José Ramón de Vargas y Vargas Biografía

Posted By on 23 abril, 2021

Jefe de escuadra. Caballero de la Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta. Sig. 23.640

Vino al mundo en la población de Cabra actual provincia de Córdoba en 1756, siendo sus padres don Francisco de Vargas Varaes, maestrante de Granada y Regidor de Cabra, y de doña Josefa Carrillo de Vargas y Murtheo de Aguilar.

Sentó plaza de guardiamarina en la Compañía de Departamento de Cádiz el 31 de agosto de 1769. Expediente N.º 1.078.

Al aprobar los exámenes teóricos se le ordenó embarcar en el navío Atlante, zarpando de Cádiz con situado y rumbo a Génova y Civitavecchia, al regresar pasó a dar escolta a un convoy de tres velas con rumbo a las islas Afortunadas, a su regreso fondeó en Cartagena, trasbordando sucesivamente al jabeque Atrevido, posteriormente al Gamo realizando el corso por el Mediterráneo, en abril de 1773 trasbordó al navío España, cargado con azogues cruzó el océano con rumbo a Veracruz, donde se le embarcaron caudales regresando a la bahía de Cádiz en 1775, seguido trasbordó a la fragata Liebre, participando en la expedición a Argel del general don Pedro Castejón, participando activamente en todas las operaciones de la campaña.

A su regreso se le destino a los Batallones de Infantería de Marina, entrado 1776 se le ordenó embarcar en el navío San Eugenio, participando en las pruebas del Oriente y San Miguel, al regresar se le ordenó trasbordar al pailebote Guarnizo e incorporado a la escuadra del general Gastón, en comisión de corso en aguas del Mediterráneo, en octubre se le dio la orden de trasbordar al San Lorenzo, pasando a las islas Afortunadas para darles protección por estar en sus cercanías una expedición británica, regresando a la bahía de Cádiz, zarpando en comisión de corso sobre el océano, al regreso se le ordenó pasar a la fragata Astrea dando la vela a finales de 1777 con destino a Manila por la ruta portuguesa, fondeando de regreso en la bahía de Cádiz el 20 de septiembre de 1779.

Recibió la orden de embarcar en un navío de la escuadra del general don Luis de Córdova, participando el 9 de agosto de 1780 en el apresamiento del gran convoy británico de cincuenta y cinco velas sobre el cabo de Santa María, regresando a Cádiz, zarpando en julio de 1781 realizando la segunda campaña del canal de la Mancha, regresando a la bahía de Cádiz el 23 de septiembre siguiente, a su regreso se le otorgó el mando del jabeque San Sebastián, participando el 13 de septiembre de 1782 en el bombardeo de la baterías flotantes contra Gibraltar, pasando con su buque a rescatar a todos los posible compañeros desperdigados por la mar por la explosión de estos ingenios navales, manteniendo posteriormente varios combates con buques británicos, de uno de ellos salió herido con dos fuertes contusiones.

En 1783 fue incorporado su buque a la expedición del general don Antonio Barceló contra Argel, participando en todos los bombardeos que se realizaron. En 1786 elevó petición de licencia de tres años siéndole concedida, para pasar a la isla de Malta a correr caravanas y cruzarse caballero de la Orden. A su regreso se le ascendió al grado de capitán de fragata siendo destinado como segundo del navío San Francisco de Paula, poco después pasó con el mismo cargo al San Ildefonso, permaneciendo hasta julio de 1790 por pasar al Firme como su comandante interinamente, perteneciendo a la escuadra del general don José Solano zarpó con rumbo a Finisterre, en prevención de la declaración de guerra contra el Reino Unido por el problema de límites en Nootka, al no producirse la rotura de relaciones regresó a la bahía de Cádiz.

Por Real orden del 25 de enero de 1794 fue ascendido al grado de capitán de navío, en 1797 se le otorgó el mando del San Sebastián, permaneciendo en Cádiz por el bloqueo de la escuadra del contralmirante Nelson, participando en la salida que ordenó el general don José de Mazarredo, en 1800 se le otorgó el mando del Atlante y en 1801 el San Gabriel. Por orden del 26 de mayo de 1802 embarcó de segundo comandante del navío Reina Luisa, zarpó de la bahía de Cádiz con rumbo a Cartagena, para proseguir a las órdenes del general don Domingo Nava viaje a Liorna, regresando con los reyes de Etruria a la ciudad de Barcelona el 2 de octubre, de donde zarpó fondeando en Cartagena el 15 siguiente.

