Álava-Araba-Hispania-Alfonso XIII

Posted By on 3 febrero, 2022

Álava. Autor desconocido.

Construido por la Societé ProvenÇiale La Ciotat. Francia, 1927.

Desplazamiento: 1.197 t. Dimensiones: Eslora 69’3 por 10’50 de manga y un calado de 5’85 metros. Máquina: alternativa de triple expansión, con 425 C.V. Velocidad: máxima 13 nudos.

Fue encargado por la compañía PYSBE, siendo bautizado como Alfonso XIII, al proclamarse la República se le cambio el nombre, por el de Hispania, al producirse el alzamiento se encontraba en Pasajes, siendo incautado por el gobierno de Euskadi, volviendo a cambiarle el nombre por Araba, fue armado en los astilleros de Euskalduna, con un cañón Vickers de 101’6/50 mm, una ametralladora Hotchkiss/Schwarzlose fabricada en Checoslovaquia de 7’92 mm; concluido el armamento, el 16 de noviembre se le entregó el mando al capitán (mercante) D. Santiago Asolo y Ladea, y como segundo a D. Ambrosio Sarasola Landa.

Durante el tiempo que transcurre entre el 18 de julio de 1936 y el 9 de diciembre seguido, todos los bacaladeros armados de PYSBE, prestaron servicios de guardacostas, protegiendo con su presencia y fuego el abastecimiento de las costa norte de España, en el último día citado por crearse la marina vasca (separada de Valencia), todos sus capitanes recibieron grado militar, pasando a ser denominados Comandantes (el tradicional en España desde 1760) con el grado de teniente de navío, menos el Bizkaya (que se menciona en su historial), como el resto de sus compañeros, sus comisiones eran dar protección a los mercantes que, entraban con ayuda en los puertos del Cantábrico y en algunas ocasiones, para mantener la comunicación con Francia, transportando tanto personas, como oro y divisas, al entrar los nacionales en Bilbao el 19 de junio de 1937, se lo encontraron atracado y medio hundido por avería en máquinas, (o por haber abierto las válvulas de hundimiento, algo muy propio de las circunstancias del momento) y desarmado, fue reparado lo necesario para que pudiera llegar a Ferrol.

Fue recorrido y armado con dos cañones Krupp de 88/45 mm, más otros dos Vickers de 47/50 mm, una ametralladora DCA de 7’92 mm Schwarzlose y 6 cargas de profundidad de 50 kilos, se encontraba en armamento, cuando se le entregó el mando al capitán de corbeta D. Camilo Carrero Blanco, quien había sido comisionado para su puesta a flote, al mismo tiempo se le cambio el nombre, por el consta en este historial, siendo uno de los que intercepto todo tipo de buques, cuando la huida de los gubernamentales a Francia en su mayoría, pues el Reino Unido en cuyos barcos solían salir, no los transportaban a su país, desembarcándolos en Francia, permaneciendo un tiempo frente Nantes y Burdeos enmascarados como simple bacaladeros, para verificar al menos los buques que entraban y salían de dichos puerto.

Fue uno de los dos que al terminar la guerra en el Cantábrico, se quedó en estas aguas, junto al Galerna en comisión propia de proteger las aguas, el resto de buques pasaron todos incluidos los rastreadores (dragaminas) al Mediterráneo.

Su primera misión fue días después, junto al Ciudad de Valencia, Ciudad de Alicante, Mar Cantábrico y torpedero nº 9, formando una barrera a lo largo de la costa gallega, para interceptar al sumergible C-4, quien procedente de Le Verdón, donde se había refugiado al finalizar la campaña del Norte, se supo iba a incorporarse al Mediterráneo, pero el sumergible logro burlar la vigilancia y no pudo ser detectado, seguido participó junto al Galerna, para dar protección en las derrotas del Ciudad de Alicante, en su devenir por las aguas en búsqueda del Virginia y Diana, vigilando el golfo de Vizcaya y las entradas, y salidas sobre Nantes y Burdeos.

El Ciudad de Valencia al amanecer del 1 de enero de 1939, los chubascos eran de nieve y se sumaba la niebla cerrada por ello se acercó, para fondear en Spirbakken hasta el mediodía del 2, durante esta espera recibieron varios radiogramas, los cuales daban posiciones de buques, pero era imposible poder navegar, se dio el caso concreto de llegar un aviso con 60 horas de retraso, en él se le anunciaba la salida de Christiansand con rumbo al Reino Unido, pero sin precisar puerto, del mercante Itxaz Zabal, ex Lolita Artaza, por ello el comandante se puso a rumbo, para intentar divisarlo, pero le fue imposible, manteniéndose en su zona de crucero.

Lo siguientes tres días, permaneció frente a Christiansand, los radiogramas no paraban de recibirse, entre ellos uno daba la noticia de la arribada a Cardiff el 3 enero, del mercante Itxaz Zabal,ex Lolita Artaza, quien había hecho la derrota desde su puerto de salida, pegado a la costa noruega hasta Bergen, de donde arrumbó al norte de Escocia, por otro radiograma recibido, el Agregado Naval en Berlín, advertía de la avería sufrida en su radio durante 48 horas, de ahí los retrasos en transmitir los informes, por otro, comunicaba las pocas ganas que tenían las tripulaciones refugiadas en Bergen y Christiansand, pues se estaba barajando la posibilidad de transbordar la carga a mercantes británicos y con ellos llegar a aguas francesas, para evitar ser atacados por los cruceros nacionalistas, en vista de todas estas comunicaciones, el Estado Mayor decidió prestar más atención al Itxaz Zabal, por ser el único que se había atrevido a moverse y para ello ordenó se reunieran los dos mercantes armados y el Álava, para lograr interceptarlo.

