Denis P-21-HMS John Clavell

Posted By on 10 diciembre, 2021

Denis Bou. Autor desconocido.

Construido por Hepples, en Shields. Reino Unido, 1919.

Desplazamiento: 276 tn. Dimensiones: Eslora 37’19 por 7’50 de manga y 3’80 metros de calado. Maquina: Alternativa de triple expansión con 384 C.V., con calderas a carbón de 12’6 kg. Velocidad: máxima 11 nudos. Armamento: un cañón Vickers de 76’2/50, un Nordenfelt de 57/37 mm y una ametralladora Maxim.

Encargado como patrullero para la Royal Navy, con el nombre de HMS John Clavell, pasando a ser desarmado y convertido en pesquero, en 1929 fue comprado por un armador de La Coruña, renombrándolo con el de este historial, al producirse el alzamiento era de los buques disponibles de la Marina, fue el primero en ser requisado por los nacionales, y a finales del mismo julio de 1936 ya estaba armado y numerado como P-21, siéndole entregado el mando al teniente de navío D. Manuel Aldereguía Amor, por ello el primero de los bous nacionales en entrar en acción.

El 19 de agosto de 1936 el acorazado España 2º, bombardeo con 20 disparos, las proximidades de Guadalupe, de donde recibió dos proyectiles que cayeron al mar en su estela, arrumbando al cabo Peñas, donde le esperaba el crucero Almirante Cervera y éste bou, llegando en la madrugada del 20, el recién nombrado Almirante Jefe de la Escuadra Nacional, por otra parte casi inexistente; al amanecer trasbordó a un bote del acorazado, para trasladarlo a bordo del Denis, donde se reunieron los otros dos comandantes el del Tritonia y Ciriza nº 4, para darles apoyo a los tres y que a pesar de los pocos medios, nadie dudara nunca de su efectividad, con ello levantó la moral de sus dotaciones, volviendo a embarcar en el bote por la tarde y regresar al acorazado, quien arrumbo a Ferrol donde entró el 21 seguido.

Al desembarcar del bou el Almirante, se dio la orden a éste y el Tritonia de acercarse frente a Gijón, porque el crucero Almirante Cervera debía acudir a dar apoyo con sus fuegos, a las tropas que avanzaban por la carretera de la costa, para intentar liberar Gijón, mientras los bous con su pobre artillería proteger, a los defensores de los cuarteles entre ellos el de Zapadores, asediados por los gubernamentales, el mismo 20 a las 14:00 el Denis pidió apoyo al Almirante Cervera, para dar caza a un mercante proveniente del oeste, quien por ser más rápido que él no podía pararlo, e intentaba entrar el Gijón, el crucero vario rumbo al lugar, donde pocos minutos después estaba a la vista, efectuando un par de disparos de aviso, el vapor hizo caso omiso e intento varar, aconchándose sobre la costa, entre cabo Peñas y Avilés, donde ya sin remedio por estar algo cerca el crucero, envío un bote con dotación de presa, siendo abordado.

Era el Arriluce un carbonero propiedad de la Marítima Catalana S.A. con matricula de Bilbao, pero en esta ocasión embarcaba 50 cajas de municiones para el Mauser de 7 mm, 15 cureñas para cañones de 76/2 mm, más algunas con víveres; las cureñas eran para los cañones construidos en Reinosa (Santander) por la misma S.E. de Construcción Naval, el mal estado del casco al ser revisado y comprobar su carga, obligo a apresar al capitán y varios tripulantes que no pudieron saltar a tierra, quienes embarcaron en el bote, del que se hicieron cargo los dos bous, mientras el crucero abría fuego sobre el mercante para evitar que la carga llegara al enemigo, a pesar de ello varias de la cureñas sí pudieron ser recuperadas por quienes las habían pedido, al concluir todo este incidente, los comandantes de los bous, fueron felicitados por el del crucero.

El 3 de septiembre, participo en la persecución del sumergible C-5, junto a prácticamente la mayor parte de las flotillas de bous, pero su poca velocidad y ningún sistema a bordo para localizarlo, pudo llegar a su destino entrando en el puerto de Bilbao, pero si causo muy mala impresión en el comandante y dotación, por la forma y cantidad de buques que le persiguieron, lo que significó una muy fuerte bajada de moral el fracaso.

El 13 de septiembre fue tomada por los nacionales la ciudad de San Sebastián, recibiendo la orden de pasar a la nueva base de Pasajes, los bous Virgen de Icíar, Alcázar de Toledo, Denis y Virgen del Carmen, por ello los nueve bous dieron escolta al acorazado, quien bombardeo objetivos militares de Gijón, con once proyectiles de 304’8/50 mm y veinticinco de 102’6 mm, lo curioso y por ello debe resaltarse es que, para dar escolta al acorazado, por la falta de unidades navales adecuadas, se recurría a los bous, quienes ni siquiera lograban mantener la velocidad del protegido, por ello en varias ocasiones el acorazado los dejaba atrás.