Poco después recibió la Real orden con su ascenso al grado de brigadier, siendo nombrado subinspector del arsenal de Ferrol, permaneciendo en su puesto hasta 1805, poco después el general Grandallana le entregó el mando del navío San Ildefonso, zarpando el 13 de agosto de la ría de Ares, unido a la escuadra del general don Federico Gravina en la escuadra combinada al mando del vicealmirante francés Villeneuve, arribando a la bahía de Cádiz el 20 seguido. Zarpó junto al resto de la escuadra el 20 de octubre, siendo el siguiente 21 cuando se entabló el combate contra la escuadra británica al mando del almirante Nelson sobre el cabo de Trafalgar, su buque pronto fue rodeado por cuatro enemigos, esta superioridad le fue desarbolando de todos sus palos e incluso se quedó sin timón, fue herido grave al igual que su segundo, más un tercio de la dotación, por ello se decidió rendir el bajel, siendo llevado a Gibraltar por los enemigos y al encontrase mejor trasladado a Cádiz.

Por la promoción general ordenada por don Carlos IV se le entregó la Real orden del 9 de noviembre seguido con su ascenso al grado de jefe de escuadra, siendo destinado al Departamento de Ferrol, hasta producirse el alzamiento nacional del 2 de mayo de 1808, recibiendo la orden de presentarse en Cádiz para evitar fueran apresados los navíos españoles por los napoleónicos, lo cual no pudo cumplir, pero si trasladarse con uno de ellos a la bahía, participando en el combate contra la escuadra francesa del almirante Rosilly entre los días 9 á 14 de junio, resultando toda la enemiga, los restos del combate de Trafalgar, apresada. Por Real orden del 13 de junio de 1809 se le nombró Comandante General del Departamento de Ferrol, zarpando inmediatamente de Cádiz para tomar el mando, la falta de recursos le llevo a pedir la dimisión, siéndole aceptada por Real orden del 10 de enero de 1810.

Mientras esperaba a su sucesor la falta incluso de alimentos iba subiendo la tensión, llegando a correrse la voz de la posesión por parte del general de dinero en su casa, a pesar de que él sufría lo mismo pues llevaba incluso más tiempo sin recibir su sueldo que los obreros, viéndose obligado a vender unos cubiertos de plata para poder subsistir. Esto provocó se fueran reuniendo sobre la puerta del Arsenal un tumulto muy importante, el oficial de guardia dio la orden a sus hombres de abrir fuego si intentaban forzar la entrada, pero el general le indicó no era posible disparar sobre el pueblo sin armas, así fueron entrando y al llegar a la Maestranza se les explicó que no había dinero para todos, pero ciegos por la necesidad forzaron la entrada de la casa del general, fue sacado de su casa y arrastrado hasta la Alameda donde se le propino una puñalada que acabó con su vida, no contentos con ello arrastraron su cuerpo sin vida hasta Esteiro, abandonándolo en la galería del Intendente, sucediendo el fatal desenlace el 10 de febrero de 1810, cuando contaba con cincuenta y cuatro años de edad, de ellos cuarenta y uno de honrados servicios a España.

Todo esto último fue presenciado a bordo del navío América por su sucesor el general don Francisco Vázquez Mondragón, quien lo puso en conocimiento de la Junta de Cádiz dándosele la orden de aclarar el desafuero.

Bibliografía:

Alcalá Galiano, Pelayo.: El Combate de Trafalgar. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2003. Facsímil de la edición del primer tomo en 1909 y el segundo en 1930.

Aragón Fontela, Miguel.: La Rendición de la Escuadra Francesa de Rosilly (14 de junio de 1808) Cuaderno Monográfico del Instituto de Historia y Cultura naval, N.º 55. Madrid, 2007. Págs. 67 a 90.

Barbudo Duarte, Enrique.: Apresamiento de la escuadra francesa del almirante Rosilly en la bahía de Cádiz, el 14 de junio de 1808. Colección Fragata. Cádiz, 1987.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Est. Tipográfico «Sucesores de Rivadeneyra» 9 tomos. Madrid, 1895—1903.

Ferrer de Couto, José: Combate naval de Trafalgar. Imprenta de D. Wenceslao Ayguals de Izco. Madrid, 1851.

González-Aller Hierro, José Ignacio. La Campaña de Trafalgar (1804-1805) Corpus Documental. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

Guardia, Ricardo de la.: Notas para un Cronicón de la Marina Militar de España. Anales de trece siglos de historia de la marina. El Correo Gallego. 1914.

Javierre Mur, Aurea L.: Pruebas de ingreso en la orden de San Juan de Jerusalén. Catálogo de las series de Caballeros, religiosos y sirvientes de armas existentes en el archivo histórico nacional, publicado bajo la dirección de. Madrid, 1948.

Marliani, Manuel.: Combate de Trafalgar. Vindicación de la Armada Española. Impreso de Orden Superior. Madrid, 1850.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Válgoma y Finestrat, Dalmiro de la. Barón de Válgoma.: Real Compañía de Guardia Marinas y Colegio Naval. Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes. Instituto Histórico de Marina. Madrid, 1944 a 1956. 7 Tomos.

Compilada por Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Vargas_y_Vargas,_Jose_Ramon_de_Biografia

About the author

Comments

Comments are closed.