Torpedero Nº 3

Posted By on 13 junio, 2021

Torpedero Nº3 y cañonero Lauria. Casau Cartagena.

Construido en Cartagena, España, 1912.

Desplazamiento: 180 tn. Dimensiones: Eslora 50, por 5 de manga y 1’47 metros de calado. Armamento 3 cañones Vickers de 47/50 m/m y un 45/46 m/m K-21 DCA (1) URSS, tres tubos lanzatorpedos, en dos montajes, uno simple y otro doble de 450 m/m. Llevaban un varadero con 12 minas para ser lanzadas. Máquina: Turbinas Parsons, alimentadas por calderas Normand, proporcionando 3.750 C.V. Velocidad máxima, según estado de la mar, entre 26 y 28 nudos, aunque en esta época, por sus mucho años sobre el líquido elemento, no daban más de 17 a tiro forzado.

(1) DCA, es como se llamaba en España la Defensa Contra Aeronaves, la cual se perdió al llegar los buques USA, pasando a ser denominada como A/A, Artillería Antiaérea, pero como los de estos historiales aún faltaban años para su venida, se les denomina como corresponde.

Era el único buque de guerra de la Armada Española en el Cantábrico, desde 1931 su base estaba en Pasajes, con la misión de patrullar en el río Bidasoa la frontera con Francia, estando al mando el teniente de navío D. Amador González Posada y Rodríguez, quien lo era desde el 24 de septiembre de 1935 y su segundo el alférez de navío D. Miguel Domínguez Sotelo.

Al producirse el alzamiento, la dotación se proclamó por la República, siendo apresados el comandante y su segundo, pasando a tomar el mando el auxiliar 2º maquinista Guillermo Aneiros Monday, (que sabría alguien que, de estar en las máquinas, subiera al puente) el día 19 de julio recibió la orden de hacerse a la mar y apresar el vapor correo Romeu, quien hacía la ruta regular Santander-La Coruña, pero no logro cumplir la misión, el 21 entro en Pasajes, el 22 seguido salió de éste puerto con rumbo a San Sebastián, para dar apoyo con sus fuegos a las tropas sitas en el Gran Casino, pero al entrar en la bahía de la Concha, la artillería de costa situada en Amezagaña lo llegó a centrar, por ello fue a buscar refugio a sotafuego del destructor HMS Veteran, aprovechando que el fuego cesó, salió de su refugio y bombardeo el hotel María Cristina, al lograr algún impacto, viró y puso rumbo a su base de Pasajes.

El 2 de agosto zarpo con rumbo Fuenterrabía, al llegar decidió arrumbar a San Juan de Luz en Francia, donde los dos comandantes pudieron saltar a tierra y por la ayuda de una organización regresar a la España nacional, en éste puerto al parecer tomo el mando el auxiliar naval Cesáreo Sanjurjo Pérez, seguido por los ayudantes de la C.N.T. y F.A.I. dando la orden de regresar a Pasajes, al llegar se le entregó el mando al teniente de navío D. Evaristo López Rodríguez el 8 de agosto, (éste oficial posteriormente pasó al destructor José Luis Díez, de donde pudo pasarse a los sublevados), pero vigilado por los miembros de los dos sindicatos mencionados; se le desmontó una de sus piezas de artillería, para reforzar la protección de Bilbao, a su vez recordar que nunca pudo llevar los torpedos, por estar casi desarmados todos estos buques.

Permaneció en su base de Pasajes de donde muy pocas veces salió al mar, al caer Irún e 4 de septiembre, se le ordeno trasladarse a Fuenterrabía, a su vez el nuevo comandante era el auxiliar 2º naval Juan Sobiert Poith, quien intento en varias ocasiones convencer al comité de abordo, para trasladarse a un puerto francés, pero no lo consiguió, al entrar las tropas sublevadas ordeno salir, pero lo varó a propósito.

Al comprobar que no llegaban los enemigos, se pudo poner a flote, y poner rumbo a Pasajes, donde pasados unos días, tomo el mando el alférez de navío D. Julián Sánchez Gómez, pero sin salir de puerto, ya que no tenía ni munición suficiente para enfrentarse a los sublevados, patrullando entre su base y Bilbao, pero siempre evitando el enfrentamiento, a su vez y por descuido, el comandante murió al explotar una mina que había rescatado, pero efectuando el trabajo de dragado en otro buque de la ría de Bilbao.

Fue nombrado nuevo comandante el 26 de enero de 1937, recayó en el teniente de navío D. José Ruiz de Ahumada, no saliendo muchas veces, al ser tomada Bilbao el 14 de junio por los sublevados, salió del puerto adentrándose en la ría del Nervión, para hundir el buque en ella, pero se negó, dando la orden de arrumbar a Castro Urdiales, pasando conforme iban avanzando las tropas por tierra a Santoña y por último entro en Santander, donde permaneció el resto del poco tiempo que, les quedaba a los sublevados para dar por finalizada la campaña del norte, navegando entre su base y Santoña.

Al ver que no podía esperar más tiempo, sobre todo al caer Santander el 25 de agosto, salió a la mar con rumbo al puerto de El Musel (Gijón), donde permaneció hasta el 29 de agosto, por recibir la orden de salir, arribando a Ribadesella, pero el continuo avance de las tropas nacionalistas, le obligaba a ir buscando nuevo refugio, el 3 de septiembre a pesar de su mal estado pasaron a embarcar la dotación del sumergible C-6, más una parte importante del Estado Mayor de la marina vasca, saliendo con su carga extra de casi 90 personas con rumbo a Francia, logrando zafarse de los buques sublevados que, prácticamente ya eran dueños de la mar, entrando de noche en el puerto francés de Le Verdon-Pauillac, quedando amarrado a uno de sus muelles.

Su estancia no fue nada favorable, por la negativa de las fuerzas militares francesas a que pudieran desembarcar, por ello la dotación como pudo fue desembarcando, pero lo lograron algunos pasando de nuevo a España. Del buque no hay más noticias, pues aun estando con su dotación fue prácticamente desarmado y desmantelado, quedando en sí con su casco y máquinas, sin poder ser usado ni a favor ni en contra, por ello al llegar la paz, de acuerdo con las autoridades francesas, fue remolcado a Bilbao donde fue desguazado.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Torpedero_N%C2%BA_3

About the author

Comments

Comments are closed.