Donostia-Virgen del Carmen P-12-Guimerá-HMS-Bulby-HMS George Darby

Posted By on 13 diciembre, 2020

Construido en Bow Machlaclan Paisley. Reino Unido, 1918.

Desplazamiento: 287 tn. Dimensiones: Eslora 36’80, por 7’11 de manga y 4’10 metros de calado. Máquina: de vapor con 240 C.V. y caldera de 12 kg. Velocidad: máxima 10 nudos. Armamento: un cañón Nordenfelt de 57/37 m/m y un Vickers de 47/50 m/m y una ametralladora Hotchkiss de 9 m/m más seis cargas de profundidad. 2ª Flotilla (Pasajes)

Era el patrullero británico HMS George Darby, que poco después se le renombro HMS Bulby, fue comprado por una empresa de Barcelona en 1929, siendo bautizado como Guimerá, y enviado a La Coruña como base para su trabajo de pesquero, por ello al producirse el alzamiento fue incautado por los nacionales, volviendo a ser renombrado como Virgen del Carmen P-12, fue destinado en principio a la base de estos pequeños buques en Ribadeo, 1ª flotilla, con el numeral de P-12, entregando el mando al teniente de navío D. Francisco Javier Quiroga Posadas Conde de Villar de Fuentes, el 7 de septiembre los cuatro bous consiguieron apagar con sus fuegos, la batería situada en la desembocadura del río Nalón, seguido apresaron juntos al vapor Ulía, de 2.435 TRB., al ser declarado buena presa, quedo incorporado a la flota nacional, con el nombre de Castillo Morella.

Bou Virgen del Carmen. Autor desconocido.

Pasó más tarde a la 2ª Flotilla con base en Pasajes, junto a sus compañeros contribuyo al apresamiento del mercante Galerna el 15 de octubre de 1936, se encontraba en la mar en su comisión, cuando el 5 de diciembre seguido, se sublevó al dotación, siendo encerrados su Comandante y el jefe de máquinas D. Cándido Pérez Expósito, entrando en Bilbao, quedando incorporado a la zona gubernamental, donde un tiempo más tarde fueron fusilados por rebelión sus dos oficiales.

Se le rearmo con un cañón Vickers de 76’2/50 m/m en proa, en popa un Vickers de 47/50 m/m y una ametralladora Hotchkiss de 9 m/m y dos Steyr 8 m/m, más seis cargas de profundidad, quedando listo el 4 de marzo de 1937, continuo su comisión de patrullero, con el nombre de este historial, salieron de Bilbao los patrulleros Gipuzkoa, Bizkaya, Nabarra y Donostia, con rumbo a Bayona, para dar escolta al mercante Galdames con destino a Bilbao, quedando configurado a las 21:30 con los Nabarra y Donostia a estribor del mercante, y los Bizkaya y Gipuzkoa a babor.

Bou Donostia. Autor desconocido.

La mar en estado de gruesa dificultaba el avance, de hecho el mercante sólo podía dar unos cinco nudos, esto retrasaba mucho al convoy, como causa de ello, los que navegan a estribor quedaron separados, quebrando la formación y su buen resguardo, la mar siguió empeorando de forma que a las 01:00 del 5 de marzo, la visibilidad era casi nula, a su vez el Bizkaya también perdió contacto, a pesar del riesgo el patrullero encendió las luces, para poder ser visto por sus compañeros, logrando a las 09:00 reunirse con el Gipuzkoa, al norte del cabo de Machichaco, decidiendo ambos comandantes navegar a rumbos distintos para intentar reunirse con el resto, el primero con rumbo a Levante y el segundo al Oeste, tras unas horas de intentarlo en balde pusieron rumbo a Bilbao.