El 19 siguiente, formo parte de los que hundieron al sumergible B-6, regresando para recargar combustible junto a su compañero el Virgen del Carmen, entrando en Ribadeo el mismo día por la tarde, el 20 se recibió la orden general, para que todos los bous pasaran a Ferrol, por haberse confirmado que pronto estaría la Flota gubernamental en estas aguas, encabezada por el acorazado Jaime I, por ello había que ponerse a salvo, ya que ni la base podía de lejos ser segura, salieron el mismo día de noche y entraron en el puerto ordenado el 22 por la tarde.

Al pasar el peligro regresaron a su base, por ser avistada la Flota gubernamental por un avión, a más de 100 millas de la costa de La Coruña, comenzando de nuevo a vigilar la mar, el 15 de octubre de 1936, fue apresado el Galerna, por la flotilla de bous nacionales con base en Pasajes, fue avistado por estos a las 15:00, la flotilla la componían el Alcázar de Toledo, al mando del alférez de navío don Javier Saldaña Sanmartín, Virgen de Icíar, al mando del teniente de navío don Ángel Bona Orbeta, Denis, al mando del teniente de navío don Manuel Aldereguía Amor y Virgen del Carmen, al mando del teniente de navío don Francisco Javier Quiroga Posadas, siendo abordado por una dotación de presa del Alcázar de Toledo, para marinarlo al puerto base de la flotilla, pasando el 30 seguido a Ferrol, volvió a salir con rumbo a su puerto base, estando de tránsito, apresó al Gazteiz y poco después el Isla de Tenerife.

Participando en varios apresamientos y sobre todo, los enfrentamientos con los marinos de la Royal Navy, sufriendo el 5 de diciembre la pérdida de su compañero Virgen del Carmen, al sublevarse la dotación, siendo apresados su comandante el teniente de navío D. Francisco Javier Quiroga y Posadas y su jefe de máquinas D. Cándido Pérez Expósito, quienes fueron fusilados por traidores, tras un juicio de guerra, lo que significó una pequeña bajada de moral, pero al mismo tiempo un revulsivo, para no dejarse capturar y menos aún vivo.

Entre el 5 y 9 de marzo de 1937, permaneció en una barrera junto a los de su flotilla, pero al que esperaban fue capturado por el Galerna, (éste por ser un bacaladero tenía más velocidad, y se le armó muy rápidamente, por ser muy necesario) al saber la noticia regresó a su base, continuo con sus salidas y barreras, todo porque en esta época no existía el radar, y por ello no había otra forma de avistar buques que, navegar alejados entre ellos al menos unas 25 millas, yendo en forma de escalones en su navegación, para cubrir más mar y poder cumplir con sus limitadas fuerzas, a que otros más rápidos y mejor armados, pudieran darle caza, esto siempre que la mar lo permitiera, pues en varias ocasiones estos pequeños buques, se veían en la obligación de protegerse, e incluso arribar a algún puerto cercano, lo que era factible al progresar las tropas por tierra, facilitando poder entrar aunque fuera un lugar pequeño.

El 29 de marzo al salir de las aguas francesas, hundió al Mar Caspio por no obedecer sus órdenes, continuando en sus barreras apreso el 20 de abril, al vapor con bandera danesa Esther Mary por el Galerna, quien había salido de Bayona con intención de arribar a Bilbao, pero el patrullero se lo entregó a éste y lo condujo a Pasajes, en la primera semana de mayo, el patrullero, éste y el Alcázar de Toledo, a petición del mando, bombardearon unos objetivos militares en cabo Machichaco.

Al entrar los nacionales en Bilbao el 19 de junio, fue el primero que entró en el puerto, donde quedó asignado como su base; entre el 4 y 6 de julio, volvió a otra de sus barreras, siendo como casi siempre desde su incorporación el que hiciera la captura el Galerna, del Liberte, un carguero pequeño con sólo 305 tn. de registro, con bandera francesa, quien ya había estado cruzando, entre puertos franceses y españoles en varias ocasiones, pero otra vez el patrullero le entregó la presa, para dejarlo a salvo en Pasajes, a primeros de agosto, se nombra su comandante al teniente de navío D. Ángel Bona Orbeta.

Para dejar muy claro cómo funcionaba la Royal Navy, el 14 de agosto de 1937 el crucero Almirante Cervera, intercepto un mensaje del HMS Fearles a todos los buques de su bandera, el cual decía: «Conocedores de la negativa francesa de admitir a más refugiados españoles, es preciso que salgan todos los buques de estos puertos, porque tampoco pueden ser desembarcados en el Reino Unido, por unirse a la decisión de Francia.» (Para más explicaciones, libritos de mano.)

