario de ella con todas las incidencias y observaciones astronómicas, no obstante lo detallado del diario, la situación se llevaba únicamente por estima, mejorada ésta tan sólo con la latitud observada por diferentes métodos usados en la época.

Mazarredo recordaba unas tablas vistas en cierta ocasión en 1767, publicadas en una gaceta británica siéndole imposible a pesar de sus gestiones realizadas desde Cádiz adquirirla en Gibraltar, con esta actitud no estaba conforme, porque los británicos se guardaban para ellos tan vital información utilizándola solo en su beneficio y en contra de la seguridad del resto de naciones del planeta. Estando en la mar el 13 de febrero una espléndida noche de luna casi en cuarto creciente, pocos días antes de llegar al cabo de Buena Esperanza, Mazarredo se fijó en lo mucho que destacaban las estrellas; la Luna estaba cerca de Aldebarán, surgiéndole la idea de poder obtenerse la longitud por distancia de la Luna a una estrella.

Entre él, Sebastián Ruiz de Apodaca que estaba de guardia y el comandante Lángara quien se sumó al serle comunicadas las razones de lo que se trataba observaron simultáneamente: Sebastián Ruiz de Apodaca la altura de la Luna, Lángara la de Aldebarán y Mazarredo midió mientras tanto la distancia entre los dos astros. Hicieron varias series de observaciones y las trabajaron seguidamente, resolviendo también los necesarios triángulos esféricos; en todo esto tardaron cuarenta y ocho horas dándoles una diferencia en longitud de dos grados al O., con respecto a la estimada; enmendaron ésta y gracias a ello a los pocos días recalaban con toda exactitud en ciudad de El Cabo.

Una vez fondeado en la bahía adquirieron en unos barcos de la Compañía Británica las deseadas tablas, impresas en los almanaques náuticos de los años 1772 y 1773; en ellos se daban las distancias lunares a las estrellas zodiacales cada tres horas pero con el meridiano de Greenwich, con este auxilio obtuvieron más fácilmente la longitud por observación, durante todo el viaje hasta Manila y a su regreso.

Bibliografía:

Barbudo Duarte, Enrique.: D. José de Mazarredo. Teniente General de la Real Armada. Madrid, 1945. Premio Virgen del Carmen 1944-1945. Facsímil 2008. Fragata Libros Náuticos, S. L.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895-1903.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Manila_viaje_y_observaciones_astron%C3%B3micas_1772

About the author

Comments

Comments are closed.