Ildefonso San 1785

Posted By on 23 mayo, 2021

Navío de 74 cañones

En febrero de 1784 el brigadier Romero de Landa recibió de la corte española la orden de trabajar en los planos de un navío de 74 cañones que fuesen muy veleros, cuya característica habían carecido los navíos españoles en la última guerra.

Primero de una serie de ocho navíos de 74 cañones diseñados por el ingeniero español don José Romero Fernández de Landa. Por los informes favorables tras las primeras navegaciones se convirtió en el prototipo de otros siete navíos nombrados San Telmo, Intrépido, Infante Don Pelayo, Conquistador, San Francisco de Paula, Europa y Monarca y construidos en los años siguientes. Fueron los mejores navíos españoles hasta el momento, mejorando en todos los aspectos a los anteriores diseñados por el ingeniero don Francisco Gautier.

Al navío San Ildefonso se le colocó la quilla en el arsenal de Cartagena a primeros de mayo de 1784, siendo botado el 22 de enero de 1785. Costo 3.311.760 reales. Recibió este nombre por Real Orden del 10 de agosto de 1785. Tenía las siguientes dimensiones en pies de Burgos: 190 pies de eslora, 167 pies de quilla, 52 pies de manga, 25 pies de puntal, 24,4 de calado a popa, 22,10 de calado a proa, 26 pies de plan. Pesaba 1.619 toneladas de carga y 1.815 toneladas de arqueo. Llevaba 12.000 quintales (552 toneladas) de lastre. La artillería era de 28 cañones de a 24 libras en la 1ª batería, 30 de a 18 libras en la 2ª batería, 12 de a 8 en el alcázar, 4 de a 8 en el castillo. Solían llevar también 2 ó 4 pedreros de a 4 en la cubierta toldilla o también 4 obuses.

En marzo de 1785 se entrega su mando al primer comandante, el capitán de navío don Ignacio María de Álava. El 7 de junio de ese año zarpa de Cartagena con el navío San Juan Nepomuceno y las fragatas Santa Brígida y Santa Casilda, todos al mando del jefe de escuadra don José de Mazarredo, para tratar la paz con Argel, regresando a Cartagena el 23 de agosto. La travesía es aprovechada para hacer comparaciones entre los diferentes sistemas de construcción, inglés, francés y de Romero Landa. El 9 de enero de 1786 don José de Mazarredo deja su insignia para pasar a la Corte y el capitán Álava deja el mando, pasando el navío a situación de desarme al mando del capitán de navío don Francisco Ruiz de Cárdenas.

El 10 de abril de 1788 zarpa de Cartagena para dirigirse a Cádiz con el navío San Fulgencio y el bergantín Galgo. Estaba al mando del brigadier don Fernando Daoiz. Al llegar a Cádiz se incorporó a la escuadra de evoluciones del mando del jefe de escuadra don José de Córdoba y Ramos, compuesta por los navíos San Ildefonso, San Fulgencio, San Leandro, San Francisco de Asís, San Agustín, San Antonio y San Sebastián, las fragatas Santa Brígida, Nuestra Señora de la Soledad, Santa Florentina y Santa Gertrudis, los bergantines Galgo, Ligero y Cazador y la balandra Ventura.

Entre el 23 de mayo y el 24 de junio efectuaron navegaciones para comparar los navíos San Ildefonso, San Fulgencio y San Leandro, del sistema de construcción Romero Landa, con los navíos San Agustín y San Francisco de Asís, del sistema francés. Tras modificar parte de la arboladura, carenar y forrar de cobre en el arsenal de La Carraca el 15 de julio, zarpa de nuevo el 5 de septiembre con los navíos San Agustín y San Leandro para repetir las pruebas entre el 26 de septiembre y el 5 de octubre.

Concluida la campaña en octubre de 1788, el San Ildefonso entra en Cartagena el día 9 de ese mes con los navíos San Sebastián, San Agustín, San Francisco de Asís y San Leandro, quedando desarmado. En 1790 se encontraba asignado al departamento marítimo de Cartagena.

En 1790 es armado por Real Orden del 13 de abril e incorporado a la escuadra del teniente general don José Solano Bote, marqués de Socorro, al mando del capitán de navío don Domingo de Nava. Esta escuadra es formada por los incidentes de Nootka con los británicos, que a punto estuvieron de provocar una guerra. Había zarpado de Cartagena el 26 de mayo para unirse a la escuadra en Cádiz. Concluida la campaña en aguas del cabo Finisterre, entró en Cádiz averiado el 8 de septiembre de 1790, volviendo a zarpar el 21 de diciembre para entrar en Cartagena el día 27, donde quedó desarmado.

