Arcila-HMS Willian Doak

Posted By on 30 enero, 2022

Arcila. Autor desconocido.

Construido por Goole S.B. & Rep. Co. Reino Unido, 1917.

Desplazamiento: 520 t. Dimensiones: Eslora: 44 por 7’20 de manga y calado de 4’82 metros. Máquina: Alternativa triple expansión de 450 C.V. Velocidad: máxima 10 nudos. Armamento: dos cañones Armstrong de 76’2/50 mm.

Comprado en 1922 por el gobierno español, al producirse el desastre de Annual, se incorporó a la Marina en junio de 1922.

Era el patrullero HMS Willian Doak, al incorporarse a la Marina se le renombró con el nombre de este historial; era un buque especial, por llevar instalados unos hidrófonos desde 1923, aprovechando la parada para así mismo instalarle un nuevo equipo de T.S.H.

Al producirse el alzamiento, se encontraba en Las Palmas de Gran Canaria, al mando del teniente de navío D. Fernando Balen y García, y como Segundo al alférez de navío D. Gabriel Pita da Veiga y Sanz, quedando desde el primer momento en la zona sublevada, mientras la esposa e hija del general de división Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, General en Jefe del archipiélago, embarcaron en él el 19 de julio de 1936, donde pasaron la noche y el siguiente 20 trasbordaron a las 16:00, al Waldi, mercante alemán, poniéndolas a salvo por lo que pudiera ocurrir, al parecer fueron desembarcadas en Lisboa.

Fue reforzado con una sección de infantes de marina, e inmediatamente se hizo a la mar, con la comisión de aplastar los puntos donde los gubernamentales se habían hecho fuertes en el archipiélago, sucesivamente se fue logrando, siendo la primera zona la Guía, al concluir Galdar, seguida por Agaete, regresó a su puerto base y embarcó el comandante de infantería, D. Bartolomé Guerrero, con algunos oficiales y un sargento de la Guardia Civil, en la derrota le fue comunicado al comandante por algunos marineros, las intenciones del primer maquinista de sublevarse, al estar oyendo las instrucciones para ello del 3º radiotelegrafista Benjamín Balboa, desde la Ciudad Lineal de Madrid, pero ante la presencia de tanto oficiales y jefes, se abstuvo de intentarlo, regresando a su base el 23, cuando el comandante desembarcó para dar los partes en la Comandancia de Marina, su Segundo quedó a bordo junto a un cabo y dos marineros, detuvieron por rebelión al comité de a bordo, con ello se evitó cayera en manos gubernamentales el patrullero.

El 24 a las 01:00 salió con rumbo a Arguineguin, Mogán y Soratico, donde en todos ellos fueron embarcando personal civil y efectivos de la Guardia Civil, con los cuales se había tranquilizando las agua en las poblaciones citadas, pero con ellos a bordo se acercó al Barranco del Asno, donde se vio forzado a utilizar su artillería, con ello dejo muy clara las posibilidades de los allí enfrentados, dando por finalizada la guerra en el archipiélago, de hecho no se volvieron a oír disparos en todo él, fueron capturados todos los gubernamentales, pasando a bordo y trasladados a Las Palmas, donde fueron llevados a la comandancia de Marina el mismo día.

Se recibió la noticia del posible paso del crucero Méndez Núñez, quien proveniente de la Guinea en manos gubernamentales, se suponía pasara por las islas, dada la potencia superior de éste buque, se mantuvieron el cañonero Canalejas y el patrullero Arcila en puerto, a la espera de saber si atacaría las islas, o sólo cruzaría con su rumbo a Cartagena, opto por lo segundo y ni siquiera se le avisto, pasado el peligro entre el 2 y 4 de agosto ambos buques formaron barrera, entre Fuerteventura y cabo Jubi, Gran Canaria-Fuerteventura, y otra entre Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, a la espera del vapor Cabo Santo Tomé, al que no se pudo avistar, vuelto a recibir noticias del paso Cabo San Agustín, entre el 19 y 25 seguido, regresaron a las mismas aguas, pero de nuevo no pudieron encontrarlo.

Otra información, avisaba del paso a su vez del Magallanes, quien proveniente de Méjico transportaba una importante cantidad de material de guerra, (entre otros seguro, 35.000 fusiles) por ello el Almirante, dio la orden al crucero Almirante Cervera de tomar posición, para avistarlo a la entrada del Estrecho, a su vez en las islas Canarias, los dos buques disponibles formaron barrera, por si el mercante gubernamental, intentaba bajar más para luego embocar el Estrecho, de hecho el Arcila subió casi a la parte sur del Estrecho, donde el 6 de septiembre divisó la silueta de un crucero tipo Libertad, (más tarde se supo era el Miguel de Cervantes) llegando a estar a tan sólo dos millas de él, pero la noche le amparó.

Al amanecer se dio cuenta que, por la popa del crucero navegaban dos destructores, por ello se acercó todo lo posible a tierra africana, para no ser avistado, por las conversaciones de entre ellos, (más tarde se confirmó eran el Almirante Miranda y Churruca), todo ello alerto a las fuerzas navales nacionalistas muy mucho, por ello se mantuvo en el paralelo de Rabat y Arcila, pero en esta ocasión al verse tan sólo el patrullero decidió bajar, hasta la desembocadura del río de la isla Graciosa, pensando podría encontrar apoyo en el mercante armado Domine, quien se encontraba en el paralelo del Puerto de La Luz, pero no pudo enlazar con él, así el 8 cruzó el meridiano de Alegranza, variando rumbo al NE., el 9 seguido por ser materialmente imposible enfrentarse a sus enemigos, fondeo a las 22:00 del mismo día en el puerto de La Luz, sin haber podido contactar con el Domine.

Sabiendo que en las islas ya no sería posible sufrir un ataque, el patrullero recibió orden a primeros de noviembre de entrar en Cádiz, donde en el Arsenal de La Carraca se le efectuó un buen recorrido, cambiándole algunas planchas del casco y reparar su máquina, al estar de nuevo alistado, el 25 de septiembre de 1936 se le entregó el mando al teniente de navío D. Diego Feria Hernández, por ser nombrado su anterior comandante a serlo del mercante armado Ciudad de Mahón; quedando afecto a las fuerzas navales del Estrecho, continuando en su misión de vigilar el Estrecho.

Por orden se unió a las fuerzas navales para la toma de Málaga, teniendo lugar en el fuego y pequeños combates el 14 de enero de 1937, prosiguió en su misión de vigilancia y protección del tráfico marítimo, hasta que en enero de 1938, se le destino de nuevo al archipiélago, con base en la isla de Santa Cruz de Tenerife, donde le llegó la noticia del fin de la guerra. Prosiguió en su cometido de guardacostas en la Armada. Era uno de los mejores buques, quedando demostrado que fue dado de baja el 2 de diciembre de 1970, permaneciendo en activo desde su compra 48 años y en sus cuadernas 52.

Bibliografía: Para leer clicar sobre ella.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Arcila-HMS_Willian_Doak

About the author

Comments

Comments are closed.