Por parte nacional, todos los buques estaban en la mar, en un dispositivo determinado por estar a la espera de la llegada del Mar Cantábrico, procedente de Méjico con carga de aviones y municiones con destino a Bilbao, a su vez el crucero Canarias, quien casualmente se encontraba en Ferrol reparando su hélice de estribor, por un abordaje en el Mediterráneo, debido a la niebla reinante, con el mercante griego Mariopi y cuando ya estaba en rumbo a éste mar, recibió la orden de regresar para formar parte del dispositivo, aunque en su caso con libertad de acción de su comandante, cuando a las 10:20, se encontraba al Nordeste de Cabo Machichaco, avistó un mercante, arrumbando a él, al poder distinguirlo supo era el Yorkbrook, ya famoso con bandera de Estonia, por las muchas veces que había sido identificado, por no perder tiempo, se envió una comunicación al destructor Velasco, para que acudiera y le diera escolta a Pasajes, el problema era que, no se podían repetir los mensajes, para evitar ser detectados, y en este caso fue perjudicial, pues el Velasco no recibió el mensaje, pero el crucero continuó a su rumbo anterior a Bilbao, dándose el caso paradójico que al proseguir con su derrota, se quedó en medio de los dos grupos de escoltas del Galdames.

Mientras el Canarias prosiguió a rumbo, hasta que a las 14:40 avistó al convoy, a los tres buques iniciales, ahora se había incorporado dos pesqueros, por ir rumbo a Bilbao después de faenar en Gran Sol, el crucero aumentó la velocidad y al estar bajo su alcance, abrió fuego con dos disparos sobre el mercante, logrando dos impactos, por ello comunicó se entregaba, a las 15:07 disparó sobre el Donostia, de los disparos uno hizo blanco y el bou no respondía, pensó el comandante del crucero estaba dañado, tomando ahora al Nabarra como blanco, abriendo fuego a las 15:10 a una distancia de 7.000 metros, esta vez el fuego mejoró en las piezas de 120 m/m, siendo alcanzado en la proa, destrozó el molinete y los estopores, razón por las que las anclas se desprendieron cayendo al mar, también provocaron un gran incendio.

El patrullero intento defenderse con sus dos piezas de artillería, de hecho logro un impacto en el crucero en la amura de babor, al poco tiempo en el patrullero el cañón de proa dejo de funcionar, pero todo esto observado por el comandante del crucero, decidió utilizar la artillería principal, los primeros proyectiles impactaron sobre el casco del pequeño buque, causándole varios muertos y heridos, así como un incendio, por ello el crucero volvió a fijar al Donostia, quien recibió una nueva salva de proyectiles de la artillería de 120 m/m, provocando de nuevo otro incendio, variando otra vez de objetivo contra el patrullero, sobre el que disparo, causando otro incendio, aunque este se produjo porque al abrir fuego sobre el crucero, con su pieza de popa no salió el proyectil, y sin pensar más el artillero abrió el cierre, en cuyo momento se produjo el disparo, comenzando a arder e hiriéndole en la cara al descuidado artillero.

En ese momento, el Nabarra izó una bandera, siendo repetido por el Donostia, lo que hizo creer al comandante del crucero D. Salvador Moreno Fernández que ambos se rendían, por ello dio la orden de cesar el fuego y acercarse, pero uno no se puede fiar cuando está en guerra de señales no conocidas, sucediendo que al encontrarse más cerca y haber solucionado el problema de su pieza el Nabarra, de pronto abrió fuego sobre el crucero, a pesar de la pequeña distancia, el Canarias ahora utilizó la artillería principal o torres Blancas, las de proa, haciendo blanco con uno de sus proyectiles, quedando el patrullero prácticamente fuera de combate, pues había penetrado hasta su sala de máquinas, quedando totalmente sin fuerza en el buque, lo que produjo su hundimiento.

Mientras por facilitarle el crucero no volver a fijarse en él, el Donostia como pudo arrumbo a la costa francesa, el 6 de marzo arribó a Arcachon, de aquí con permiso de la autoridad francesa, pasó a La Pallice donde entraba el 12 seguido, con la intención de reparar las averías, donde se le permito repáralas, pero no quedarse, consiguiendo entrar en Le Verdon, donde sufrió diferencia de opinión, entre su comandante y las autoridades francesas, por ello quedó internado hasta finalizar la guerra, al ser recuperado paso a Ferrol a desarme, para más tarde ser devuelto a su propietario.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Donostia-Virgen_del_Carmen_P-12-Guimer%C3%A1-HMS-Bulby-HMS_George_Darby

About the author

Comments

Comments are closed.