En 1792 se le hicieron varios cambios en los compartimentos internos. Comienza su armamento en febrero de 1793 en el arsenal de Cartagena. El 6 de mayo de 1793, al mando del brigadier don Domingo de Nava Grimon y Porlier, zarpa de Cartagena con la escuadra del teniente general don Francisco de Borja para la campaña de Cerdeña, tomando parte en mayo en la ocupación de las islas de San Pedro y San Antíoco, cruceros sobre las costas de Génova y Francia y en operaciones en apoyo del ejército piamontés y napolitano en las riberas del Var. Con el navío Soberano regresó a Cartagena el 17 de julio por las enfermedades en las dotaciones.

Para la siguiente campaña, se incorpora a la escuadra del teniente general don Juan de Lángara y Huarte, zarpando de Cartagena el 7 de agosto de 1793. Seguía al mando de brigadier Nava. El 2 de septiembre de 1793 se hizo a la vela desde Tolón con el navío San Joaquín, ambos navíos al mando del brigadier Nava, con orden de cruzar sobre el puerto de Marsella para evitar la entrada de socorros.

Estando en Tolón, combatió en varias ocasiones con las baterías terrestres francesas que asediaban el puerto y la ciudad. El 24 de septiembre, las baterías enemigas se centraron en el San Ildefonso, causándole cinco heridos, siendo estas baterías siempre silenciadas por los cañones de los navíos. Tras la evacuación de Tolón el 19 de diciembre, entra en Cartagena el 4 de enero de 1794, donde el día 25 su comandante Nava es ascendido a jefe de escuadra y deja el mando del navío.

Al mando del brigadier don Antonio de Escaño desde el 15 de febrero de 1794, zarpa de Cartagena para dejar en Liorna a 500 refugiados toloneses, 80 de ellos eran mujeres. El gobernador no los quiso recibir, pero desembarcaron por las portas del navío, diciendo Escaño que se habían evadido sin su consentimiento. Pasó después a Gaeta para desembarcar a las tropas napolitanas evacuadas de Tolón por la escuadra española.

En Liorna se incorporó a la escuadra del general don Juan de Lángara que trajo a España al príncipe heredero de Parma, después rey de Etruria, para casarse con la infanta doña María Luisa. Llega a Cartagena el 11 de mayo y el día 15 desembarca el brigadier Escaño por enfermedad, siendo sustituido por el capitán de navío don Jerónimo Bravo. Zarpa de Cartagena el 30 de mayo para dirigirse a la plaza de Rosas, que combatía contra los franceses, acabando la campaña el San Ildefonso al entraren Cádiz el 18 de septiembre.

A finales de septiembre de 1794 pertenecía a la escuadra del Océano con base en Cádiz. Se encontraba al mando del capitán de navío don Gerónimo Bravo. Por una Real Orden del 3 de abril de 1795 se incorpora a la Escuadra del Océano, al mando del teniente general don José de Mazarredo. Fue a Londres para llevar caudales al mando del capitán de navío don José de Ezquerra y Guirior, regresando a Cádiz el 14 de mayo. Dos días después zarpa rumbo a Cartagena al mando de Ezquerra para llevar a Cartagena al marqués de Casa-Tilly, director general de la Armada. De Cartagena sale rumbo a Barcelona llevando 19 millones de reales para el Ejército de Cataluña, regresando el 4 de junio, tras lo cual se incorpora a la Escuadra del Mediterráneo, en ese momento al mando del general don Juan de Lángara.

El 30 de junio zarpa de nuevo en conserva del navío Firme y al mando del capitán de navío don Isidoro García de Postigo, regresando a Cartagena el 31 de agosto, siendo García de Postigo sustituido el 29 de septiembre por el capitán de navío don Rafael Maestre. El 7 de junio de 1796 zarpa de Cartagena rumbo a Barcelona junto al San Juan Nepomuceno con la misión de recoger artillería y municiones y llevarlas a Cádiz, regresando a Cartagena el 1º de septiembre con los navíos San Francisco de Paula y San Fulgencio.

Incorporado de nuevo junto a otros buques de guerra a la escuadra del Océano al mando de Lángara y a punto de entrar en una nueva guerra con Gran Bretaña, zarpa de Cartagena el 5 de octubre de 1796 (el mismo día de la declaración de guerra) para cruzar sobre las costas de Córcega, Italia y Francia, entrando en Tolón a primeros de noviembre. Un mes más tarde zarpa del puerto francés con otros doce navíos franceses para escoltar a la división de Villeneuve que se dirigía a Brest. El 20 de diciembre fondean en Cartagena, siendo don Juan de Lángara relevado por el teniente general don José de Córdoba y Ramos. El 20 de enero de 1797 zarpa con los navíos San Francisco de Paula y Oriente, regresando a Cartagena el día 30.

