Isabel II visita Galicia y Asturias 1858.

Posted By on 1 agosto, 2021

Tan satisfecha quedó S. M. del viaje anterior, que quiso viajar para conocer las tierras de Asturias y Galicia, para ello efectuó otro viaje, yendo la familia Real acompañada del Presidente y el Ministro de Marina, saliendo de la Villa y Corte el 21 de julio. Quesada ya había ordenado formar otra demostración de la Armada en estas costas con igual escuadra, la diferencia era que la costa cántabra se encontraba muy agitada, nada impidió a S. M., abordar en Gijón el vapor Isabel La Católica, pero por seguridad se mantuvieron cercanos a la costa, llegando a Ferrol el 1 de septiembre desembarcando la familia Real, donde la Reina fue recibida como nunca lo había sido, llegando a caerle unas lágrimas por la inmensa impresión de alegría recibida.

En este Arsenal S.M., firmó un Real decreto fechado el 15 de julio, nombrando al Ministro Quesada, Senador del Reino. La Real familia fue transportada al Arsenal, donde desde una soberbia tribuna presenciaron la botadura de la corbeta Narváez y la goleta Diana (después pasó a llamarse Rosalía) donde don Casto Méndez Núñez tuvo por primera vez la ocasión de besar la mano de la Soberana y se colocó la quilla de una fragata, invitando a doña Isabel II le pusiera nombre y por todo lo acontecido en ese día, le salió del alma el de Lealtad.

Cumplimentado este acto en días sucesivos la familia Real abordó el navío Rey don Francisco de Asís, para presenciar desde él las evoluciones y maniobras de la escuadra, formada por: las fragatas Perla y Petronila, corbeta Mazarredo, vapores Ulloa, Pizarro, María Isabel, Isabel la Católica y goleta Santa Teresa, quedando muy complacida de la instrucción de las dotaciones, pasando a almorzar con toda la oficialidad, por ser ésta quien pagaba el agasajo admitiendo la Reina el regalo.

Al concluir la comida se le invitó a conocer el buque hasta en sus más mínimos detalles, para ello le hicieron pasear por todas sus cubiertas, llegando al sollado, quedando gratamente sorprendida sobre todo al ver los pañoles de pólvora y granadas. Guardándole un último detalle, no fue otro que en el mismo lugar se le pidió descubriera una placa de bronce donde se había grabado el nombre de la Reina y la fecha de visita. Fue tal la alegría que se llevó que, para demostrar su aprecio permaneció a bordo dos días enteros compartiendo con todos y conversando incluso con los marineros, los cuales atorados solo les salía balbuceos ante la presencia de doña Isabel, pero los oficiales intervenían y al final algo se les entendía.

Debía ser transportada la familia Real a la Coruña, para ello se designó a la fragata Petronila, de la que desembarcó S. M., visiblemente emocionada, tanto, que al poco tiempo firmó una Real orden del 3 de septiembre, por ella se emitía una medalla conmemorativa en agradecimiento Real, unas de oro y brillantes para los generales, los jefes de oro, de plata para los oficiales y para las dotaciones de bronce, haciéndose extensiva a todos los que le acompañaron en el primer viaje de Alicante a Valencia, pero estás no fueron pagadas por la Hacienda del país, si no por la propia Reina pues era un agradecimiento personal.

Con la misma fecha se redactó otra Real orden que a su vez el Ministro remitió al Departamento de Ferrol al día siguiente y dice: «Ministerio de Marina. — Excmo. Sr.: La Reina Nuestra Señora (Q. D. G.), al embarcar en este momento, que es la una de la tarde, á bordo de la fragata Petronila, para trasladarse con S. M. el Rey y Real familia al puerto de la Coruña, se ha dignado prevenirme haga presente en su Real nombre á todas las corporaciones y clases del Departamento lo muy satisfecha y complacida que ha quedado por las continuadas y expresivas muestras de afecto y respeto que durante los cuatro días de su estancia en Ferrol le han tributado cuantos dependen de la marina, en unión de los demás vecinos de dicha villa, ordenándome al mismo tiempo dé á todos las gracias por su buen comportamiento, digno de la cultura propia de la capital de un Departamento marítimo, y por el entusiasmo con que se han distinguido, patentizando de este modo una vez más el extraordinario amor y lealtad que profesa á su Real persona y familia. Así pues, á V. E., como primera autoridad del Departamento, hago fielmente presente los sentimientos de S. M. la Reina, para que les sirva de satisfacción y orgullo las significaciones de aprecio con que á todos distingue tan augusta señora, expresándolo V. E. á las personas que, unidas con la marina, han entendido en todo lo necesario para su régio recibimiento, y dando conocimiento también á las dotaciones de los buques y á los cuerpos y clases de marina que están en el Departamento. De Real órden lo digo á V. E. para su noticia y fines expresados. Dios guarde á V. E. muchos años. A bordo de la fragata Petronila en el puerto de Ferrol á 5 de septiembre de 1858. — Quesada. — Sr. Capitán General del Departamento de Ferrol.»

Bibliografía:

Fernández Duro, Cesáreo.: Viajes Regios por Mar en el transcurso de quinientos años. Sucesores de Rivadeneyra. Madrid, 1893.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta J. López. Madrid, 1873.

Compilada por Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Isabel_II_visita_Galicia_y_Asturias_1858

About the author

Comments

Comments are closed.