El Denis con base en Bilbao, el 18 de agosto se encontraba en la mar, para tratar de capturar buques que salían de cualquier puerto de su zona de vigilancia, entre este día y seguido 20 apreso a cuatrocientos cuarenta fugitivos, el 22 se encontraba frente a Castro Urdiales, con su pareja el Mercedes, apresando a varios otros buques, transportando evadidos.

Entre el 22 y 25 permaneció en la mar, dando apoyo al crucero Almirante Cervera, éste apreso tres buques, un pesquero el Babiola Tarjón, el remolcador Arin-Mendi y el pesquero Virgen de los Remedios, todos ellos frente a Santander con evadidos del frente, incluso el remolcador con los directivos de la Naviera Sota y Aznar, a excepción del primero, quien por dar datos de la situación en la ciudad cántabra arrumbo a Bilbao, para conocimiento del comandante de Marina de la ciudad, los dos restantes le fueron entregados al Galerna y Denis, para a su vez conducirlos al mismo puerto, pero estos con escolta, (recordar que el 26 de agosto, entraban los nacionales en Santander), el mismo día se le ordeno junto a su pareja, ahora el Virgen de Begoña, para cruzar frente a Santoña, donde se le unió el Torpedero nº 7, y todos recibiendo el apoyo del crucero Almirante Cervera, viendo como el 27 siguiente entraban las tropas nacionales en la población de Santoña, a ellos unos días antes se había unido el minador Júpiter.

Los incidente con la Royal Navy no habían terminado, al parecer hubo un acuerdo de Aguirre (presidente vasco) con ellos, de hecho el 30 de agosto, el minador Vulcano, informaba que ese día frente a Santoña, estaban dos mercantes, el Marvia y Kenfigpool, un destructor también HMS, y otro francés, más el vapor español Arichachu, a su bordo con tropas, para desde Santoña sacar a todos los posibles combatientes y no tanto, en buques británicos, éste acuerdo conocido por «Terminus» lo desautorizo, dando la orden tajante de no salir nadie del puerto, sólo se autorizó la salida del mercante Bobie, con 533 heridos; como el problema aumentaba el 3 de septiembre se incorporó el Denis, pero esta vez al mando del teniente de navío de la Reserva Naval D. Juan Alsina Triado.

Entre tanto el Seven Seas Spray entro en puerto, pero al hacerlo fue asaltado por tropas nacionales, a su vez permanecían fuera de las aguas españolas los también británicos Marvia y Hillen, éste intento entrar, pero el minador Júpiter se interpuso y le obligo a salir, fue el 4 de septiembre cuando el almirante británico Mackinnon, con insignia en el acorazado HMS Resolution, pidió al capitán de su destructor HMS Foxhound, quien estaba en la salida del puerto de Santoña, ¿dónde se encontraba el Seven Sea Spray al capitán de navío Manuel Moreu Figueroa, comandante del crucero nacional, éste se puso en contacto con el Comandante General del Departamento Marítimo de Ferrol, quien le respondió al almirante inglés: «El vapor Seven Seas Spray está en Santoña» en esta respuesta es obvio no dice la verdad, pero al enemigo ni conversación y donde las dan la toman.

De hecho el comandante Moreu en su Parte de Campaña, escribió: «La verdad es que nos falta información.» refiriéndose al acontecer de estos días, porque no sabía lo que ocurría frente a este puerto, ni la causa de la presencia de tanto buque de guerra y mercantes de todo tipo, cuando la zona prácticamente estaba en manos nacionales.

Con el resto de compañeros, estuvieron vigilando entre Avilés, Gijón y Ribadesella, pero el continuo navegar, le obligó a regresar el 19 de septiembre a su base, entrando en Bilbao donde fue puesto en seco y permaneció en reparaciones hasta el 24 de octubre seguido, cuando al ser activado pasó a su flotilla, ésta permaneció en estas aguas, para impedir el paso por mar a Francia de refugiados, cubriendo por ello la zona costera entre Estaca de Bares y cabo Higuer, junto a sus compañeros Tito, Virgen de Begoña y los de la 1ª flotilla, Fantástico, Virgen del Carmen y el patrullero Uad-Martín, siendo el jefe de todos ellos el Álava, al mando del teniente de navío D. Victoriano Sánchez-Barcáiztegui Arnaiz, quien había tomado el mando de todos ellos el 26 de mayo de 1938, al no encontrar más datos, suponemos que transcurridos unos meses, sería desarmado y devuelto a su propietario, para con su trabajo aportar alimentos, porque en una guerra siempre es lo primero que falta, incluso el agua tan necesaria para vivir como vivir de ella.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Denis_P-21-HMS_John_Clavell

About the author

Comments

Comments are closed.