El 1º de febrero de 1797 zarpa la escuadra de Córdoba con 27 navíos y otros buques para dirigirse a Cádiz. Al llegar a su destino no pudo la escuadra entrar en Cádiz por los vientos de levante y se sotaventó hasta el cabo de San Vicente, donde esta escuadra, reducida a 24 navíos, es sorprendida por la escuadra británica de quince navíos al mando del almirante John Jervis. En el combate naval del Cabo de San Vicente, ocurrido el 14 de febrero de 1797, estaba al mando del capitán don Rafael Maestre, que es suspendido de su empleo por tres años en el posterior Consejo de Guerra tras la batalla, puesto que el San Ildefonso ni tan siquiera llegó a combatir.

Entró en Cádiz con el resto de la escuadra el 3 de marzo, y es puesta al mando del teniente general don José de Mazarredo, siendo la plaza de Cádiz bloqueada por la británica al mando del almirante John Jervis. El capitán Maestre es sustituido en el mando el 15 de marzo por el capitán don Agustín Figueroa. El capitán de navío don Manuel Victoria de Lecea y Vélez obtiene el mando el 28 de junio de ese año, pasando a ocupar su puesto el 1º de julio.

En diciembre entra en el dique de La Carraca para ser carenado. El 6 de febrero de 1798 zarpa con la escuadra de Mazarredo en persecución de los nueve navíos británicos que en ese momento se encontraban bloqueando el puerto de Cádiz, regresando la escuadra española el día 13, después de una infructuosa persecución. El 27 de octubre de 1698 deja el mando el capitán Victoria de Lecea y lo ocupa el capitán don José de Uriarte y Borja.

El 20 de diciembre de 1798, al mando del capitán de navío don José de Uriarte y Borja, zarpa de Cádiz con el navío San Fulgencio, al mando de don Dionisio Alcalá Galiano, y las fragatas Céres, Asunción, Ifigenia, Diana, la francesa Vestal y seis mercantes rumbo a La Guayra y Veracruz, eludiendo la vigilancia de la escuadra británica de bloqueo, aprovechando una tormenta y en la oscuridad de la noche.

Las fragatas se separaron a 40 leguas de Cádiz para seguir su destino a la colonia holandesa de Surinam donde debían desembarcar tropas. La noche del 13 de enero de 1799 se separó el San Ildefonso para entrar en La Guayra y desembarcar parte de las tropas del regimiento de infantería Reina. Llega el navío a Veracruz el 1º de febrero de 1799, donde se reúne con el navío San Fulgencio, al llegar al mismo puerto seis días más tarde.

El 28 de marzo de 1799 zarpan del puerto mejicano los dos navíos y las fragatas Esmeralda, Santa Clara y Medea para dirigirse a la Habana y después a Cádiz, dando escolta a las fragatas Juno y Anfitrite, cargadas de caudales para la Habana, quinientos mil pesos en cada una, al mando del capitán de fragata don Juan Ignacio Bustillo. En el puerto cubano repara en el mes de abril unas averías en el palo mayor antes de zarpar, entrando en Santoña el 15 de mayo con siete millones de pesos, volviendo a burlar a los buques de guerra británicos al hacer una ruta imprevista que lo lleva hasta Terranova.

El 15 de octubre de 1799 zarpa de Ferrol rumbo a Veracruz al mando del capitán de navío don José de Uriarte y Borja, cargado de azogues, 210 cajones de fusiles y papel sellado. Para esta travesía incrementó su artillería a 82 piezas, añadiendo 4 obuses de 32 libras, dos de 9 pulgadas y 4 pedreros de 4, aumentando la dotación a 662 hombres. Llega a Veracruz el 29 de noviembre de 1799 con el navío San Pedro Alcántara. Después de desembarcar la carga zarpa de nuevo rumbo a la Habana y se incorpora a la escuadra del teniente general don Gabriel de Aristizabal.

El 26 de febrero de 1800 toma su mando el capitán de navío don Francisco Alcedo y Bustamante, zarpando de la Habana con otros dos navíos y una fragata para hostilizar a los buques británicos. Con el navío Asia y la fragata Anfitrite escoltó en 1801 hasta la Habana desde las islas de Barlovento a 50 mercantes. Esta división estaba al mando del brigadier don Francisco de Montes, a bordo de la fragata.

