Contramaestre Casado

Posted By on 22 febrero, 2022

Contramaestre Casado. Casaú Cartagena. Todoavante.

Construido por Armstrong Whitword de Newcastle. R.U. 1920.

Desplazamiento: 7.000-5.323 t. Dimensiones: Eslora 106 y 102’4 entre p.p. por 14’48 de manga y 7’36 metros de calado máximo.

Máquina: Alternativa de triple expansión Armstrong, caldera, tres cilíndricas (Howden f.d.) con 1.950 CV. Carbón 310 t. Una hélice. Velocidad: máxima 10’5 nudos. Autonomía de 6.615 millas. Dotación: 107.

El 25 de diciembre de 1933, se encontraba para prestar servicios especiales como transporte. Desconocemos en que base o arsenal.

Al producirse el alzamiento se encontraba en Ferrol, atracado de punta en el muelle de La cortina del Arsenal, al mando del capitán de corbeta D. Manuel Pastor y Fernández Checa, y el teniente de navío D. José Sáenz de Cenzano, el alférez de navío D. José Alberto Llovenes, teniente de intendencia D. José Fernández Truchaud y teniente médico D. Antonio Méndez Fernández y la dotación de unos cien hombres, algunos pertenecían a las columnas de desembarco.

Desde su posición se veían los disturbios en el Arsenal, por ello el comandante dio permiso de armar a la dotación, pero sin munición, siendo las 15:30 del 20 julio, se notó un aumento de inquietud entre ellos, pero eran increpados por los revolucionarios y a las pocas horas, la dotación se amotino, desobedeciendo a sus mandos naturales, siendo apresados todos los oficiales, aunque al saberse sin conocimientos náuticos, intentaron convencer al comandante de seguirles, pero se negó rotundamente a ello, quedando bajo custodia de los amotinados todos los oficiales. También pertenecía a la dotación el alférez de navío D. Ricardo Giménez Arnau, pero el día anterior había recibido la orden de desembarcar y pasar a las Escuelas de Marinería, donde al darse cuenta de lo que ocurría, logró formar una de las columnas de desembarco, el 25 seguido embarcaba en el crucero Almirante Cervera, en el que continuaría la campaña naval.

Por la tarde del mismo día, se había reunido una fuerza de unos 1.300 efectivos, divididos en cinco compañías, para ser utilizadas en la protección del Arsenal y puntos estratégicos de la población, lo que se efectuó logrando casi sin disparos anular a los revolucionarios, pero estos recibieron apoyo de la población y al finalizar el 20 la situación era muy crítica, porque desde el crucero Almirante Cervera se efectuaban disparos sobre las posiciones ganadas.

En esos momentos, coincidió que una escuadrilla de cinco aviones Savoia-62, que se encontraban en Marín, unidos a los alzados sobrevolaron el Arsenal, para calmar los ánimos, pero recibieron fuego sobre todo del crucero, aunque muy dispar y sin efecto ninguno, por ello regresaron a su base y cargaron bombas de 12 kg, las cuales soltaron sobre las unidades, aunque siempre desviadas para no dañarlas, esto bajo mucho los humos a los revolucionarios, pero la tensión era manifiesta por ambas partes, pero ya más de derrota en los amotinados, porque muchos comenzaron a desembarcar del crucero y abandonarlo, incluso saliendo del Arsenal, lo que permitió con el arrojo del capitán de fragata Don Salvador Moreno Fernández, abordar el crucero quedando en poder de los alzados.

Mientras la dotación del Contramaestre Casado dejó en libertad a sus oficiales, al tomar el mando de nuevo ordenó su comandante ser puestos en custodia los sublevados, menos unos pocos que se mantenían firmes en su posición, quienes designaron al cabo Ramiro Carrodeaguas, como delegado para conversar, con el vicealmirante Indalecio Núñez y Auijado, el jefe de Estado Mayor, el contralmirante Antonio Azarola y Gresillón y el alcalde Santamaría, llegando al acuerdo de rendirse, mientras el comandante y sus oficiales, quedaron en libertad.

Al restablecerse la tranquilidad el 21 de julio, aunque no completa, se celebró el Consejos de Guerra sumarísimo, presidido por el contralmirante D. Luis de Castro Arizcum, quien al sobrevenir la República pidió la baja en la Corporación, viviendo cerca del Arsenal se presentó por si eran necesarios sus servicios y por no haber participado en ningún lado en los aconteceres, se le eligió para el cargo de juez, a su vez fueron condenados a la última pena y cumplida de inmediato cinco auxiliares, dos fogoneros y dos marineros, y a 12 años cinco auxiliares, pero lo peor fue que en estos momentos tristes para todos, el comandante capitán de corbeta D. Manuel Pastor y Fernández Checa, enfermó de tal manera que durante toda la guerra no pudo levantarse de la cama.