El 6 de enero estando en aguas noruegas, recibió el Ciudad de Valencia la orden de comenzar la búsqueda del Itxaz Zabal, el 7 el Álava, al mando del teniente de navío don Victoriano Sánchez-Barcáiztegui y Aznar, (desde el 26 de mayo de 1938, quien relevo a su anterior compañero), se le ordena vigilar sobre todo la entrada a Burdeos, puerto de supuesta arribada del mercante, se hizo a la mar el mismo día desde Santander, por tenerse noticias de haber salido de Cardiff el viernes 6 de enero a las 20:00, poco después les llego a ambos buques que, el mercante gubernamental había retrasado 24 horas su salida, lo que permitía al Ciudad de Valencia alcanzar la zona más probable de ruta entre ambos puertos y así ayudar a su compañero, de hecho el mercante armado el 8 se encontraba al rumbo 075 de Dover y a 12 nudos de velocidad, con ello se encontraba en la posible derrota del mercante buscado.

Cuando todo estaba previsto, llegó un nuevo radiograma, diciendo que el mercante aplazaba su salida; es de suponer fuera avisado por otros buques, y de ahí que se quedara de momento a la espera, por ello se le dio orden al Álava regresar a su puerto base y comisiones propias, mientras el Ciudad de Valencia, se le indica cruzar sobre el Canal de la Mancha y así impedir la salida no sólo del esperado, sino de cualquier otro. Era la lucha del gato y el ratón.

No obstante nunca se daban por vencidos los nacionales, de hecho el 10 al amanecer se recibe un nuevo radiograma del Estado Mayor, comunicando que el mercante Itxaz Zabal, había salido de Cardiff, dando la orden de volver a sus aguas, por ser el puerto de arribada el mismo previsto, lo peor era que el Álava se encontraba ya a más de 100 millas de distancia, por encontrarse al norte de Suances, pero el Estado Mayor al saber la posición del patrullero, le indica siga su rumbo hasta Santander, para rellenar combustible y víveres para diez días, entrando en puerto el 13 a las 20:30 horas. 

Como ya se veía en el horizonte el fin de la guerra, los gubernamentales intentaban escapar de los nacionales por cualquier medio, así supo el Estado Mayor de la salida de Reval a El Havre o Burdeos, del vapor panameño Fina, ex Patria, activándose de nuevo la alarma en los tres buques, el Ciudad de Valencia abandonaba Santander el 23 a las 00:00, al terminar de ser repostado de víveres y combustible, así como reparadas las últimas averías sufridas, el Álava al terminar de repostar combustible se hizo a la mar, con rumbo a la desembocadura del Gironda, mientras que el Ciudad de Alicante, le llegó la orden al amanecer del 22, cuando se encontraba en el paralelo de Saint Nazaire, virando para estar el mismo día al anochecer en el través de El Havre.

El Ciudad de Alicante continuó su crucero permaneciendo en el Estrecho de Dover y Canal de la Mancha entre el 23 y 29, reconociendo el tráfico marítimo que era muy elevado, por ello de noche navegaba totalmente a oscuras, con la gran dificultad de tener que evitar abordar a algún buque, pues a su vez había varias decenas de pesqueros faenando en etas aguas.

Junto al Ciudad de Valencia permaneció cruzando las aguas de Quessant, mientras el Álava permanecía en las suyas el 25, pero el 26 forzosamente tuvo que ponerse a la capa, pues el temporal aumento de fuerza, siendo el viento del WSW, calmado algo el viento se mantuvo hasta el 28 de enero frente a la Gironda, por recibirse un radiograma éste mismo día a las 20:00 horas del Estado Mayor, comunicando que el Fina había entrado en El Havre el 25, con ello se daba fin al intento de interceptarlo, recibiendo la orden el Ciudad de Valencia y Álava de regresar a Santander, donde entraron el 30 de enero.

Su comandante, don Victoriano Sánchez Barcáiztegui y Aznar, había desembarcado del crucero Almirante Cervera, por recibir el mando del Álava; en agosto de 1938 se le entregó el mando de la 2ª flotilla de bous del Norte, los Tito, Denis y Virgen de Begoña, y el 6 de octubre se le añadió el de la 1ª, con los Fantástico, Virgen del Carmen 2 y Uad-Martín, sumando siete buque al suyo, el Álava, para vigilar las costa entre Estaca de Bares y cabo Higuer.

En esta campaña, llevada buen término por los mercantes auxiliares Ciudad de Alicante y Ciudad de Valencia, mientras les daban resguardo los dos bacaladeros en las aguas próximas a las españolas, fue apresado el vapor Río de Miera, hundido el Cantabria por querer escaparse, encallo y se perdió en la costa noruega el Guernica, no fue mucho, pero su sola presencia si obligó a muchos otros, ante el riesgo de ser capturados, a permanecer en sus puertos, donde al terminar la guerra fueron la mayor parte repatriados. El 1 de marzo de 1939, recibió la orden del Jefe de Estado Mayor, para que junto al Galerna, salir de Ferrol dando remolque a dos barcazas tipo K, (las utilizadas en el desembarco de Alhucemas) la 2 y la 18, siendo la primera la remolcada por éste, saliendo el 8 seguido ambos buques con destino a Cádiz, donde entraban el 11 siguiente, quedando en este puerto hasta finalizar la guerra, pasando a desarme el mismo mes de abril de 1939, siendo entregado a su propietario.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=%C3%81lava-Araba-Hispania-Alfonso_XIII

About the author

Comments

Comments are closed.