El 15 de diciembre de 1801 entra en Veracruz procedente de la Habana con los navíos San Ramón y San Pedro Alcántara. Estaba al mando del capitán de navío don José de Uriarte y Borja. Alcanzada la paz de Amiens regresó a Ferrol con caudales el 7 de julio de 1802, quedando desarmado.

El capitán de navío don Luis Antonio de Florez y Pereyra fue su comandante entre el 21 de noviembre de 1804 y el 19 de febrero de 1805. En enero de 1805 se encontraba desarmado en Ferrol en la escuadra del teniente general don Domingo Pérez de Grandallana, ordenando su puesta a punto en el mes de junio, puesto que España entró en otra guerra con Gran Bretaña en diciembre de 1804.

El 21 de julio sale del dique después de ser carenado y cambiado su forro de cobre, continuando su alistamiento a flote. El 22 de julio es puesto al mando del brigadier don José Ramón de Vargas y Vargas. Debido a las malas condiciones del navío San Julián, el general Gravina elige el 3 de agosto al San Ildefonso para agregarlo a su escuadra, recién llegada de la Martinica. El 3 de agosto completó su tripulación y zarpó el día 13 para unirse a la escuadra franco-española al mando del francés Villeneuve y el español Gravina. Tenían órdenes de dirigirse a Brest, pero el 15 de agosto Villeneuve dio por fracasada la invasión de Gran Bretaña y decide dirigirse a Cádiz, donde fondean el día 20.

Participó en la batalla de Trafalgar el 21 de octubre de 1805 al mando del capitán Vargas, siendo su segundo el capitán de fragata don Anselmo Gomendio. Contaba con una tripulación de 716 hombres (66 oficiales, 244 infantes de marina, 136 artilleros, 125 marineros, 137 grumetes y 18 pajes). Con 34 muertos y 126 heridos se rindió a los británicos.

En 1817 todavía figuraba en las listas de la Marina británica con el mismo nombre.

Bibliografía:

A.G.I. Estado, 28, N.13. Carta del virrey Miguel José de Azanza al ministro de Estado Francisco de Saavedra. México, 28 de febrero de 1799.

A.G.I. Estado, 28, N.23. Carta del virrey Miguel José de Azanza al ministro de Estado Francisco de Saavedra. México, 6 de abril de 1799.

Archivo Histórico Nacional. Sección Nobleza. OSUNA, CT.149,D. 23-25. Cartas de Isidro de Antaño a la condesa-duquesa de Benavente, duquesa de Osuna. Cádiz, 19 de mayo de 1795.

Gaceta de Madrid, nº 8. Cartagena, 22 de enero de 1785, página 63. Publicado el 28 de enero de 1785.

Mercurio histórico y político. Septiembre 1793. Tomo III, pp. 98-99.

Gaceta de México, tomo IX, nº 28. Lunes, 4 de Marzo de 1799, p. 217.

Gaceta de México, tomo X, nº 6. Miércoles, 18 de Diciembre de 1799, p. 41.

Gaceta de México, tomo XI, nº 1. Miércoles, 13 de Enero de 1802, p. 3.

Alcofar Nassaes, José Luis.: Los tres puentes españoles. Revista General de Marina. Agosto 1980.

Fernández Duro, Cesáreo.: La Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Tomos VII y VIII. Museo Naval. Madrid, 1973.

Fernández Duro, Cesáreo.: Disquisiciones náuticas. Volumen V. Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 1996.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: La campaña de Trafalgar (1804-1805). Corpus Documental. 2 tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.

González-Aller Hierro, José Ignacio.: Origen e identificación de algunos modelos de barcos del Museo Naval. Revista de Historia Naval. Año 2002, nº 76.

Juan-García Aguado, José María de.: José Romero Fernández Landa. Un ingeniero de Marina en el siglo XVIII. Servicio publicaciones Universidad de La Coruña, Monografías, nº 59, 1998.

Martínez-Valverde, Carlos.: Escaño. Revista General de Marina. Noviembre 1977.

Núñez Iglesias, Indalecio, Blanco Núñez, José María.: La diversión de Tolón. 2 Tomos. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Paula Cuadrado, Francisco de.: Elogio histórico del Excmo. Sr. Don Antonio de Escaño. Imprenta Real Academia de la Historia. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

VV. AA.: Modelos de arsenal del Museo Naval. Evolución de la construcción naval española, siglos XVII-XVIII. Lunwerg Editores. Colección Ciencia y Mar. 2004.

Todoavante ©

https://www.todoavante.es/index.php?title=Ildefonso,San(1785)

About the author

Comments

Comments are closed.