Sucedió el caso peregrino que los de éste buque, sí fueron todos localizados, pero de los amotinados en las Escuelas de Marinería no se pudieron encontrar a los responsables de la subversión, por lo que el caso quedo sobreseído. El día 1 de agosto fue nombrado el capitán de navío D. Francisco Moreno Fernández, Jefe de la Flota sublevada y vocal de la Junta de Defensa Nacional de Burgos.

El 29 de julio fue detenido el contralmirante D. Antonio Azarola y Gresillón, (1) siendo alojado en el cuartel de Infantería de Marina, el 2 de agosto fue juzgado en el Consejo de Guerra de Oficiales Generales, (en el que no participo D. Francisco Moreno) del que emano la sentencia de ser fusilado, cumpliéndose la sentencia el 4 seguido.

(1) De hecho hay un relato al respecto que dice: «El capitán de navío D. Francisco Moreno Fernández, profesaba sincera amistad al contralmirante D. Antonio Azarola Gresillón y lamentó la mala suerte que le acompañó, fruto quizás de la falta de perspectiva de lo que se avecinaba. Como prueba de esa amistad, cuando el desdichado almirante supo que se le iba a juzgar en Consejo de Guerra, nombró defensor al capitán de navío D. Francisco Moreno, pero éste no pudo aceptar la defensa, por incompatibilidad con su cargo de Jefe de la Flota nacional que acababa de asumir y así se lo manifestó en una patética entrevista que mantuvieron ambos en la residencia oficial del Comandante General del Arsenal. En ella, el almirante dijo: «Y Vd. También D. Paco, se suma a los rebeldes» Respondió: «Almirante, después de las noticias que estamos recibiendo, creo sinceramente que estoy cumpliendo con mi deber.» Al ser fusilado el almirante, lo primero que hizo D. Francisco Moreno, para evitar males mayores, fue nombrar al único hijo del almirante, alférez de navío D. Antonio Azarola Fernández su ayudante personal, a quien protegió moralmente en circunstancias sumamente penosas para el joven oficial, quien cómo segundo del torpedero nº 7 se sumó desde el primer día a la causa de los enemigos de su padre.»

A su vez y conforme se iba avanzando, salieron a recorrer los pueblos cercanos para asegurar Ferrol, mientras la misma Marina fue reconociendo los subversivos, y unos 200 de ellos fueron embarcados, los más peligrosos dictados por el Consejo de Guerra, fueron embarcados en el vapor Plus Ultra y el Contramaestre Casado, transportándolos a Vigo donde fueron encarcelados, y al mismo tiempo embarcar carbón inglés, para el acorazado España 2º a su regreso a Ferrol, habiendo comprobado en su viaje el mal estado en que se encontraba el mercante, fue oficialmente dado de baja.

No obstante hay datos posteriores sobre él, diciendo que el 24 de abril de 1939 es cedido a la Gerencia de Buques Mercantes para Servicios Oficiales, suponemos es cierto por la falta de buques de todo tipo, pero a su vez nos confirma no haber sido utilizado en ningún momento por la Marina durante la guerra.

Otra nos dice que el 26 de julio de 1940 queda afecto al Departamento de Ferrol, pero se supone que más como residencia o cuartel y por ello o fondeado o atracado, que como buque de guerra.

Y el último dato conocido nos dice que el 3 de febrero de 1954 es dado de baja en la LOBA y vendido, siendo desguazado en Málaga.

Nota:

  • Por nuestra parte hemos intentado averiguar más sobre este entonces joven oficial, y en el Estado General de la Armada de 1966, lo encontramos como D. Antonio Azarola Fernández de Celis, con el grado de capitán de navío, habiendo nacido el 22 de mayo de 1908, saliendo de oficial el 15 de julio de 1925, siendo su primer mando el 1 de agosto siguiente, ascendiendo a capitán de navío el 1 de enero de 1963, estando destinado desde el 29 de marzo de 1955, en la Dirección de Construcciones e Industrias Navales Militares, debiendo pasar a la reserva entre 1966 y 1968, asegurando con ello que para nada repercutió en su vida militar, el devenir de su padre. Estaba en posesión de la siguiente condecoraciones: Caballero de 1ª clase de la Orden del Mérito Militar, con distintivo rojo; Medalla de la Campaña 1936-39; tres Cruces de Guerra; dos Cruces de Caballero de 2ª clase de la Orden del Mérito Naval, con distintivo blanco; Distintivo de profesorado; Cruz y Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Distintivos de Electricista y Submarinos.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Contramaestre_Casado

About the author

Comments

Comments are closed.